Opinión

Páramos de mi tierra / ¿Pacto sin Reforma Fiscal?

Naturalmente, el Pacto por México es la noticia más importante de los primeros nueve días de gobierno de Enrique Peña Nieto. Al respecto resta hacer algunos apuntes, que por demás de todos los textos que se han publicado, no deja de ser elemental establecer un marco referencial.

Sin lugar a dudas, hace una semana el primer anuncio oficial nos dejó 13 puntos primarios, cuasi instrucciones (1. Emprender un Programa Nacional de Prevención del Delito. 2. Publicación inmediata de la Ley Federal de Víctimas, que por el hígado de Felipe Calderón aún no había sido publicada. 3. Propuesta de Código Penal único, como paso en contra de la impunidad. 4. Programa contra el hambre. 5. Proponer crear un seguro de vida para jefas de familia y hasta la educación superior de sus hijos. 6. Un preámbulo de creación de un sistema de seguridad social nacional, disminuyendo el rango de edad para pensión, a 65 años.  7. Eliminar la existencia de “plazas vitalicias o hereditarias” y  la creación de un censo de escuelas maestros y alumnos. (Boom) 8. Propone infraestructura y transporte para conectar e incorporar el sur de México a la economía global. 9. Recuperación del servicio de trenes para pasajeros 10. Incrementar la competitividad en telecomunicaciones, derecho de acceso a la banda ancha y principalmente, licitar dos nuevas cadenas de televisión abierta en los siguientes meses. (Doble boom) 11. Proyecto de ley nacional de responsabilidad hacendaria y deuda pública para lograr el orden en el endeudamiento de gobiernos locales. 12. Presentación de un Paquete Económico 2013 que implique “cero déficit presupuestal. 13. Decreto para que se establezcan medidas de austeridad y disciplina presupuestal) y cinco ejes programáticos, que al paso de los años habría que estar evaluando de forma natural –van de forma casi íntegra-: 1. Lograr un México en paz, porque “el bien mayor y último es la vida humana”, con una estrategia nacional para reducir la violencia que se base en la coordinación de los órdenes de gobierno para combatir la impunidad y que prevalezca la justicia y la paz. 2. Lograr un México incluyente: combatir la pobreza y cerrar la brecha de desigualdad social. 3. Educación de calidad para todos; que el objetivo de la formación de todos los mexicanos sea hacer de ellos “individuos libres, responsables y activos” comprometidos con sus comunidades. 4. Lograr un México próspero con la promoción del saber científico y tecnológico para el aprovechamiento de los recursos naturales del país desde la sustentabilidad; y por otro lado  acelerar el crecimiento económico creando mayor competencia, y aumentando el nivel de crédito de manera que se promueva la economía formal. 5. Lograr que México sea un actor con responsabilidad global cuya participación sea positiva en el mundo, con una diplomacia moderna e innovadora que lo posicione “como factor de estabilidad en un mundo convulso”, que promueve la libertad y la sustentabilidad.

A manera de ser honestos, rechazo cualquier estímulo de pureza ante la opinión pública. Así pues, es claro que la agenda de la izquierda, por primera vez en 10 años ha sido tomada en cuenta con amplia seriedad, y no valen, aunque de forma legítima se debata, las opiniones viscerales de algunos, que sin darse cuenta no caen en razón de que la propia esfera de intelectuales o intelectualoides, es un poder fáctico más.

Y para aquellos que se consideran demócratas, deberíamos estar festejando, que cuando menos Esta semana, las señales de regresar el máximo poder y respeto a la instituciones ha sido tomado por los cuernos. Vaya forma diversa, a la de Calderón, de legitimarse ante el sector más crítico de la sociedad. Es claro, que si Peña Nieto y su equipo logran el 80 por ciento de lo ahora propuesto por ellos, Este país tendría poco que reclamarle a su sexenio a lo largo de la historia. Claro, sería mucha inocencia.

Es cierto que la mayoría de quienes firmaron los 95 compromisos del Pacto por México, no tienen alguna representación popular ni fueron elegidos a través de las urnas, pero de forma indirecta sí lo fueron y así lo establece la Constitución, y eso no es culpa más de quien legisla la estructura política del país, tampoco el discurso anti-sistema funciona más. No por ese hecho se puede llamar Pacto Fallido, a las horas de haberse firmado. Tampoco que haya sido signado por los tres partidos más importantes dejando fuera las otras expresiones, limita la grandeza de la intención.

