LocalSociedad y Justicia

Propone alcaldesa reubicación total del Centro Comercial Agropecuario

 

  • El Ayuntamiento exigió a los administradores mayor control en basura y precaución en robos
  • Podría reubicarse por medio de inversión pública administrada por manos privadas

Una vez que los locatarios de la Central de Abastos Agropecuario manifestaron su molestia por el uso de los cajones de estacionamiento por parte de automóviles particulares, anunciaron que tenían planeado colocar plumas en las entradas para controlar el paso. Por parte del Ayunantemente capitalino, Lorena Martínez Rodríguez indicó que no se quebranta la ley pues los administradores de la central de abasto tienen la facultad para tomar las decisiones necesarias que regulen el funcionamiento del Agropecuario.

La alcaldesa exigió a los administradores tomar medidas más drásticas puesto que se ha tenido una cantidad grande de robos dentro de la central debido a la falta seguridad, así como también problemas de basura, “realmente es un centro comercial muy sucio”. Expresó la necesidad de que mantuvieran mejores condiciones de limpieza.

En su opinión, la nueva directiva toma medidas que por muchos años dejaron de ejecutar, uno de ellos, el uso regulado del estacionamiento que a su vez generará una demanda de mayores espacios. Por ahora está en planes el realizar algunas obras sobre la avenida Independencia que permitan el estacionamiento de manera ordenada.

Se planea contar con el uso de parquímetros, pues de otra manera sería el mismo problema: más espacio, más lugar, para que vehículos particulares se estacionen sin límite de tiempo. En sí  el problema que tiene este centro agropecuario es que los cajones se saturan con los mismos empleados, con los camiones de carga que entran y dejan sus vehículos estacionados por largas horas sin respetar los horarios de carga y descarga; por ello son necesarias estas herramientas para que se logre dar la movilidad requerida y el uso del espacio por un número importante de usuarios.

Esto no significa que el Agropecuario se haya establecido en un mal espacio, sino que fue el crecimiento urbano al norte de la ciudad lo que terminó por absorber esta zona, la cual hoy presenta graves problemas de estacionamiento, de saturación y de limpieza. En ocasiones se han tenido que enviar turnos dobles del departamento de limpia, debido a la gran cantidad de basura que produce el centro.

“El problema existe, hay una sobresaturación en esta parte aledaña a la central de abastos”, la solución de fondo consistiría en una reubicación del centro agropecuario pues la ciudad “ya se la comió”, aunque este sería un proyecto a largo plazo.

El modelo del nuevo mercado proyectado construirse al oriente de la ciudad, que es de una inversión pública pero administrada por manos privadas, podría funcionar también con la Central de Abastos. “Eso me parece que puede dar muy buenos dividendos”, puesto que así funciona la gran mayoría de las centrales agropecuarias en ciudades importantes como Monterrey y la Ciudad de México.

Debido a la cantidad de recursos deberá ser un proyecto a nivel estatal en coordinación con el Ayuntamiento, ya sea la capital o los del interior, dada la conurbación que se tiene con San Francisco de los Romo y Jesús María.

 Foto: Gerardo González.

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero