Cultura

Un problema común, el hecho de que en provincia, nadie vive de la actuación

Muchos actores en su desarrollo profesional aspiran a ir a la ciudad de México a “probar suerte”, porque generalmente en provincia nadie vive de la actuación, quizá de ser maestros o tener empleos alternativos, pero no por el mero ejercicio del teatro; así lo ha vivido Jorge Flores y es lo que se percibe en Aguascalientes.

Para el histrión, el nivel de teatro que se hace en la ciudad es muy variable: lo mismo hay montajes buenos que otros poco afortunados, o grupos de jóvenes que apenas comienzan y no encuentran la forma de tener éxito. Hay de todo.

Lo que sí es una realidad en el ámbito de formación de actores, es que cada vez hay más espacios para estudiar, tanto en el Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA) como en foros independientes.

Aun así faltan cosas por hacer, y Jorge consideró que una de ellas es contar con mayor apoyo de las instituciones en lo referido a la apertura de espacios para presentaciones; la permanencia de las temporadas de las obras; además de la formación a través de cursos, talleres y seminarios relacionados con temas diversos en el teatro.

Para bien o para mal, en ciudades como ésta los recursos siempre serán más limitados que los que tienen en la capital del país, y no se diga en el extranjero, donde en primera instancia el arte y la cultura son una prioridad, es por eso que en muchas de las ocasiones, a falta de presupuesto y formación, los actores son vestuaristas, maquillistas, escenógrafos, reparten volantes y eligen la música para su puesta en escena.

Aunque sería ideal que para cada montaje se contara con personal asignado a cada una de las áreas, para que se optimizará el tiempo y el esfuerzo, pero esto no siempre es posible y en realidad hay que trabajar con lo que hay al alcance. “No es lo deseable, pero tampoco es tan complicado, además no tenemos opción; así que la idea es trabajar y buscar la forma de adaptar nuestras necesidades a lo que tenemos”.

Jorge no fue la excepción al echar de menos los encuentros nacionales de teatro, porque dijo que a través de esa actividad, los integrantes de la comunidad local tenían la oportunidad de tener acercamientos, convivir, compartir experiencias y conocimientos que eran útiles para todos, además de que los teatros estaban llenos. “Esta era una buena alternativa para la formación de públicos, porque la gente que asistía a estos encuentros, posteriormente estaba  en las temporadas de las obras de teatro”.

El actor dijo desconocer las razones por las que en Aguascalientes se dejaron atrás este tipo de actividades, destacó que fue responsabilidad de las instituciones, pero también de la comunidad que nunca exigió la permanencia de este espacio o cuando menos otro similar, sin importar si sólo tenía alcances a nivel estatal o regional.

Al cuestionarlo sobre por qué la asignación de dinero sigue siendo un tema de controversia entre los artistas, Jorge arguyó que efectivamente el tema de las becas y los apoyos sigue estando en las discusiones de los artistas, aunque es un tema ya muy gastado y nada aporta al crecimiento del arte.

“Más bien debiera hablarse del actor, del trabajo de producción, de las vivencias y las habilidades que cada uno de los artistas desarrollan y que les permite adentrarse en técnicas diversas para ejercer el teatro”. 

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!