Bullying es muestra de la desintegración y violencia intrafamiliar

By  |  0 Comments

 

  • Los padres de familia son los principales responsables de la agresividad de los hijos por no educarlos bien
  • DIF municipal ha recibido casos de niños agresivos, agredidos y hasta drogadictos

 

Aunque se sabe que el problema de bullying o acoso escolar se ha dado siempre, en últimas fechas los reportes en las instituciones han ido en aumento, inclusive, demandas penales por agresiones graves que han llevado hasta a la muerte a jóvenes y adolescentes causados por compañeros de sus escuelas.

Elizabeth Martínez López, presidenta del DIF municipal, aseguró que el problema del bullying es muestra de la desintegración familiar y el desgaste social permanente, por ello desde el inicio de la administración el DIF municipal comenzó a trabajar en la prevención de este tipo de acoso desde el interior de las familias  por medio de diversos talleres y pláticas que mostraban la mediación de conflicto pacífica entre los mismos miembros de las familias.

En las escuelas también se elaboraron talleres preventivos tanto con estudiantes como con maestros, sin embargo muchas de estas situaciones continúan apareciendo, según Martínez López, por “no caer en tierra fértil”, es decir, que no provocan un cambio de hábitos ni de actitud en las formas de tratarse entre hermanos, esposos, padres a hijos, “deberíamos entre todos abonar para que haya una convivencia sana en el interior de los hogares”.

La violencia que se vive en casa generalmente se replica en el exterior pues son conductas que se replican con amigos, compañeros y maestros en las escuelas; si a un niño que es violentado, afligido y abusado no se le trata con una terapia que lo equilibre emocionalmente, éste va a tender a ser violento y abusador, ya que por el maltrato busca desquitarse con otras personas, sobre todo con quienes son más vulnerables.

La presidenta del DIF municipal hace un llamado a los padres de familia a estar al pendiente de sus hijos pues la educación de ellos no sólo es responsabilidad de los maestros sino también de los padres puesto que los valores universales se manifiestan desde el seno familiar.

A su vez deben de saber siempre quiénes son los amigos de sus hijos y de mantener un lazo de confianza y afectividad pues cuando sufren de abuso o acoso por parte de sus compañeros se requiere de este lazo para que los niños hablen y denuncien el abuso, “mucha de la responsabilidad de los casos de bullying recae en los papás que no atienden a sus hijos”.

Para Elizabeth Martínez López, aquellos hogares en los que se tiene una sana convivencia nunca han reportado casos de niños agresores, sin embargo, en aquellos donde hay un padre alcohólico, una madre desobligada, o ausencia de alguno, existen más problemas multifactoriales que ocasiona todo este tipo de situaciones.

Hasta el momento, el DIF municipal ha recibido una gran cantidad de casos de padres que solicitan ayuda para sus hijos con problemas de agresividad o, en caso contrario, de bullying, inclusive de adolescentes adictos, “los papás empiezan a notar cosas extrañas en sus hijos y responsablemente piden ayuda a las instituciones”; estas acciones son las que cada familia debe de hacer al detectar focos rojos en los niños y jóvenes para evitar llegar a casos extremos como la muerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...