Opinión

¿Calidad o cantidad en el 2008?

El cierre del 2008 en materia de teatro fue espectacular: aproximadamente 118 producciones escénicas contabilizando aquellas anunciadas en programas de mano, carteles y demás difusión realizada, no cuento aquellas obras que no tuvieron esa línea de comunicación y que me fueron ajenas. Al dar este número incluyo los rubros de estrenos locales (42), escolar (29), nacional (21), obras presentadas en el 2007 (13), talleres de casas de cultura (cinco) y comercial (cuatro) e internacional (cuatro).

Aquí surge la pregunta que encabeza esta columna ¿calidad o cantidad? Por cantidad se superó lo esperado con 118 producciones, que en un cálculo serían tres obras diarias en un año, no está nada mal ¿no?. Sin embargo, este cálculo se  desbalancea en la última quincena de diciembre donde finaliza la cartelera cultural y se acelera en la Feria Nacional de San Marcos donde se llegan a tener más de cinco obras diarias.

En una ocasión comenté a periodistas teatrales en una muestra nacional que teníamos en Aguascalientes un promedio de más de 100 producciones teatrales y cerca de 50 estrenos por año y fue grande su sorpresa ya que en estados como Querétaro o Guanajuato no llegaban ni a los 30 estrenos, y eso que son lugares con mayor actividad cultural que nuestro estado.

Vale la pena hacer un análisis de todo esto, si estos 118 montajes fueron de calidad y sobre todo hacer énfasis de aquellos estrenos que contabilizan 42 que incluyen teatro de la calle, de sala, infantil, pantomima y performance. Yo me quedo con menos de la mitad (14), entre ellos puedo citar algunos que me sorprendieron gratamente La lección, La pecera, Pecado en la isla de las cabras y Jaques y el amo por mencionar algunos. La evolución profesional se ha dado en estos grupos aunados con  la búsqueda de propuestas novedosas; no obstante hay todavía mucho por hacer.

Con relación al teatro escolar es punto y aparte con 29 puestas en escena, y con crecimiento actoral y de producción en varios grupos. Menciono obras como Dolores o la felicidad (alumnos de la escuela de los Arquitos), Sin escalas (universidad La Concordia) así como la búsqueda de comedia musical con buenos resultados como fueron el caso de la Secundaria Federal Congreso de Anahuac y el Tecnológico de Monterrey con Cats y La boda de Sofía, respectivamente que realmente no le pidieron nada a los grupos profesionales.

Considero que el reto más grande para los creativos o aquellos que incursionan en el teatro es que sorprendan al público con sus trabajos y los hagan sus cómplices en futuras producciones. La difusión se ha logrado hasta cierto punto (carteles, volantes, entrevista en los medios, boletines de prensa, internet), sin embargo, la difusión de boca en boca no ha sido muy satisfactoria ya sea porque no han gustado las propuestas o se sigue viendo al teatro local como amateur.

Talento, creatividad y profesionalización la hay, sin embargo se sigue presentando la falta de público sobre todo en los teatros. El reto será seguir trabajando como hasta ahora y llegar al nivel de tener trabajos de calidad y no quedarse en la cantidad.


Vídeo Recomendado


The Author

Julieta Orduña

Julieta Orduña

No Comment

¡Participa!