Cultura

Subvaloración del trabajo local, pesa sobre comunidad teatral

La falta de sensibilidad que acabó en Aguascalientes con el apoyo a la Muestra Nacional de Teatro y el Programa Nacional de Teatro Escolar, se torna un reclamo y una añoranza permanente que se da en la comunidad teatral, la cual tenía en estos proyectos la posibilidad de crecer a nivel profesional y una alternativa para la conformación de públicos.

Ignacio Velasco es egresado de la carrera de Actuación, de Los Arquitos; cuando él estudió había pocas opciones dónde hacerlo; no sólo en la ciudad sino en la zona centro occidente; la Casa de la Cultura ofrecía algunos talleres y a nivel de desarrollo profesional estaba sólo el grupo “La Columna de Aguascalientes” que en 1995 fue un proyecto único en su género.

“En aquel tiempo llegó incluso mucha gente de estados aledaños para estudiar teatro, de Zacatecas, Jalisco. El perfil de la escuela era muy vasto y ambicioso, aunado al entusiasmo que demostramos los que comenzamos el proyecto al sentirnos parte de un lugar lleno de creatividad y búsqueda”.

Hace nueve meses él decidió salir del estado en búsqueda de mejores oportunidades, porque a través de su experiencia se dio cuenta de las malas condiciones laborales que hay en Aguascalientes para los artistas y por ende para los actores. Se fue a la ciudad de México.

“Trabajé muchos años en el ICA y aunque las experiencias a nivel artístico y pedagógico eran invaluables, no me alcanzaba para sobrevivir sólo del teatro”.

Su trabajo sigue siendo arduo, pero ahora sabe que su capacidad para buscarse espacio y tener opciones culturales es mucho muy grande en comparación con lo que vivía aquí. “Otra de las razones de mi exilio, fue la necesidad de obtener mejores condiciones como creador, artista; aquí en Aguascalientes el trabajo local está subvalorado”.

Para Ignacio, las ausencias existentes en Los Arquitos tienen una sola alternativa para solucionarlas, y es que, desde arriba, es decir, los altos funcionarios, consideren este espacio como un centro de conocimiento digno de evolucionar; porque más allá de los esfuerzos de la gente que trabaja directamente con los estudiantes, hace falta un apoyo completo e incondicional para esa escuela que incluso representa a este estado, en todo el país.

En Aguascalientes hace falta infraestructura para desarrollarse como creativo, autogestor y productor de los trabajos propios, para que los artistas no tengan que depender de la benevolencia de la institución. “No creo que los artistas debieran estar supeditados a lo que les dé el instituto; lo que sí debería suceder es que la institución empuje las manifestaciones de la gente creativa del estado”.

Sin duda alguna, hay otros lugares que son más propicios para el crecimiento artístico, incluso hay opciones increíbles para el actor; el problema es qué tantas posibilidades tienen ellos para acceder a esas oportunidades, además de que depende mucho de los intereses de formación y crecimiento de cada persona.

“Muchos de los egresados hemos tenido la oportunidad de salir del país y perfeccionarnos en áreas alternativas; en mi propia experiencia he encontrado lugares donde el arte se convierte en un verdadero fenómeno social, esa es la diferencia: que en México, las artes no son un artículo de primera necesidad”.

Luego de 10 generaciones egresadas de la carrera de Los Arquitos, es necesario que la carrera crezca, que se genere un crecimiento como resultado del esfuerzo del equipo técnico y de los mismos actores que están involucrados con este proyecto académico. 


Vídeo Recomendado


The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!