Política

Pacto por México no es solución, nuestros problemas son económicos: Fundación Ahora

 

  • Si no tenemos soberanía política, menos habrá soberanía económica: Gutiérrez Lozano
  • El Consenso de Washington nos tiene arrodillados y a su merced

 

La firma del Pacto por México representa un acuerdo político, que tiene como intención lanzar un mensaje para todos los partidos políticos, con el fin de que se sumen los esfuerzos en el impulso de un proyecto de nación en común, señaló José Luis Gutiérrez Lozano, presidente de la Fundación Ahora, pero lamentablemente nos mantenemos sujetos al sistema económico que ha establecido nuestro vecino del norte, de modo que aunque las intenciones de los políticos mexicanos sean buenas, nos encontramos ante una problemática que se ubica en lo económico, y no en lo político, y no contamos con ningún tipo de injerencia en las decisiones que se toman a nivel internacional.

José Luis Gutierrez Lozano | Archivo LJA

Los últimos seis gobiernos que ha tenido nuestro país se han desligado completamente de su responsabilidad de mantenerse al servicio de la nación, enfocándose más en el trabajo por beneficiar a los poderes fácticos, mismos que en pleno siglo XXI se mantienen en un empoderamiento total, inclusive por encima de los intereses de las naciones, como en el caso de nuestro país.

Una realidad de México es que a pesar de que se hagan muchos intentos para salir adelante  por parte de las autoridades, nos regimos por el Consenso de Washington, pues las decisiones que se toman en el vecino país del norte nos afectan de manera directa. “Independientemente de todo lo que queramos hacer, no tendrá efectos si no se modifica el sistema económico neoliberal, o lo que es lo mismo, el Consenso de Washington”,  pues nuestra sujeción a este sistema económico ha generado la quiebra del sistema socioeconómico y político mexicano.

Los problemas políticos que subsisten en nuestro país son a raíz de conflictos económicos y sociales, y no solamente políticos, pues son una resultante de los grandes monopolios que se encuentran establecidos a nivel nacional, así como de la dominación del sistema bancario por encima de todo, ya que los criterios financieros y bancarios han permitido que México adquiera una deuda por muchos años, tal y como lo han demostrado los rescates bancarios y carreteros. Estos endeudamientos se han adquirido principalmente con el aval de nuestro petróleo, entre otras cosas, siempre con la presión del Consenso de Washington, ya que representa el organismo que se encarga de autorizar los endeudamientos a las naciones que lo solicitan.

La conclusión a la que llega el economista, es que en el país no existe una soberanía política, y por ende, no existe soberanía económica, de modo que el Pacto por México, del que se ha comenzado a hacer mucho alarde, no representa una señal para generar cambios relevantes, pues así lo muestra el contexto en el que nos encontramos: el empoderamiento de los poderes fácticos internacionales, así como el poderío con que cuenta la banca internacional, misma que ya ha doblegado economías como la española, la francesa, la griega, la portuguesa, entre otras.

Por último, Rodríguez indicó que el Pacto por México se encuentra limitado y acotado, y por lo tanto, condenado al fracaso, mientras no se modifiquen los motivos que dan origen a la crisis, partiendo de la sujeción de nuestra nación a los intereses internacionales, representados por los grandes monopolios, y que son los del dinero, alimentos, energéticos, empresas químico farmacéuticas, así como la guerra que nos ha heredado el anterior Gobierno Federal.


Vídeo Recomendado


The Author

Oscar Delgado

Oscar Delgado

No Comment

¡Participa!