Local

Priístas buscan 72 mdp pagados a 120 mil promotores que no votaron

By  | 
  • Sólo lo hicieron 70 mil de 190 mil promotores del voto del PRI, los demás no
  • Fernando Macías Garnica está firme en IEA; Paco Chávez podría ir a una universidad

Inició la cacería de brujas: se buscan 72 millones de pesos que se pagaron a 120 mil promotores del voto del PRI, que ni lo promovieron y ni siquiera votaron; sólo lo hicieron 70 mil, que cobraron 42 millones… Algunos funcionarios estatales votaron por “la contra”.

-¿Y quiénes fueron los responsables del manejo de este presupuesto partidista? -preguntó La Jornada Aguascalientes a su informante.

-La dirigencia del partido, desde luego: su presidente José Guadalupe Ortega Valdivia y la secretaria general Elsa Lucía Armendáriz Silva, así como Mario Vargas Aguiar, delegado nacional del tricolor  -respondió.

-¿Y de cuánto dinero estamos hablando?

-No lo sé, ese dato sí no lo tengo -remató nuestra fuente.

La cifra en búsqueda se deriva de los 600 pesos que se pagó a cada uno de los miles de promotores del voto del PRI, en la campaña de 2010.

A cuatro días de las elecciones en Aguascalientes, en las que el Partido Revolucionario Institucional perdió de manera sorpresiva, que lo ubica con sólo tres de 11 alcaldías y 11 de 18 diputaciones locales, las conjeturas y las especulaciones de la clase política están a la orden del día.

Por ejemplo, otro informante anónimo, comentó al reportero que él supo de casillas donde “funcionarios del más alto nivel, desde directores de área hasta secretarios, votaron por la contra”. Le preguntamos: “¿y cómo pudiste saber eso?”, por los comentarios de ellos mismos, cuando presumían a familiares y amigos el sentido de su votación.

También pudimos enterarnos de que Fernando Macías Garnica fue nombrado por el gobernador Carlos Lozano de la Torre, como director general del Instituto de Educación de Aguascalientes, el miércoles 10, justo el día en que por vez primera, en el discurso que leía ante los medallistas olímpicos y paralímpicos en el Hotel Andrea, lo citó precisamente así, como director general, contrario al nombramiento preliminar de encargado del Despacho, como solía leer el Ejecutivo en todos los demás discursos.

En consecuencia, Francisco Javier Chávez Rangel tampoco vuelve al IEA, y menos a la Secretaría de Bienestar y Desarrollo Social que tiene a su cargo Alberto Solís Farías, sino que -al parecer- las primeras corrientes de los nuevos vientos lo empujan hacia la rectoría de una universidad, con mucha necesidad de fuerte impulso.

Algunas áreas de comunicación social también tendrán cambios, como la de la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones, cuyo titular realizó buen trabajo en campaña y podría ser ascendido, en lugar de aquéllos que fallaron.

El dato duro hasta el momento, es la búsqueda de responsables en el manejo de unos 72 millones de pesos, “¿dónde quedaron?”, se preguntan unos a otros, al señalar que la madeja de esta indagatoria inició la misma noche del domingo electoral, cuando se comprobó que a las 17:00 horas apenas había pasado lista de presente un 30 por ciento de los 190 mil promotores del voto, y al cerrar las casillas, una hora después se conoció que sólo votaron 70 mil de ellos.

Foto: Roberto Guerra