Deportes

Se certificará a instructores del llamado ciclismo de salón

En las instalaciones de Biogym, localizadas en avenida Convención poniente 1125-B, en el fraccionamiento Santa Elena, se llevará a cabo la certificación para instructores de ciclismo de salón, los días 9, 10, 16 y 17 de mayo del año en curso, comenzando a partir de las 11 horas.

El objetivo de esta certificación para Instructores de ciclismo de salón es la de observar el nivel de calidad que estos instructores dan a sus alumnos, para considerar la capacitación que cada uno de ellos requiere y mejorar de manera sustancial su altura como instructor.

Un poco sobre el ciclismo de salón

 

El ciclismo de salón o spinning, consiste en una clase colectiva en la que hay que pedalear sobre una bicicleta estática; su objetivo es trabajar el sistema cardiorrespiratorio, movilizar la grasa y tonificar glúteos y piernas.

Una clase de spinning puede variar, desde media hora de pedaleo suave sentado y con una resistencia muy baja, a una sesión de fuertes cambios de ritmo y alternando de pie y sentado. Esto hace que pueda ser practicado por la mayoría de las personas indistintamente de su nivel de preparación física. En las piernas y en las caderas tenemos los mayores y más fuertes grupos musculares, el fortalecimiento de estos ayuda a la pérdida de peso, a reducir las cartucheras y la celulitis.

El spinning es un deporte prácticamente aeróbico, el trabajo aeróbico moderado y continuado es el más aconsejado para el músculo más importante de nuestro organismo, el corazón. El corazón, con el ejercicio aeróbico, se agranda, se fortalece y pierde parte de la grasa que lo cubre. Por lo que cada latido es hace más potente y puede trasladar más sangre al resto del organismo. Como resultado se produce una bajada de la frecuencia cardiaca en reposo, lo que mejora la economía y la eficacia de nuestro corazón.

El aumento de nuestra capacidad física y de nuestra autoestima afecta reduciendo drásticamente muchos dolores difusos. El fortalecimiento de nuestro organismo hace que estemos más alerta, con más equilibrio y que tengamos un tiempo de reacción complejo más eficiente y rápido, por lo que las caídas y golpes se reducen. El fortalecimiento de los músculos, el engrosamiento de los huesos, hace que las caídas sean menos traumáticas y se recupere el estado normal antes que una persona sedentaria.

Muchos especialistas afirman que una persona de 65 años que haga ejercicio a diario tiene una mayor capacidad física y vital que una persona de 45 años que no realiza ninguna actividad física. Estamos hablando de retrasar muchas variables del envejecimiento, casi 20 años. Los huesos aumentan de grosor haciéndose más resistentes a golpes y lesiones.


Vídeo Recomendado


The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!