EspecialesSociedad y Justicia

[Especial] El pepenador exige trato de persona y respeto a su oficio de separar la basura

Los 289 mil 575 hogares de la ciudad de Aguascalientes, habitados por 797 mil 10 personas (31 mil 720 mujeres más que hombres), generan diariamente 530 toneladas de desechos… que se niegan a separar.

Ese universo de desperdicios sólidos, perecederos, metálicos, plásticos y reciclables, es depositado diariamente en los 4 mil 600 contenedores diseminados en los 5 mil 589 kilómetros cuadrados de la urbe, minuciosamente espulgados por un ejército de casi 10 mil pepenadores y de donde 250 trabajadores de Limpia Municipal los recogen y a bordo de 47 camiones los trasladan al relleno sanitario; la pepena se va a 120 centros de acopio de donde se comercializa y continúa su viaje a las grandes plantas recicladoras.

Un pepenador saca al día 50 pesos de la basura; una familia de tres, hasta dos mil al mes; a un acopiador le va mejor con unos 600 al día y a las recicladoras les toca mover tanto dinero como a la Nissan y todo su entorno, con el manejo de 227 mil toneladas de fierros y 90 mil de plásticos, entre otros desechos.

Naturalmente, el bajo mundo de la basura es mucho más complejo e impactante de lo que se pudiera resumir en unas cuantas líneas que quieran presumir de amplio reportaje; admitimos que estamos lejos de ello. Sin embargo, La Jornada Aguascalientes lo intenta en la presente emisión.

 

Fotos: 1) Gilberto Barrón 2) Archivo LJA | 3 y 4) Germán Treviño

 

Milagro en el contendor

 

Jesús es el único líder de pepenadores en Aguascalientes: “Nos llamamos recolectores urbanos, no pepenadores; queremos dignificar el oficio”. Nadie más en su gremio ha alcanzado todavía lo que él y el primer ministro sueco Göran Persson (1996-2006) descubrió como la mejor manera de resolver una crisis (que Merkel está aplicando y que Rajoy aún no puede): “Lo difícil no es saber qué hacer, sino hacerlo”.

Jesús logró el consenso de los primeros 60 pepenadores para hacerlo su líder. Ahora él quiere quitar a los jóvenes de la drogadicción, darles primaria, secundaria y prepa a los adultos y que el gobierno los trate como personas.

Todos los días, a las 6:00 horas, sale con su carrito de supermercado y sus 69 años de edad a cuestas, rumbo a los contenedores del oriente de la ciudad de donde obtiene 50 pesos diarios. A las 12:00 regresa a su casa y lleva al Internet a su hijo Jesús Abraham, de 13 años de edad, enfermo de distrofia muscular y a quien según los médicos, no le quedan más que unos siete años de vida… Él no lo cree así.

En la delegación Jesús Terán se reúne la Unión de Recolectores (pepenadores) de Aguascalientes: “Voy a insistir con las autoridades a que nos ayuden porque, es muy bonito que los partidos y las campañas se aprovechen de los pobres, pero muy malo y triste que se olviden de nosotros. Queremos trato de personas, que nos ayuden a salir adelante”, clamó.

Jesús Sánchez Alcántara, quien es presidente de la Unión de Recicladores de Material Reciclable de Aguascalientes A.C., mencionó que la inconsciencia de los patrones, al no dar trabajo a las personas mayores de 40 años, ha provocado que la mala situación económica empuje a mucha gente a tomar la decisión de abandonar los prejuicios y decidirse a buscar la supervivencia en el interior de un contenedor.

Se opone a que el Ayuntamiento dé dinero a las amas de casa por separar la basura, porque entonces les disminuirá el trabajo a ellos: “Ha aumentado la cultura del reciclaje, pero también la flojera de la gente y ya no están separando la basura. Eso lo hacemos mejor nosotros”.

 

 

 

 

Los chatarreros son empresarios

 

Luis Ernesto Robles Gaytán, vicepresidente de la Asociación de Acopiadores y Recicladores del Estado de Aguascalientes (AAREA) A.C., comercializa en su centro de acopio tanto plásticos, pet, cartón, papel y chatarra, como cobre, bronce, plomo. Vidrio no, en Aguascalientes no hay recicladora, nos dice. Él calcula que los 120 centros acopiadores y recicladores movilizan unas 700 toneladas de materiales reciclables al día.

Lo que los chatarreros pagan a los pepenadores es, por ejemplo, hasta 2 pesos el kilo de pet o plástico: “tenemos una ganancia de entre 15 y 20 por ciento de lo que compramos y vendemos”, dijo Robles, quien se quejó de que los propietarios de centros de acopio sean mal vistos por la sociedad, especialmente por las autoridades. “Generamos empleo directo e indirecto, en este mundo de la basura. Aproximadamente unos 3 mil, a quienes les damos Seguro Social, pagamos impuestos. Y los indirectos son como 6 mil. También consideramos al pepenador, que es ya recolector urbano, que no tienen privilegios en la vida. En esta zona de la ciudad son como 4 mil, pero en la ciudad hay muchos más”.

