Cultura

De Lados B

By  | 

En últimas fechas hemos visto campañas que promueven la lectura como un medio para alcanzar el “bienestar”, como si se tratara de una fórmula mágica. Leer 20 minutos diarios, de preferencia con tus hijos si los tienes, hace de ti “una mejor persona”, o algo semejante. Eso, claro, desde el terrible estigma que tiene que ver todo lo relacionado con los libros: “Leer te hace más inteligente”, “te cambia la vida”, “te hace superior a los que no leen” y todas esas ideas espantosas que giran en torno a la lectura.

En este país hay que luchar con eso, principalmente. Esas campañas de “inclusión” que utilizan algo tan simple como un libro para explotar una actividad condenada al recelo de los que creen que la literatura es sólo para unos cuantos.

Y aunque sin duda los libros dejan muchas cosas buenas, como algo secundario, por añadidura, lo que causan estos falsos esfuerzos es un sentimiento de culpa, de vergüenza por no ser un país de lectores. Se instala entonces un estado extraño de frustración; una paradoja en la que la gente sabe que leer es bueno, aunque no tenga idea por qué, ni por dónde empezar. Un punto que aprovechan las grandes editoriales transnacionales a quienes se les presentan todas las facilidades en la distribución.

Tremendo reto entonces para aquellos que pretenden generar una literatura arriesgada y propositiva. Para los escritores que no encuentran un espacio para publicar su obra, y para las editoriales que apuestan por ellos a pesar de tener un perfil poco comercial. ¿Con qué apoyo? ¿A dónde llegar? ¿Cómo pelear contra esos monstruos?

Nitro/Press es una editorial independiente que se fundó, en una primera etapa, en el año de 1997. A causa de la crisis económica de aquellos años, como el mismo Mauricio Bares (editor) ha declarado, varias revistas y suplementos alternativos se vieron obligados a desaparecer o reducirse. Fue entonces que ellos tomaron la iniciativa de formar su propio espacio, creando sin saberlo en ese momento la casa para muchos escritores “marginados”, que no buscaban los reflectores y que pretendían ir en sentido contrario a las propuestas mediáticas, enfrentando las barreras que son las ideas generalizadas en torno al libro, a la lectura y el medio “intelectual”. Comenzaron siendo una editorial que incluía libros, una revista impresa, una revista en video, además del arte postal.

En esta primera etapa que cerró en el 2004, de forma visionaria Nitro/Press publicó libros de autores como J.M. Servín, Bernardo Esquinca y el mismo Mauricio Bares, convirtiéndose desde entonces, sin saberlo, en el  Lado B de las propuestas literarias de nuestro país; un rescate y un vínculo a la autenticidad creativa.

Una muestra de esto es que, a pesar de los siete años entre su primera y su segunda etapa que comenzó en el 2011, y de reducirse únicamente a la edición de libros, no ha dejado de ser un referente para las editoriales independientes, y para los autores que buscan espacios alternativos.

A partir del inicio de esta segunda fase ha publicado a autores como Eusebio Ruvalcaba, Rafa Saavedra, Daniel Espartaco, Óscar Alarcón y Sylvia Aguilar Zéleny. Aunque quizá una de sus aportaciones más importantes es la antología anual que lleva justamente el nombre de Lados B, haciendo alusión, desde luego, a la propuesta alternativa que busca Nitro/Press como proyecto editorial.

Lado B, como sabemos, es un término que se utilizaba en la época de los vinilos, para nombrar a la canción que acompañaba en el disco promocional a la que se consideraba la más importante del álbum (Lado A) y que el productor pretendía colocar en las estaciones de radio. Era, por decirlo de algún modo, “la otra opción”. Una que no solía incluirse en el disco que salía a la venta. Así que, de algún modo, eran un lujo, una exquisitez. Lo mismo sucede en estas antologías.

Dividas en dos tomos, uno para mujeres escritoras, y otro para hombres, Lados B pretende ser una propuesta que no depende, a diferencia de lo que sucede en el Lado A de la literatura, de autores consagrados o mediáticamente explotables para generar interés, sino a escritores que aún son capaces de arriesgarse en la desfachatez de lo auténtico.

En el 2011 se publicó por primera vez esta antología. En ella participaron escritores como Imanol Caneyada, Hilario Peña, Askari Mateos, Ramón Lara Gómez, Jesús Marín,  Daniel Espartaco Sánchez y Rafa Saavedra. En el tomo de mujeres figuraron autoras como Magali Velasco Vargas, Mariel Iribe Zenil, Isabel Hion, Fernanda Melchor, Gabriela Torres Olivares, Esmeralda Ceballos y Elma Correa, entre otras. Escritores de diversas generaciones y regiones del país, abriendo así aún más esa pluralidad que es la descentralización. Lo mismo en el 2012, donde figuraron nombres como Norma Lazo, Orfa Alarcón, Cristina Rascón Castro, Gabriela Conde y Paulette Jonguitud. Y en el caso de los hombres Alejandro Almazán, Iván Farías, Luis Cortés, César Silva Márquez y Luis Panini, entre otros.

En esta ocasión, Lados B 2013 viene con una propuesta aún más explosiva, y a mi gusto, arriesgada. De nuevo se hacen presentes autores de diversas generaciones y algunos de ellos ya con amplia trayectoria. Figuran nombres como Alberto Chimal, Karen Chacek, Antonio Ramos Revillas, Raquel Castro, Edilberto Aldán, Sidharta Ochoa, Édgar Omar Avilés, Atahualpa Espinosa y el mismísimo Eusebio Ruvalcaba. Un caleidoscopio de personalidades, estilos y temas, que no dejan de formar una interesante unidad donde lo absurdo parece ser el elemento principal.

El extraño y en apariencia perverso gusto de un hombre por los perros lo introduce en un mundo que ninguna esposa quisiera descubrir; una herencia inesperada que una madre recibe de su hijo asesinado por el narco; una diminuta mujer de veintiún milímetros se enfrenta a un nuevo giro en su destino al adentrarse en el pene de uno de sus clientes; la absurda entrada de un autor llamado Volpi al mundo intelectual; un extraño sueño sobre Raymond Chandler que lleva al reencuentro de una extraña pareja;  una actriz que cruza de la ficción a la realidad en un momento inoportuno, justo cuando tiene una pistola en la mano; el típico despertar de alguien a una realidad donde los muertos vivientes son algo normal; la arriesgada entrevista a una escritora alcohólica, vieja, capaz de todo; el terrible insomnio de un chico que se debe enfrentar a cientos de insectos.

Pesadillas, escombros, abismos, vértigo, silencio, vacío, miedo, humor… paralelismos de “la realidad” que no podrían encontrar sitio en el Lado A. Un encuentro en la imaginación, en la irreverencia, donde se expone el camino de la tentación, la decisión del riesgo, la excitación culposa, pero sobre todo la puerta abierta a la libertad del pensamiento y de la imaginación. La demostración perfecta de que hay un frente importante de autores dispuestos a hacer de la transgresión un arte y de la escritura un arma. Contundencia, determinación, oficio. El medio necesario para hacer transitar al lector entre paralelismos, espacios imposibles, realidades alternas y temblores. Sin duda una narrativa de alto riesgo.

Lados B 2013 se presentará en la sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes este miércoles 16 de octubre, a las 19:00 horas, con la presencia de Karen Chacek, Atahualpa Espinosa, Óscar Alarcón y Mauricio Bares.