Opinión

Historia, maestra de la vida

Siglas de una aristocracia obrera: CFE-LyFC-SME-STERM. La referencia no pretende adjetivar de manera irónica a este sector de la clase obrera; pues se refiere a una calificación estricta que estableció el gran historiador británico Eric J. Hobsbawm, en su obra fundamental “Trabajadores. Estudios de historia de la clase obrera”, (1964, traducción al español 1979). Allí escribe: “para reconocer la pertenencia a una aristocracia obrera (…) cabe considerar al menos seis factores diferentes. Primero, el nivel y regularidad de los ingresos de un trabajador; segundo, sus perspectivas de seguridad social; tercero, sus condiciones de trabajo, incluido el trato que recibe por parte de capataces y patronos; cuarto, sus relaciones con los estratos sociales situados por encima y por debajo del suyo; quinto, sus condiciones generales de vida y, por último, las perspectivas de progreso futuro para él y para sus hijos”. 

 

Para demostrar o falsear dicha pertenencia, nos referimos a datos recientes de BANXICO: Esta rama de la economía, que se dedica a generar, transmitir, transformar, distribuir y comercializar energía eléctrica, ha tenido una tasa de crecimiento promedio anual en el salario de 9.0% desde principios del siglo XXI, comparado con el 6.6% de otras 30 industrias, según análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). Situación que en 2009 contrasta frente al salario promedio diario de todos los sectores industriales, ubicado en 230.22 pesos, mientras que el de la industria eléctrica se coloca en 593.48 pesos. En el lapso de 1994 a 2006, el salario promedio diario de los trabajadores que cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no superó un 300%, mientras que el de los trabajadores electricistas lo hizo en más de 400%. Las prestaciones económicas, mensuales y anuales de los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) aumentan su salario en más de 122%. Los empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), reciben entre 151 y 173% del salario por concepto de prestaciones económicas y de productividad, según Banxico. Adicionalmente, un trabajador que se jubila en Luz y Fuerza del Centro recibe un 40% más que un trabajador en activo, ya que en 2007 un trabajador jubilado ganaba unos 453 pesos, mientras que un empleado activo lo hacía en 323 pesos, siguiendo datos del IMCO. (Fuente: CNNExpansión.com, por Enrique Duarte). Datos que corroboran de manera pertinente los factores: primero, segundo, cuarto y quinto de Hobsbawm.

¿Por qué luchó Rafael Galván Maldonado y su grupo de la Tendencia Democrática del SUTERM, al interior de una aristocracia obrera? – Defender su causa, les significó que al 22 de marzo de 1975, fueran expulsados de la dirección, a partir de entonces “charrificada” del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas. Ellos habían venido operando desde la emblemática “casa de Zacatecas 94”, en la que redactó su célebre: “Declaración de Guadalajara”, a manera de un programa popular “para llevar adelante la Revolución Mexicana”, votada por aclamación por los electricistas que participaron en la concentración nacional de Guadalajara, Jal. El 5 de abril de 1975. Sus 12 puntos programáticos fueron los siguientes: 1) Democracia e independencia sindicales, 2) Reorganización general del movimiento obrero, 3) Sindicalización de todos los asalariados, 4) Aumentos generales de salarios, escala móvil, (situación más grave entre los trabajadores no organizados); 5) Lucha a fondo contra la carestía, 6) Defensa, ampliación y perfeccionamiento del sistema de seguridad social, 7) Educación popular y revolucionaria, 8) Vivienda obrera. Congelación de rentas. Municipalización del transporte colectivo. Servicios municipales para todos; 9) Colectivización agraria. Fin del latifundismo, derogación del derecho de amparo a terratenientes. Nacionalización del crédito, del transporte de carga, de la maquinaria agrícola. Planificación de la agricultura. Supresión de intermediarios; 10) Expropiación de empresas imperialistas. Monopolio estatal del comercio exterior. Alianza orgánica con todas las naciones productoras que defienden sus materias primas de las garras imperialistas; 11) Intervención obrera en la defensa, reorganización, ampliación, reorientación social, regeneración interna y desarrollo planificado del sector estatal de la economía; y 12) Fiscalización obrera.

Este proyecto de nación se confrontó de manera decisiva con sus adversarios defensores del sistema imperante, el 16 de junio de 1976. Su campamento frente a Los Pinos fue disuelto en noviembre de 1977. Rafael Galván muere el 3 de julio de 1980. El pasado jueves 4 de junio de 2009, tras casi cuatro años de gestiones administrativas y restauración arquitectónica integral, el inmueble de Zacatecas 94 se convirtió en la “Casa de la cultura Rafael Galván Maldonado” de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Hoy, estamos en tránsito de la extinción de Luz y Fuerza del Centro. El presidente Felipe Calderón Hinojosa, expresa en sus Considerandos: – El acuerdo presidencial que en diciembre de 1974, autorizó la disolución y liquidación de Compañía de Luz y Fuerza del Centro S.A., para consolidar en una sola empresa, la prestación del servicio público de energía eléctrica; – Que causas extrajurídicas evitaron que lo dispuesto por la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica consumaran dicha liquidación, por lo que se constituyó el organismo descentralizado Luz y Fuerza del Centro, bajo reforma del Artículo Cuarto transitorio de dicha ley. – Que este organismo ha recibido transferencias presupuestarias cuantiosas, y que en este ejercicio serán del orden de 41,945 millones de pesos. – Que los costos del organismo casi duplican a sus ingresos por ventas, en razón de $433,290 millones de pesos sobre 235,738 millones de pesos por ventas. Y que el pasivo laboral suma 240 mil millones de pesos, de los cuales solamente 80 mil millones corresponden a trabajadores en activo y 160 mil millones al personal jubilado.

Legítimo que es un movimiento de defensa de la planta laboral, igualmente real es que está acotado y definido por su propia circunstancia histórica. La matriz del presente conflicto tiene anclaje en fuertes contradicciones internas y externas a este sector obrero; las unas son primarias al interés de los trabajadores, las segundas son secundarias; seguramente el fallo será de naturaleza judicial, pero me temo que en esta coyuntura, esta formación obrera confluye a una cita histórica con su crisis resolutiva final. n

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Francisco Javier Chávez Santillán

Francisco Javier Chávez Santillán

No Comment

¡Participa!