Opinión

The Insolence of Office / Wikialumnos, wikiprofes

 

Viñeta 1. Una maestra dicta instrucciones a su clase: “Recordar que Wikipedia no es una fuente, no la pueden citar en sus trabajos, deben buscar otras fuentes, ¿entendido?”. El estudiante Yao Ming responde: “¡Sí, profesora, no se preocupe!”. Viñeta 2. Se muestra a un recién graduado:  “Quiero agradecer a Google, Wikipedia y a quien sea que haya inventado el copy-paste. Gracias.” Viñeta 3. Imagen en blanco y negro. Estudiantes contestando un examen: “Respeta a tus padres. Ellos se graduaron sin Wikipedia ni Google”. Estos memes reproducen con preocupante humor la realidad de varios universitarios. ¿Muchos, pocos? Da igual.

Viñetas 1 y 2:

El semestre está por finalizar para los estudiantes: la entrega de trabajos finales, si no me equivoco, tiene como fecha límite el próximo viernes 21. Después de eso se vienen sus vacaciones. Con los profesores sucede otra cosa. En mi caso en concreto, voy a tener que revisar un montón de ensayos y, posteriormente, evaluarlos. Me parece que tendré que leer alrededor de 300 cuartillas (si bien me va). Hay detalles con los cuales uno puede ser condescendiente: obviar los dedazos, soportar que cambien nombres (ya del maestro, ya de la materia, ya de los propios alumnos), tolerar que no hayan puesto atención a las instrucciones y modifiquen un poco el tema central. Hay dos cosas, sin embargo, que no admito bajo ninguna circunstancia: el plagio y que los ensayos, a pesar de ser escritos con otras palabras, tengan el mismo orden y las mismas referencias que un artículo de Wikipedia.

Del plagio ya he hablado suficiente. Wikipedia es un caso aparte: supongamos que pido un trabajo sobre un tema “X”. En la enciclopedia virtual se encuentra éste en el siguiente orden: “A con referencia 1”, “B con referencia 2”, etc. Me he topado con trabajos que si bien no están enteramente articulados de la misma manera, sí mantienen el mismo sentido. El trabajo, por así decirlo, consiste en “a con referencia 1”, “b con referencia 2”, hasta concluir. Veo con malos ojos, por tanto, esos documentos porque roban la cohesión. Ahora pensemos que se consulta “X” en Wikipedia. El alumno puede ver ahí qué autoridades han hablado del tema. Busca la fuente original y la apoya con su propia argumentación. Ahí yo tendría que hablar de otro asunto, pero no de apropiarse fácilmente de ideas. Esto es que pueden nutrirse de Wikipedia, pero no citarla. Siempre hay que ir a la referencia original.

En el mundo universitario hay denuncias que estimo pocas veces se hacen. Me he enterado de varios casos donde el profesor lleva una presentación bajada de internet o copiada de Wikipedia. Su trabajo se ve reducido a copiar y pegar. Lo más triste del asunto es que esos titulares de materia exigen a sus estudiantes una noble conducta: jamás robar ideas. Las palabras, empero, se pueden volver contradictorias si el que lo pide no lo hace. Con una conexión a internet en el aula, cualquier estudiante puede navegar y encontrarse con el power point de uno de esos profesores, sólo que podrá estar firmado por otra persona, cumpliendo otras necesidades y mostrando hipervínculos que nadie se tomó la molestia de eliminar. ¿Denunciable? Los alumnos podrían reprobar el curso. Otros profesores podrían ser mal vistos.

Esto, evidentemente, no es privativo del mundo académico. Hace un par de días me contaban que, en una empresa, un becario había escrito un reporte tomado de Wikipedia, y el jefe, con razón, estaba bastante molesto con el resultado. Al parecer están a punto de correrlo. Sé que, contando otros textos que he escrito más o menos sobre la preocupación nuclear de este ensayo, puedo sonar insistente, pero, ¿y en la universidad?, ¿sería demasiado pedir que sepultaran a los que roban y a los que no predican con el ejemplo?

Viñeta 3: ¿Ya nadie se acuerda de los acordeones?

Así como espero congruencia por parte de los profesores, también quisiera que el espíritu hipster de la época llegara a los estudiantes: si Wikipedia es mainstream, deberían ir a otra cosa (a los libros, por ejemplo).

@jorge_terrones

The Author

Jorge Terrones

Jorge Terrones