Educación

Hacen prueba piloto de reforma curricular en escuela de Tepezalá

La escuela primaria Abraham Cruz, del municipio de Tepezalá, es la más antigua de la localidad, sus instalaciones han servido como sede de la secundaria, el CONALEP y hasta de un Centro de Atención Múltiple. La cordialidad y el espíritu de trabajo encabezados por el profesor Tomás Díaz Luévano les valió ser una de las cuatro escuelas seleccionadas para el proyecto piloto de la reforma curricular de primaria. 

“Nuestra escuela fue una de las cuatro elegidas para el proyecto piloto de la reforma curricular, que servirá luego como modelo para la muestra nacional, lo que implica una transformación y un crecimiento muy significativo”. 

En esta primera etapa entraron a la prueba piloto los grupos de primero, segundo, quinto y sexto; para el ciclo escolar próximo entrará tercero y cuarto, con una propuesta de transversalidad que tiene entre sus principios la idea de analizar la situación de cada uno de los niños, desde sus condiciones socioeconómicas, psicológicas y de aprendizaje para darle seguimiento en su proceso escolar. 

La primaria fue terminada de construir en 1948 y tres años después la entregaron para que empezara a funcionar, con el paso de los días y el uso, la escuela se deterioró y fue hasta el año 2000, cuando Tomás Díaz tomó la dirección, que muchas cosas cambiaron: la fachada, la pintura de los interiores, los vidrios rotos, los techos, el mobiliario y hasta la relación entre los docentes se renovó. 

“Había desunificación de los maestros, divisionismo, las reuniones técnico pedagógicas no tenían un efecto real porque no se aterrizaban a las verdaderas problemáticas de los niños en su comunidad”. 

Hay 250 niños repartidos en nueve grupos: dos primeros, un segundo, dos terceros, dos cuartos, un quinto y un sexto. Con mucho orgullo, el director recordó que su primaria fue parte de las 21 escuelas que se inscribieron en el programa ‘Escuelas de Calidad’, cuando este empezó, y es de las pocas que ha permanecido firme durante ocho años de trabajo. 

La mayor problemática de los niños en Tepezalá, municipio al que su gente lo define como “el hotel más grande”, es el nivel socioeconómico de sus familias. Todos los días, desde muy temprano, los padres tienen que salir en camionetas y combis para dirigirse a la ciudad de Aguascalientes, vuelven después del atardecer o; en algunos casos emprenden un viaje a Estados Unidos que no saben si tendrá retorno.  

“Las reuniones escolares las tienen sólo con madres de familia porque los papás no se encuentran; es una de las situaciones que más se deja ver entre los niños, incluso se ve algo de desnutrición en los niños” 

Esta situación familiar es un aspecto que los profesores deben trabajar de cerca con los niños y las mamás para sensibilizarlas en cuanto al trato y la estructura de la familia, que no es la tradicional. “Es muy difícil que el niño asimile la ausencia del padre y las condiciones que han venido en aumento de desintegración familiar”. 

Cuando la vida se muestra con estas condiciones tan ásperas, los niños a veces no tienen sueños más allá de lo aprendido en sus casas; “miro caras tristes, a lo mejor es la misma situación dentro de sus familias, a veces da tristeza cuando les pregunto qué pretendes ser tú cuando seas grande, y dicen quiero ser lo mismo que mi papá y cuando les pregunto a que se dedica su papá, me dicen que a sacar el agua miel del maguey”. 

Los maestros trabajan en unión y se complementan.  

Luis Enrique Chávez Tafoya y Naty Gallegos Medina son maestros de la escuela primaria Abraham Cruz. Ellos han buscado la confianza de los padres y los estudiantes para dar una formación integral a los niños.  

Luis Enrique es maestro de quinto de primaria; en ese grado escolar los niños empiezan a vivir los cambios de la adolescencia, están algo rebeldes, no se encuentran y los maestros a través de las clases buscan explicarles sobre estos cambios en esta etapa de su vida. 

El nivel de aprovechamiento de los estudiantes es muy variable, tiene qué ver con la diversidad en sus formas de vida, hay desde hijos de maestros, como de padres o madres solteras. El contexto familiar influye mucho en sus actitudes y sus aspiraciones para ser alguien. 

“Son pocos los que tienen sueños grandes, aunque ellos siempre están insistiendo en que se preparen sin importar cuál sea el oficio o la profesión a la que se dediquen, pero que tengan presente que sean siempre los mejores, con los valores bien cimentados, respeto, progreso y bienestar”. 

Uno de los ejercicios que la escuela ha fomentado entre los estudiantes es el respeto entre niños y niñas. Esta es una cuestión que ellos aprenden desde el ambiente familiar, pero se ha tratado de cambiar a través de acciones concretas, como el uso de la cancha, que generalmente es propiedad de los niños de sexto y para esto en la escuela hicieron un rol para que todos los niños y las niñas jueguen en las canchas y eso ha dado resultados. 

Naty Gallegos recibe a los pequeños de segundo de primaria, ella sabe la gran responsabilidad que tienen en sus manos porque puede moldear a los pequeños siempre y cuando sean responsables al momento de aplicar, en este caso, las nuevas estrategias que incluye la reforma educativa.  

Ellos han visto el cambio de actitud en sus hijos.  

Gloria Díaz Luévano es madre de familia y trabaja en la escuela. Ella es la encargada de sacar copias, transcribir exámenes, hacer constancias y prestarle a los niños los libros de la biblioteca para sus domicilios. 

Ella asiste al programa ‘Escuela para padres’ y es ahí donde ha tenido la oportunidad de escuchar a otras mamás que dicen notar cambios en sus hijos desde que están en la escuela, además de que generalmente todas son muy participativas. 

“Además de las reuniones organizamos kermeses o en ocasiones vienen a leerles un cuento a los niños en su salón; siempre responden cuando algo se les pide”. 

A ella también le ha tocado limpiarles las heridas a los niños, cuando se caen o se cortan, ella tiene ahí un botiquín con lo que los ayuda.


Vídeo Recomendado


The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!