Es evidente que el golpe a los poderes fácticos no se vio venir con tal magnitud, lo complicado ahora es provocar que no sea un mero acto demagógico y que las bancadas aprovechen el handicap a favor. El PRD no resiste otros tres años, si no transforma su discurso ni sus intenciones políticas. El hartazgo social  ante la política pone en riesgo la democracia, como advierte Vargas Llosa, y más a la izquierda. Es momento.

El método de trabajo del Pacto, como así los compromisos de las reformas en tiempo y fecha de su propuesta e inicio de implementación, marcan una agenda natural. Sin embargo, y pese a que pueda toparse con el propio PRI en el Congreso, es creciente la expectativa positiva ante Peña Nieto de un amplio sector que vuelve a la tolerancia tras un ejercicio democrático natural.

Claro está y me resulta preocupante la forma en la que los cómos, se vuelven realidad. ¿Cómo financiar el seguro del desempleo, sistema de seguridad universal, pensiones, seguros de vida y demás, con una recaudación pésima? Es de tal magnitud el tamaño del problema  de recaudación que,  México recauda en impuestos el equivalente al 11 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB). El promedio entre los países de la Unión Europea es de 40 por ciento y entre los países de la OCDE, de 36 por ciento. Los países con más altos niveles de desarrollo humano, como Suecia, Noruega y Dinamarca recaudan alrededor de un 50 por ciento.

Es decir, pese a que se hayan firmado ocho acuerdos presupuestales para el 2013 dentro de un esquema de racionalidad y austeridad, y pese a que Luis Videgaray, secretario de Hacienda, declare que no habrá nuevos impuestos, es evidente que AN y el PRI se encuentran negociando una fuerte Reforma Fiscal, en donde claramente el IVA tendrá que subir a 20-22 por ciento o Pemex y el subsidio a las gasolinas tendrán que ceder. Ante ello, AN nacional tendría la oportunidad de oro para convenir contiendas electorales a modo para el 2013. Nada loco ni nada nuevo bajo el sol, en esto de las negociaciones burdas, Aguascalientes entre ello.

Ya basta de que el Presupuesto de Egresos para cada año se programe con cálculos amañados de PIB potencial y Precios de Petróleo ante escenarios pro-optimistas, calculando excedentes y aumentos en las participaciones y aportaciones federales a los estados para que a mediados de cada año, los gobiernos locales se tengan que sobre-endeudar. El Pacto por México puede ser lo más importante en la historia de nuestra generación, sólo si las voluntades a raíz de las finanzas públicas, lo permiten. Por eso, Pacto sin Reforma Fiscal, será un bodrio más de la historia de cada partido político representado en el Congreso de la Unión.

The Author

Francisco Aguirre

Francisco Aguirre

4 Comments

  1. […] Enrique Peña Nieto envió a la …Angélica Rivera; de actriz a primera damaVanguardia.com.mxPáramos de mi tierra / ¿Pacto sin Reforma Fiscal?La Jornada AguascalientesEl secreto mejor guardado de MéxicoMilenio.comEl Universal -La […]

  2. […] PAN y PRDEl Diario de Yucatán (blog)Angélica Rivera; de actriz a primera damaVanguardia.com.mxPáramos de mi tierra / ¿Pacto sin Reforma Fiscal?La Jornada AguascalientesMilenio.com -El Universal -La Jornada en linealos 964 artículos […]

  3. […] México truena como pompa de jabónNorteDigital.mxEl secreto mejor guardado de MéxicoMilenio.comLa Jornada Aguascalientes -El Universal -La Jornada en linealos 994 artículos […]

  4. […] con respecto a este añoInformador.com.mxAngélica Rivera; de actriz a primera damaVanguardia.com.mxPáramos de mi tierra / ¿Pacto sin Reforma Fiscal?La Jornada AguascalientesMilenio.com -El Universal -La Jornada en linealos 964 artículos […]

¡Participa!