Opinión

Cuatro clanes en guerra / Cocina Política

 

Tras una quincena de calma, casi, casi sopor, saltan al escenario de lo político en Agüitas, hechos relevantes y definitorios. Ármese de un café tamaño gigante que ahora le platico…

Semos pocos. Dijo aquel hombre sencillo “semos pocos y devididos, pu’s qué ganamos”. Y así ocurrió en la semana que termina en Agüas. Dos grandes grupos se presentan en la batalla electoral interna de los partidos PRI y PAN. Curioso que los dos grandes partidos dominantes en las urnas hidrocálidas, comparten hoy igual destino: la división, la pobreza en el diálogo, la imposibilidad de un acuerdo en lo fundamental y quizá, mañana, el abierto enfrentamiento.

En el PAN van a la contienda interna dos grandes grupos, uno representado y liderado por el ex gobernador Felipe González y el otro representado por Juan Antonio Martín del Campo. Hacen lo propio en el Revolucionario Institucional, Lorena Martínez a través de Roberto Tavarez Medina y Carlos Lozano con sus alfiles Óscar López Velarde Vega y Francisco Chávez Rangel.

Así las cosas, apreciable lector y lectora, al próximo 7 de julio en el estado de Aguascalientes, llegaremos para definir de una vez por todas, qué grupo, equipo, camarilla, pandilla o secta política manda en este territorio.

Esta cocinera política tiene elementos para suponer, que hoy la contienda electoral va más allá de partidos políticos registrados ante el IFE y el IEE; para adivinar que entre estas cuatro “casas” ha llegado la hora de cobrar viejas rencillas y lavar antiguas afrentas. Obvio que de una contienda así, no puede esperarse mucho en el terreno de las propuestas y menos aún en el de las ideas. Obvio que aún sin arrancar formalmente el proceso interno y constitucional, Aguascalientes ya perdió, simple y llanamente porque su bienestar, su progreso y su consolidación en el ámbito nacional no son, como puede apreciarse, el principal objetivo de los cuatro clanes en guerra, perdón… de los cuatro grupos políticos en contienda.

Río revuelto. Dice el proverbio “a río revuelto, ganancia de pescadores”, y se refiere a aquéllos que medran donde hay conflicto o confusión. A quienes obtienen beneficios aprovechando el caos, la revuelta, la reyerta. En el “río revuelto” en que transitará el proceso electoral interno 2013 en Aguascalientes. Adivine, apreciable lector y lectora ¿Quién ganará? ¿Quién o quiénes venderán a precio de crisis sus míseros capitales electorales? ¿Quiénes traicionarán orígenes y virtudes en pos de curules, regidurías, sindicaturas y alcaldías? La respuesta salta a la vista: los partidos políticos llamados por Vicente Fox, “partidos morralla”, los líderes políticos medios, medianos ¿mediocres? o como quiera que se les llame, las organizaciones y organismos sociales siempre oportunas, oportunistas o como quiera que se les llame y los militantes “saltimbanquis”, equilibristas, chaqueteros o como quiera que se les llame.

Nos guste o no, apreciable lector y lectora, así es como inicia este proceso de renovación electoral 2013. Y como usted sabe, lo que mal inicia…

A pesar de todo, esta cocinera política le recuerda a Usted, que el próximo 7 de julio, en ese pequeño espacio donde sólo se encuentra el ciudadano investido de elector y su humana conciencia; en ese pequeño espacio no cabe ningún clan y no cabe ningún interés personal. Ahí sólo estará usted, ciudadano libre y responsable, con un crayón indeleble en su mano con el que podrá liberar a Agüitas de los clanes y demostrar de una vez por todas, que sólo el ciudadano manda en este territorio.

Un día de éstos dese Usted una  vueltecita por ésta su cocina, en donde no sólo se come, sino se lee, se estudia y conversa de todo… particularmente de política.

[email protected]

 


Vídeo Recomendado


The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

No Comment

¡Participa!