Opinión

Las bicicletas y la ciudad

Según la enciclopedia electrónica, la bicicleta es un vehículo de dos ruedas, que suelen ser ambas del mismo tamaño y dispuestas en línea. Sirve para el transporte, gracias a la fuerza que se ejerce sobre los pedales, se transmite al piñón en la rueda trasera a través de una cadena de eslabones planos y así se produce el movimiento de las ruedas.

Introducida en el siglo diecinueve en Europa y un siglo después ha dado lugar a la existencia de 800 millones de bicicletas en el mundo, bien como medio de transporte principal, bien como vehículo de ocio. Para Aguascalientes la historia de este medio de transporte se ubica en el siglo veinte y ha pasado de ser un medio de transporte  generalizado hasta los años ochenta, a simple objeto de ocio y recreación.

En el diagnóstico elemental que hago de memoria me queda claro que el automóvil  le ganó la carrera a la bici y la consecuencia lógica de esta derrota fue la significativa reducción de piezas circulando por la ciudad y la obtención de un estigma negativo que supone que lo mejor es tener auto y lo peor transportarse en bici. Tener auto es tener éxito.  Tener bici es de pobres y sin ambiciones.

Ahora que tener auto es algo muy común y que la ciudad vive caos cotidiano de circulación vehicular y que enfrenta problemas de obesidad, nuevamente se impone la idea de recuperar el uso de la bicicleta como medio de transporte. A esta tarea se han integrado varios grupos organizados y la propia presidencia municipal con la idea de crear ciclopistas.     

En definitiva la bici ya es un objeto con historia y de una utilidad social innegable. Supone poco peligro para otros ciudadanos. Favorece la salud de quien lo practica. Reduce  enfermedades cardiacas, algunos cánceres y reduce índices de obesidad. Es barato en comparación con cualquier otro transporte público o privado; ahorra gastos de manutención de un auto. Reduce síntomas de la depresión y permite disfrutar de una mayor productividad en los trabajos. Promueve el civismo. No produce ningún tipo de contaminación atmosférica. En ciudades congestionadas y para distancias de hasta 6 km, la bici es el medio de transporte más rápido.

¿Tendrá éxito esta iniciativa?  No lo sé. Sueño con que así sea aunque imagino que no será fácil. Hacer la ciclopista es un detalle técnico que se resuelve con dinero y voluntad política. Más difícil será persuadir a la ciudadanía para que responda a esta iniciativa porque eso significa reconstruir una tradición para ganar modernidad cuando en nuestra historia inmediata hemos sido educados para entender que la modernidad se construye sobre los escombros de la tradición.


Vídeo Recomendado


The Author

andresreyes

andresreyes

No Comment

¡Participa!