Opinión

De contingencias, apremios y otros

No existe una manera universal para que las organizaciones tomen las mejores decisiones. Aquellas que les significarán óptimo destino o asegurarán su futuro. De igual forma, el éxito del líder estará en función de varios factores y variables del grupo. De tal suerte, al Partido Revolucionario Institucional, le espera, en lo nacional y en lo local un periodo de toma de decisiones importantes. 

En lo nacional se está a la elección del coordinador o coordinadora de la bancada priista en la Cámara de Diputados, toda vez que la Señora Beatriz Paredes decidió descartarse en tal función y ratificó su compromiso con la competencia y eficacia electoral del PRI en el ámbito nacional. “¡Y vamos por todo!”. Como recién declaró Paredes Rangel en Aguascalientes, en referencia a que nuestra entidad no escapa al reto renovado de Beatriz en la dirigencia central. 

En lo local el PRI concentra sus esfuerzos en la renovación y reestructuración de sus órganos internos con mandatos cumplidos, así como en la realización de trabajos previos a la puesta en marcha del andamiaje electoral, tales como la credencialización y la actualización de padrones. 

Lo que seguirá será un proceso de consultas, sondeos, acuerdos y consensos en torno a la unidad interna y quizá la definición de algunos actores  respecto a sus propios compromisos y lealtades, que no necesariamente lo son con la propia Institución. Tiempo al tiempo. 

Finalmente vendrá una de las etapas más dinámicas en la vida del propio partido, ya que a través de los mecanismos electorales que definan los órganos superiores centrales del PRI, se dará voz y peso en las decisiones a la extraordinariamente compleja y basta representación de grupos, expresiones, corrientes y causas que conforma el PRI de hoy. 

Y me refiero al PRI de hoy porque hay quienes, externos e internos, creen que este partido tiene su base y sustento en algunos pocos sectores, organizaciones o grupos. Nada más equivocado. Basta con “leer” la composición de la actual fracción parlamentaria del PRI en la naciente legislatura federal, para darse una mínima idea de la compleja y diversa estructura social que hoy integra esta organización política. 

La actual bancada de diputados federales priistas, se compone de actores políticos de todas las entidades, representantes de los sectores y organizaciones tradicionales, organizaciones adherentes, movimientos, fundaciones y foros permanentes; ex funcionarios federales, locales y municipales. Estará representado el Congreso del Trabajo, el sector empresarial y sus dirigentes. Maestros, profesionales de formación y origen diverso. Académicos, activistas, operadores. En fin, que el trabajo de conciliación de intereses no será tarea fácil, sobre todo si se trata de integrar un proyecto de conjunto, con rumbo y visión de largo alcance. 

En lo local, la composición de los órganos internos de dirección  y por lo tanto toma de decisiones en el PRI es extraordinariamente compleja, en las Comisiones, Juntas, Consejos y Comités concurren todas las expresiones políticas internas, representaciones obreras y campesinas, agrupaciones simpatizantes y adherentes. Estructuras estatales, municipales y seccionales. Organizaciones de colonos, de profesionistas, de gremios y comerciantes, de jóvenes y mujeres. Están representados los ex gobernadores priistas, ex diputados federales y locales, ex regidores y síndicos, ex dirigentes y ex funcionarios del partido. funcionarios y ex funcionarios de los órdenes de gobierno estatal y municipal. Pequeños y medianos empresarios y comerciantes. Profesionales, técnicos, intelectuales y académicos connotados, ciudadanos distinguidos, deportistas, activistas y muchos otros más; conforman la diversidad de tales órganos de decisión colegiada. 

Por todo esto es, apreciable lector, que peca de simplismo quien considere que es tarea fácil llegar a una decisión que considere a todos a cuantos el PRI representa y por lo tanto que deje plenamente satisfecho a cada uno por igual. 

Las decisiones en el PRI no pueden limitarse a la participación de unos cuantos, menos aún a la obcecación de alguno. Escuchar, y abrir a la participación de todos cuantos integramos esta institutución es el único estilo de liderazgo que admite hoy una organización como la nuestra. 

Es verdad. No existe una manera universal para la toma de decisiones en las organizaciones. En este tiempo y momento, para el PRI en Aguascalientes, la mejor forma de decidir es mediante la inclusión y la participación de todos cuantos quieran sumarse… y si no, tiempo al tiempo. 

Profesionista de origen campesino, activista social, catedrático y político. 

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Isidoro Arméndariz

Isidoro Arméndariz

No Comment

¡Participa!