LJÚltimas noticias

Nadie impugna la potencia expresiva del arte de Posada, manifiesta investigadora

Ericka Montaño Garfias
Periódico La Jornada

Varios años de investigación dieron como resultado el libro José Guadalupe Posada: a cien años de su partida, de la historiadora Helia Emma Bonilla, que se presentó la noche del martes como parte de las actividades que se realizarán este año para conmemorar el centenario luctuoso del grabador y caricaturista.

Un siglo después de su muerte, ocurrida el 20 de enero de 1913, Posada se ha convertido en uno de los artistas más importantes y representativos de México, señaló Bonilla Reyna, y agregó que la lectura de la prolífica obra de Posada y su personaje no han cesado de modificarse y enriquecerse.

Con todo, añadió, mucha de su obra continúa a la espera de ser explicada. Entre los objetivos de este libro se encuentra proporcionar, mediante un lenguaje claro y directo, una visión panorámica que responda a las expectativas del lector que pretenda adentrarse en el tema, incluso por primera vez, enterándolo además de algunas de las polémicas más sobresalientes en torno a esta gran figura del arte mexicano, así como aportaciones inéditas al estudio de la obra de Posada, nacido en Aguascalientes en 1852, tanto a nivel documental como en el de la reflexión.

El volumen, coeditado por el Instituto Cultural de Aguascalientes, Banamex e Índice Editores, tiene tres apartados: el primero acerca de la vida y obra de Posada, tanto en Aguascalientes como en León y finalmente en la ciudad de México. El segundo documenta la necesidad de ubicar al artista en el contexto del porfiriato y sugiere que es necesario ahondar en el estudio de imágenes específicas para poder comprender sus distintas formas de trabajo, y a partir de ahí, resolver las polémicas que en torno a su obra han surgido: una es la de las técnicas utilizadas por el artista, y la otra la de su ambigua posición política.

El tercero es una antología representativa de su obra, y muchas de estas imágenes son inéditas, como ocurre con otras de los apartados iniciales.

Prisma de imágenes contrastadas

En esta investigación, manifestó Helia Emma Bonilla, he querido insistir en la diversidad y en los aspectos poco conocidos de la obra de Posada, además de aportar algunas informaciones inéditas que sin duda ayudarán a ampliar su comprensión. Encuentro que la labor del artista aguascalentense, como un prisma, ofrece para nuestro deleite y entendimiento un mundo de imágenes contrastadas y diversas que van de la ternura al drama, de lo sensual a lo místico, de lo chusco a lo refinado, de lo burdo a lo comercial, del halago al poder a su crítica directa. A cien años de su muerte, la lectura de su arte contundente se ha ido modificando, pero lo que no se ha cuestionado en ningún momento es su calidad ni su potencia expresiva.

A José Guadalupe Posada hay que mirarlo en su complejidad y contextualizarlo en su época, destacó Bonilla.

A la presentación del libro, en el antiguo Palacio de Iturbide, asistieron Rafael Tovar y de Teresa, titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; Carlos Lozano de la Torre, gobernador de Aguascalientes; Blanca Rivera, presidenta del DIF Aguascalientes; Ernesto Torres Cantú, director de Banamex; el editor Mauricio de la Cruz, y Cándida Fernández, directora de Fomento Cultural Banamex.



Tovar y de Teresa apuntó que durante este año, en el que se programaron unas 100 actividades para recordar a Posada, iremos conociendo mejor la obra de este artista. Se puede decir de él que fue el primero en jalar al arte al México no incluido, y lo incluyó en el imaginario colectivo.

Posada supo mezclar la vida y la muerte, lo cómico y lo trágico, y es sin duda uno de los referentes para entender cuál es la identidad del mexicano. Eso es lo que lo hace permanente y eterno, afirmó.

The Author

La Jornada

La Jornada

Noticias de La Jornada en su edición nacional.

No Comment

¡Participa!