¿Será virtual y digital la educación del futuro? / Discere

By  |  0 Comments

Las computadoras se han convertido en máquinas de distracción. Hay que equiparse hoy de funcionalidades que las devuelvan a su rol de máquina de escribir. Es una forma de comprar tiempo.

Fred Stutzman, investigador de la Carnegie Mellon University

 

Hay quienes afirman que la escuela está perdiendo su liderazgo en la transmisión del conocimiento y que las TIC’s (Tecnologías de la Información y la Comunicación) empiezan a encargarse de esa función. No obstante, contra todo lo que se augura, yo no creo que la escuela pierda ese liderazgo, como tampoco creo que en el futuro la educación sea virtual y digital, y la razón es muy simple: no se está formando a las nuevas generaciones con las habilidades y valores que se necesitan para poder enfrentar ese tipo de educación.

Las TIC’s llegaron a nuestro mundo con una gran dosis de elitismo y aires de superioridad, para volverse, con el tiempo, democráticas y asequibles, a pesar de que aún hay un gran sector de la población que no tiene acceso a ellas. Sin embargo, empiezan a ser parte del paisaje escolar y se están incorporando al salón de clase con la finalidad de apoyar el aprendizaje y hacerlo más atractivo.

De hecho, la conectividad y el uso de las TIC’s forman parte de una serie de indicadores internacionales con los que se mide la calidad de la educación, así que, dejando a un lado el enorme negocio que las nuevas tecnologías suponen para ciertos grupos, hay que reconocer que es una herramienta que debe ser dominada, además de que ya es uno de los elementos de la nueva alfabetización en el siglo XXI;  por eso es justo que todos tengan acceso, para que entonces pueda hablarse no sólo de calidad sino también de equidad. Pero sin perder de vista que las TIC’s son simples herramientas y que ellas, por sí solas, no suplirán el esfuerzo que debe hacer el estudiante para adquirir el conocimiento.

Por consiguiente, si lo que se pretende es que el alumno sea capaz de lograr un aprendizaje autónomo y pueda interactuar con la enorme cantidad de información que se maneja en la red, será necesario que domine una lectura eficaz que le permita seleccionar, comprender y procesar los contenidos hasta convertirlos en conocimiento e inclusive sea capaz de generarlo. Necesitará también una gran capacidad para la reflexión y el análisis y seguramente le hará falta el pensamiento lógico-matemático

El alumno precisará además haber desarrollado la atención ya que, tanto si son contenidos escritos como audiovisuales, tendrá que concentrarse en los mismos, sin desviarse hacia su Smartphone o dejarse tentar por las redes sociales, los videos, la música, los juegos o cualquier otro pasatiempo que pueda encontrar en internet y para lograr todo esto va a requerir una gran fuerza de voluntad, además de disciplina y orden.

Existen otras muchas habilidades y valores asociados, pero esta selección es suficiente para poder evaluar si en la actualidad se está trabajando adecuadamente con nuestros alumnos como para vaticinar que en un futuro ellos podrán tener un aprendizaje autodidacta y autónomo apoyándose en las TIC’s. Creo que la educación es demasiado importante como para dejarla en manos de la tecnología, o aún peor, en manos de aquellos que quieren hacer negocio con ella.

El año pasado circuló por la red la noticia de que los cerebros de Silicon Valley enviaban a sus hijos a un colegio sin computadoras, donde sólo se utiliza la tiza y el pizarrón y los niños aprendían a tejer, coser y hornear pan. Uno de los padres argumentaba que la computadora es sólo una herramienta y que la pantalla perturba el aprendizaje. Otro papá decía que no le preocupaban las desventajas de su hijo en el uso de la computadora, porque si sigue la tendencia, seguramente habrá un software más sencillo y fácil de manejar en el futuro. Es interesante y aleccionador que sean ellos los que opinen de esta manera sobre las TIC’s y prefieran para sus hijos una educación en la que desarrollen su propio potencial sin la ayuda de la tecnología.

Las TIC’s han llegado para quedarse y hacernos la vida más fácil, pero hay que empezar a revertir el dominio que ejercen sobre nosotros, para usarlas como lo que son, herramientas de las que nos valemos para potenciar el desarrollo de nuestras habilidades. Aunque, por mucho que apoyen el aprendizaje, ninguna herramienta digital podrá suplir el trabajo de un buen maestro. Creo también que hay demasiada prisa en dotar a las escuelas de TIC’s, pero no tanta para capacitar al profesor en nuevos métodos y programas  que los ayuden a utilizarlas de una manera más productiva.

La educación se ha visto beneficiada con las TIC’s, pero es más valioso que el alumno aprenda a trabajar sus habilidades intelectuales antes de recurrir a las nuevas tecnologías. Debe primero saber leer y escribir, analizar, reflexionar y obligar a su cerebro a calcular, a pensar y a crear; pero sobre todo debe ejercitar la voluntad y la disciplina que se necesita en cualquier actividad que el hombre pretenda dominar. Seguramente en el futuro se manejará de una manera más eficiente las TIC’s,  pero espero que sea únicamente como un soporte de la educación que se da en la familia o en la escuela, nunca supliéndola. petrallamasgarcia@hotmail.com,  Twitter: @petrallamas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Participa!