 

 

 

 

Aparatoso operativo policiaco

 

En una ocasión, el ingeniero José Díaz Macías, secretario general de la AAREA, recibió en su centro de acopio de tercer anillo a un convoy policiaco de 15 vehículos y docenas de policías camuflados con pasamontañas y fuertemente armados, quienes revisaron minuciosamente los materiales de desecho.

Los chatarreros son señalados como posibles compradores de materiales robados: “como en todo puede haber algún error, pero nosotros tenemos en nuestros estatutos nunca comprar algo de dudosa procedencia. Llegan a ofrecer alguna camioneta sin factura, si no la hay, no hay compra; una puerta, si está golpeada, podrida, no hay delito qué perseguir. Si me traen una puerta semi nueva, veo algo raro y no compro…”

 

 

Zozobra e incertidumbre en el gremio

 

Manuel Ornelas Guzmán, presidente de la AAREA, coincide con Jesús Sánchez Alcántara, líder de los pepenadores, al señalar que la falta de empleo y de políticas públicas para mejorar la economía, han ocasionado que aumente lo que se llama el número de gente hurgando en los contenedores, los recolectores urbanos.

“Tendremos en la ciudad algunas 220 empresas recicladoras. Las acopiadoras, que somos nosotros, no procesan residuos. En esta parte del mundo de la basura tenemos un oficio muy noble y generoso, el problema es el mal manejo de algunas recicladoras clandestinas, que compran materiales indebidos y luego los comerciantes honestos pagamos los platos rotos”.

La asociación que representa cuenta con 40 socios, pero hay por lo menos 80 acopiadores y recicladores no afiliados; seis de cada 10 compran materiales que pueden ser constitutivos de delitos “y esa es una situación que nos preocupa mucho, porque hay incertidumbre y zozobra en una actividad económica tanto o más grande que la que hay alrededor de la Nissan”, señaló.

Comentó que ese estado que tanto afectan al gremio es ahora más intenso que en anteriores administraciones.

 

 

Ahí viene el Bono Verde

 

Entrevistamos juntos a Jorge Armando García Betancourt, coordinador jurídico y encargado del despacho de la Secretaría de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Aguascalientes, y a Julio César Macías Macías, coordinador de Productos de la Dirección General de Limpia también de la Secretaría de Servicios Públicos del Ayuntamiento, el primero de los cuales nos habló de que la función municipal es vigilar los residuos sólidos urbanos, como la recolección de desechos sólidos, mientras que la Semarnat es la encargada del manejo de los residuos peligrosos; y de los residuos especiales el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Medio Ambiente.

Macías mencionó que son 530 toneladas de basura las que se recolectan diariamente en el municipio. “El relleno sanitario con que contamos en San Nicolás está recibiendo los residuos de todo el estado, que son alrededor de 830 toneladas diarias, y además los desechos de recicladoras que ya no pueden comerciar con ellos, y todo los residuos del sector privado, a excepción de los peligrosos que ya están bajo una norma y tienen otra disposición final”.

García Betancourt dijo que están a muy pocos días de lanzar un programa que se llamará Bono Vede, en donde se incorporará no nada más a los pepenadores, sino a la ciudadanía en general.

“Este programa consiste en que el ciudadano acuda a esos centros de acopio que se van a ampliar, lleve su producto orgánico valorizable y a cambio se le entregue un incentivo económico. Esto con la finalidad de ayudar a la población sensibilizarla en el manejo adecuado de los residuos sólidos, y de ampliar la vida útil de nuestro relleno sanitario”.

El funcionario festejó que por segunda ocasión la empresa Aterus, junto con la ONU, otorgue al Municipio de Aguascalientes la presea La Escoba de Platino, entregada en Madrid, España. En breve se comprarán seis nuevos camiones y 47 contenedores de 9 mil pesos cada uno.

 

Retrocede la Cultura del Reciclaje

 

César Lozano Herrera, de Comunicación Social del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) Aguascalientes, comentó que el 12 de enero pasado, los legisladores de su partido en el Congreso local, sometieron al pleno el punto de acuerdo según el cual se exhortó a los municipios “para que realicen las modificaciones pertinentes a sus códigos municipales, para la debida implantación de la separación de residuos sólidos urbanos en orgánico e inorgánico, para su efectiva recolección, traslado, tratamiento y su disposición final”.

Asimismo, se exhortó a los municipios para que implantaran los programas de capacitación a la ciudadanía en la separación de basura “y distribuyan bolsas especializadas para facilitar la separación de los residuos sólidos urbanos, en bolsas que de acuerdo con el código internacional de colores los identifique, sean reciclables y de alta resistencia”.

Desafortunadamente, fuera de pepenadores, acopiadores y recicladores de desechos urbanos, las amas de casa y la ciudadanía en general ha retrocedido en la cultura del reciclaje y no separan ya los desechos, admite Jesús Sánchez Alcántara, lo cual reconocen las autoridades, por lo que a través del Bono Verde pagarán una pequeña cantidad a las amas de casa por volver a reciclar la basura.

 

 


Vídeo Recomendado


The Author

Javier Rodríguez Lozano

Javier Rodríguez Lozano

No Comment

¡Participa!