Opinión

Ni nos ven, Ni nos oyen,  Menos nos leen

 de Marzo de 1995: Guillermo Ortiz, Secretario de Hacienda, anuncia el nuevo programa económico para salir de la crisis provocada por la devaluación de diciembre. Entre las medidas se encuentra el alza de 35 % de la gasolina y de 20 % del diesel, el gas doméstico y la electricidad. Asimismo, propone aumentar 50 % (del 10 al 15 %) el IVA; medida que fue aprobada por mayoría del voto priísta en el congreso el 8 de Marzo del mismo año. 

25 de Mayo de 1995: El grupo parlamentario del PRD en la cámara de diputados, consigue el apoyo de legisladores panistas en su lucha para evitar que se grave el IVA en alimentos y fármacos, logrando que se acuerde mantener el régimen de tasa cero en estos renglones. 

(tomado tal cual del libro “La Busqueda, tomo 2”; Cap. Los tiempos de la izquierda. Cronologia. Aut. Enrique Semo. Edit. Oceano, 2004) 

 

1 de Septiembre de 2009: El secretario de hacienda, Agustín Carstens, confirmó anoche a los senadores del PAN que el gobierno federal propondrá un incremento a las tarifas de electricidad, gas, gasolina y los demás servicios públicos para 2010, como parte de las medidas para cubrir el boquete de 300 mil millones de pesos en las finanzas gubernamentales.

(Ver nota completa de Victor Ballinas y Andrea Becerril en La Jornada de ese día o bien acceder al link: http://www.jornada.unam.mx/2009/09/01/index.php?section=politica&article=003n1pol)

Esta parte introductoria es dedicada a aquellos funcionarios y representantes actuales que, en un afán de minimizar los efectos de la crisis (que vino de fuera, para no variar el discurso oficial), voltean al pasado, en tiempos del partidazo único, declarando sin rubor que aquella crisis estuvo peor que la actual.

Casi quince años y seguimos hablando de crisis y padeciéndolas. La competencia la han querido centrar en cual ha sido peor como si se pudiera inferir que ha habido “crisis mejores”. En el lapso de tiempo enunciado, se cruzó de un régimen a otro con partidos diferentes en el poder. Desde la roqueseñal al mediatismo grosero, agraviante, insultante e impune de los políticos. El discurso es el mismo y en muchos casos, los actores son los mismos; sólo hay que ver quienes acapararon las gráficas principales de los diarios el uno de septiembre: Guillermo Ortiz y Agustín Carstens.

El primero de ellos, hace 15 años “empinó” al país con su plan anticrisis y el segundo, se “empinó” ante el primero.

¿Hemos avanzado?, ¿Hemos retrocedido? o ¿Nos hemos estancado? En cuanto a la parte económica es evidente el estancamiento. Mientras otras economías en el mundo apuntan a su reactivación y crecimiento, abandonando modelos regresivos, México permanece aplicando medidas o simulando aplicar medidas, que no garantizan recuperación pronta.

La brecha de la desigualdad es más amplia. El incremento de pobres es permanente y el desempleo sigue al alza. La inseguridad bate records. La delincuencia organizada y desorganizada se enseñorea a lo largo y ancho del país. La educación con menores partidas presupuestales y la cultura en vías de abandono.

En cuanto a la parte política, es claro que hemos sufrido graves retrocesos. Es perceptible a todos la insensibilidad social creciente de la clase política. Están más preocupados por su imagen personal y sus apetitos de poder. Su cinismo es insultante a la inteligencia al momento de escupir declaraciones. Me resisto a creer que la población les cree. Por lo menos de mi parte no les otorgo ese beneficio. Vamos, ni siquiera creo que ellos se las crean.

Para botón de muestra está el reciente informe de actividades legislativas, el tercero, del senador Rubén Camarillo. Lo importante para él fueron sus acompañantes invitados desde la Capital del país; compañeros senadores que aportaron incienso a la maravillosa gestión a favor de los sufridos tarjeta habientes y autoerigirse como el azote de los banqueros usureros; seguramente los dueños de la banca mexicana estarán deseando que abandone su curul para aspirar al cargo de gobernador. Eventos triunfalistas onerosos que nada importan a la sociedad en general.

Si el señor senador es tan brillante en su labor legislativa, como él mismo se autoproclama, le recomendamos que se quede allá haciendo patria. No solamente Aguascalientes se lo agradecerá sino la nación toda. Sería bueno que dibuje bien sus escenarios y realidades. Ojalá que no replique el de San Luis Potosí donde su colega partidario pide licencia al senado para su campaña a gobernador. Pierde y olímpicamente se regresa a ocupar su asiento en el senado.

Acepte el reto ciudadano que haga su lucha, pero si pierde, no regrese al senado y siga trabajando en su tierra a la que tanto ama y en beneficio de los más necesitados, que tanto laceran su corazón.

12 de Octubre de 2009: El dia de hoy aparece la edición numero 308 de esta diario de La jornada Aguascalientes (dia de la raza) y es fecha que en ninguna de ellas ha hecho uso, tanto del correo del lector como en el cuerpo del diario, un escrito donde repliquen lo dicho sobre la clase política. Absolutamente ninguno. Si no es vía entrevista no hay réplica.

Es probable que alguien les pase la nota y al viejo estilo, levanten el teléfono y se comuniquen con el director para expresar su molestia o beneplácito, pero el espacio escrito les da pavor por aquello de que deja huella. Las palabras finalmente se las lleva el viento y será más fácil desdecirse.

En definitiva, es la prueba contundente de que la frase del innombrable en tratándose de sus opositores y convertida en aforismo político está vigente: “Ni los veo, ni los oigo” . Ahora la apostillamos: “Ni los Leo” n

[email protected]

http://detrasdelmostrador-ags.blogspot.com

The Author

Fernando Rivera Ibarra

Fernando Rivera Ibarra

No Comment

¡Participa!