CulturaLocal

No me arrepiento de haber declarado desierto el Premio, al contrario, me da gusto: Jorge Esquinca

Después de haberse declarado desierto el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes en su edición del 2008, ante la falta de calidad suficiente de los más de 200 trabajos presentados para obtener el galardón, Jorge Esquinca declaró en entrevista haber sido una decisión muy difícil, aunque recordó la existencia de un antecedente en la historia del Premio, en 1979, en que el jurado lo declaró desierto y decidieron también por unanimidad entregárselo a Elías Nandino, como reconocimiento a la trayectoria de su obra. En esa ocasión, cuando le tocó ser jurado, junto a Javier Villarreal, se suscitó una situación muy parecida, puesto que no puede decir que los libros que participaban no representaban la poesía mexicana, sino el nivel de calidad, dentro de su particular óptica, que los tres miembros del jurado esperaban de una poesía que tiene un nivel de excelencia, “a nuestro juicio, en esta ocasión, los trabajos que se presentaron en concurso no reunían esa característica”.

Al cuestionarlo sobre qué es la poesía mexicana, respondió que existe la necesidad de una investigación digna de una tesis de doctorado para responderla adecuadamente, ya que a su parecer, México no es un solo país, sino un conjunto de diversas cosas, “es muy palpable cómo un poeta de Ciudad Juárez y un poeta de Mérida van a escribir completamente distinto, entonces ¿quién representa mejor a la poesía mexicana, el que está cerca de la frontera con Estados Unidos o el que está en la frontera con América Central?”. Sin embargo, reconoció que ésta es una de las virtudes que establece una diferencia muy interesante entre la poesía mexicana y la argentina o la chilena.

Por ejemplo, que los poetas de cada región del país de cada zona geográfica responden a una realidad de manera muy concreta, a unos giros verbales y a expresiones coloquiales que varían de acuerdo al paisaje, las costumbres y los usos del mismo lenguaje, “esa multiplicidad de tonos de registros, me parece que es lo que puede entenderse por poesía mexicana”, por lo tanto, no hay univocidad, sino una gran pluralidad de voces.

-¿En qué consideras que resida que el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes se estime como el más importante y representativo de esta poesía nacional?

-Obviamente por su antigüedad, sin duda por la calidad de la gran mayoría de los poetas que lo han ganado, y creo que hay también una convención dentro del mismo mundo literario por tenerlo en esa alta estima, sin duda se lo merece.

En cuanto a la decisión del galardón desierto subrayó haber tomado una decisión difícil, pero honesta, por lo tanto aclaró no arrepentirse de ello.

-¿Consideras que le dio nueva vida, oxígeno esta decisión?

-No era nuestro propósito, a nosotros nos hubiera encantado darle el Premio a uno de los trabajos concursantes, pero en éste en especial fue una situación colateral a la decisión que tomamos y la cual me da gusto que haya sucedido.

“Creo que de vez en cuando, los poetas que escribimos en una lengua en un país necesitamos una sacudida, necesitamos que nos den una despabilada, y si así funcionó nuestra decisión, no me arrepiento, al contrario me da gusto”.

 Foto: Roberto Guerra

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!