Cultura

Reivindica Nortec la identidad del norte de México de forma creativa

En la búsqueda por la identidad, Nortec Collective encontró los sonidos del norte en los ritmos techno y norteños, fusionados con la música electrónica; aunque el principio fue difícil, ellos fueron constantes y eso les dio la fortaleza que ahora han hecho crecer a través de las innovaciones producidas en diez años, aseguró Pepe Morgt, integrante del colectivo.  

Nortec Colletive presenta esta tarde, en Aguascalientes, en la Explanada Sol, a un costado del ‘Ocho segundos’, Tijuana Sound Machine con Bostich+Fussible. El concierto inicia a las seis de la tarde. 

Fussible y Bostich son proyectos musicales que los integrantes de Nortec tenían ya desde antes, pero carecían de una identidad, “lo que tocábamos podía sonar muy europeo o de Estados Unidos y lo que buscábamos era una identidad de frontera, ubicarnos geográficamente”.  

Desde un inicio ellos tuvieron siempre presente que la esencia de sus composiciones son la música electrónica con su propia identidad sonora, basada en lo norteño y lo techno, aunque su propuesta no es sólo el folclor, sino más bien una amalgama “de música electrónica con los sonidos de la frontera”.  

Pero, de dónde vienen exactamente los sonidos de la frontera, dónde los encontraron. Desde que nació el colectivo como tal, Pepe Mogt comenzó a buscar a las bandas norteñas para hacer una colaboración, pero todas le cobraban muy caro y en aquel tiempo ellos tenían poco presupuesto. 

Luego de tanto buscar, se encontraron con un estudio de grabación, en la zona roja de Tijuana, donde están los bares y prostíbulos; “ahí grababan demos las bandas que estaban en esa zona y el encargado del estudio me vendió unas cintas muy mal grabadas, pero ese sonido, el de la calle, fue lo que le dio originalmente el sonido a Nortec”. 

Una constante del grupo, que le ha traído avances importantes en su crecimiento musical, es que todos están siempre pendientes de las nuevas tecnologías, como en el caso del Tenori-on, que es un aparato diseñado por un artista audiovisual japonés que está a prueba, y ellos lo trajeron para darle otro sonido a la banda. “Las nuevas tecnologías te dan nuevas formas de creación y composición musical; si llegas al estudio vas a ver muchos aparatos extraños, nos gusta mucho experimentar”. 

El nacimiento de Nortec no fue sencillo, los músicos con sus respectivos proyectos de electrónica pasaron de tener un público cautivo a tener una primera presentación con 30 personas, pues en un inicio existió el prejuicio de que el naciente colectivo era “naco” por ese uso de la música norteña en su fusión, pero poco a poco cuando la gente descubrió el verdadero sonido de Nortec se identificó con él. 

El primer evento que organizaron en grande fue Nortec City, para el que invitaron a artistas plásticos y de otras disciplinas a participar en la creación de un ambiente donde la fiesta era una instalación, se creo un ambiente, “había un camioncito, como una pecera, los subía a todos y les daba un tour a las personas mientras veían visuales en tiempo real”. 

Después de ese evento, la banda empezó a salir al extranjero, Inglaterra, varios lugares de Europa, Sudamérica y las mismas oportunidades llegaron para los artistas plásticos que participaron en esa ocasión. 

Este espíritu de colaboración es algo propio de los integrantes de Nortec; el disco más reciente, Tijuana Sound Machine está basado en un libro del escritor Heriberto Yépez, titulado Tijuanologías. 

Nortec hizo también un trabajo de cerca con Rafael Saavedra y su texto, Tijuana makes me happy, que es una fuerte crítica sobre la realidad de Tijuana. 

Pepe Morgt habló un poco de Tijuana; para él es una ciudad joven, que ha crecido de manera acelerada, ha vivido un proceso de migración importante, pues la mayoría de la gente que ahora vive ahí es de otros estados. “Son gente que viene de paso para cruzar la frontera, otros que vienen a trabajar y quienes al no poder pasar a Estados Unidos se quedan a vivir ahí”. 

“Lo mismo que ocurrió con Nortec, es lo que le pasa la ciudad, tampoco tiene una identidad, la gente está en esa búsqueda de ella; la música norteña y la de banda no es de Tijuana, pero ya se tomó como parte de esa identidad, de ese híbrido fronterizo”. 

La describió como una ciudad caótica, que a los músicos y a los literatos les sirve como campo fértil de inspiración, pues cada una de las cosas que pasan en las calles sirven como idea para crear; hay muchos elementos vivos y los artistas crean a partir de las imágenes que ven, “el caos se vuelve material para crear”. 

Toda la violencia que inició en este último año se ve reflejada en el último disco de la banda, por ejemplo en una rola que se llama ‘Retén’. La ciudad estaba llena de retenes por todas partes, los soldados estaban en sus camionetas y sus fusiles estaban ahí apuntando tan cerca de los conductores. 

Para el nuevo disco, que está en proceso de cocción, ya tienen las melodías, ya tienen la idea de para dónde caminar; van a tener también diversas colaboraciones en lo que se refiere a las voces. En esta nueva producción predominan las voces femeninas, pero aún no hay una idea concreta, están  experimentando.


Vídeo Recomendado


The Author

ReporterosLJA

ReporterosLJA

No Comment

¡Participa!