Deportes

Parece a modo cierre del Necaxa

Luego de un afortunado fin de semana en el que ninguno de los demás involucrados en el descenso –Tecos, Tigres, Indios, y Puebla- logró el triunfo, Necaxa logró trepar una posición en la tabla de porcentajes, dejando el último lugar a los Indios de Ciudad Juárez; sin embargo, esto no debe prender ningún foco triunfalista en el seno del equipo de Aguascalientes, puesto que, a cuatro puntos, aun se encuentra lejano de Tigres, antepenúltimos en esta tabla, y el porcentaje de la escuadra fronteriza es muy volátil, por lo que, si Necaxa e Indios ganaran todos los partidos que les restan, los de Chihuahua superarían a los Rayos.

 

Qué es el cociente

 

Para entender esto bien, lo primero que hay que hacer es determinar cómo funciona el sistema que decide qué equipo desciende a la división inferior, en este caso, la Primera ‘A’.

A diferencia de otras ligas en el mundo, principalmente las europeas, en donde descienden los últimos tres lugares de la tabla general al término de la temporada, en México el equipo que desciende se determina por el cociente, que no es más que el promedio de puntos obtenidos por ese club durante las últimas dos temporadas, más la que se dispute actualmente.

La fórmula para obtener esta cantidad se obtiene dividiendo la suma del total de puntos obtenidos en las últimas dos temporadas (cuatro torneos) más los de la temporada 2008-2009 (apertura ’08-clausura ’09), entre la sumatoria de los partidos jugados en ese mismo lapso, el cual, normalmente es de 102 encuentros, salvo los equipos ascendidos recientemente, como Puebla e Indios en la actualidad, los cuales terminarán la temporada con 68 y 34 partidos respectivamente.

De esta manera, desciende el equipo que venga arrastrando una producción mediocre por más tiempo; este sistema se implementó en la campaña 1991-1992 con la idea de proteger a los equipos más populares de perder la categoría en caso de que tuvieran un mal torneo.

El principal problema de este sistema, es que puede permitir que el equipo que descienda no necesariamente haya tenido un mal torneo, como el caso de la campaña 1995-1996, en la que los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León alcanzaron a llegar a la liguilla por el título, pero a pesar de esto, debido a temporadas anteriores, no pudieron mejorar su porcentaje de manera suficiente, por lo que se dio el insólito caso de que, el equipo que descendió, también pudo pelear por el título; a raíz de este caso, la Federación Mexicana de Futbol cambió el reglamen-     to, por lo que en la actualidad, el equipo que baje de categoría no podrá contender en la liguilla, independientemente de su po-sición en la tabla general.

 

El caso Necaxa

 

La razón por la que el Necaxa se encuentra en estos momentos peleando por no descender, es que desde el Apertura 06, momento en el que se inicia la cuenta para el actual porcentaje, sólo en dos torneos de cinco logró superar los 20 puntos conseguidos; sumado a que en seis torneos, contando el actual, han desfilado siete entrenadores.

Estos siete directores técnicos han sido: iniciando este torneo Enrique López Zarza; Pablo Luna, de manera interina en la jornada 10 del Apertura 06; el breve periodo de Hugo Sánchez; José Luis Trejo duran- te Clausura 07; el holandés Hans Westerhoff durante el siguiente torneo; Salvador Reyes en el Clausura 08 y hasta la jornada 12 del Apertura 08, cuando fue sustituido por Octavio Becerril, para finalizar con Raúl Arias, quien llegó este torneo con la encomienda de dirigir la nave necaxista lejos del descenso, con los resultados hasta hoy conocidos.

Uno de los factores que han propiciado la pobre lucha del equipo necaxista en este torneo, es que buscó armar un trabuco con los restos del San Luis y América, equipos que, como el Necaxa, pertenecen a Televisa, empresa que retomó el control de los Rayos luego de los malos resultados entregados por  el Patronato de Fomento al Futbol del gobierno de Aguascalientes.

Ante esta situación, se incorporaron los argentinos Alfredo Moreno y Federico Insúa del América;  el uruguayo Víctor Piriz y el argentino Eduardo Coudet del San Luis; y la incorporación del chileno Ricardo Rojas y el hondureño Carlos Pavón a medio torneo tras la lesión de Piriz.

De igual manera, llegó Germán Villa, también pro-cedente del América; ante estas incorporaciones, junto con el regreso de Arias, especialista en manejar la presión, se daba como un hecho la salvación del mejor equipo de los 90, pero no se contó con la poca preparación, la falta de conjunción de los jugadores, las lesiones, y el hecho de que tal vez algunos de ellos hayan visto su traspaso a Aguascalientes como un castigo, por lo que podrían no rendir al 100 por ciento.

 

El promedio de edad, otra variante

 

Al revisar el promedio de edad utilizado hasta la fecha, nos encontramos con que Necaxa ha jugado con equipos que rondan los 27.24 años de edad, por debajo del 27.69 de Puebla; 29.11 de Indios; y 29.34 de Tecos; y por encima del 27.17 de Tigres; sin embargo, en el promedio de edad de extranjeros utilizados en lo que va del torneo, el equipo aguascalentense es el más viejo, con un promedio de 32 años de edad en sus elementos foráneos; seguido de Tecos con 29.2; Indios con 29.16; Puebla con 27.8 y Tigres con 26.

Esto puede significar que la conjunción de gente de experiencia y jóvenes no ha sido la adecuada; aunque en este dato se toma en cuenta que en el torneo se han registrado  siete jugadores foráneos, incluyendo a Ricardo Rojas, que juega como naturalizado.

 

Lo que resta

 

En el torneo Clausura 09 quedan cinco encuentros por disputarse, y, aunque Necaxa tiene tres visitas más y dos juegos como local, tiene un calendario que en el papel no luce tan complicado, visita en la fecha 13 al Atlas, recibe en la 14 al Tigres, en lo que será un duelo clave en la lucha por el descenso; en la 15 visita al San Luis; recibe al Atlante en la 16 y finaliza visitando al América en la última jornada. Las últimas dos visitas ya han generado polémica puesto que serán contra equipos de la misma empresa.

En un escenario optimista, en el que ganara los dos partidos de local y empatara en dos visitas, consiguiendo ocho puntos, llegaría a un promedio de 1.1078, lo que permitiría a Puebla y Tecos salvarse si consiguen dos puntos en los últimos cinco juegos; Tigres necesitaría cuatro, e Indios siete.

El panorama no luce muy alentador, pero si tomamos en cuenta el complicado calendario que le queda al equipo de Ciudad Juárez, la permanencia luce más cercana, puesto que el equipo fronterizo es el que tiene el cierre de torneo más complicado de los cinco involucrados en el descenso.

Indios visita al América en la fecha 13; recibe a los Pumas en la 14; para luego enfrentar dos complicados juegos de visitante, al Puebla –que podría ya estar salvado- en la jornada 15, y al Cruz Azul en la 16; para finalmente recibir al Guadalajara en la 17.

Suponiendo que este equipo lograra una cosecha de cuatro puntos en lo que resta del torneo, producto de tres descalabros como visitante, un triunfo y un empate como local, Necaxa necesitaría lograr sólo un punto para lograr su salvación. 

The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!