Opinión

Los gobernadores cumplidos

By  | 

Ricardo A. Martínez Espinosa*

 

El lunes amanecimos con la noticia de que San Luis Potosí fue el estado dieciséis que dio el visto bueno a la reforma petrolera, faltando la promulgación del presidente y las reformas secundarias que harán viable lo que en la Constitución fue dibujado a grandes rasgos. El símbolo que marcó al régimen mexicano durante décadas fue derrumbado en cuestión de días.

Una de las fuerzas que se reveló (y se rebeló) durante los doce años panistas fueron los gobernadores. Representaron una resistencia difícil de dominar, y normalmente no estuvieron dispuestos a negociar. Tanto con Vicente Fox como con Felipe Calderón representaron a través de “sus” diputados y senadores un muro para cualquier reforma que se intentara aprobar en el Congreso.

Los gobernadores, sin embargo, han presentado nula resistencia a la reforma petrolera. De los primeros dieciséis que la aprobaron (de ahora en adelante los “cumplidos”), Manuel Velasco de Chiapas fue el primero en dar el regalo navideño a Peña Nieto, bien sabidas sus intenciones presidenciales. De los dieciséis, dos fueron panistas (Guillermo Padrés en Sonora y Marcos Covarrubias en Baja California Sur), uno pertenece al Partido Verde (el ya mencionado Manuel Velasco), y los otros trece fueron priístas (Campeche, Coahuila, Durango, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Querétaro, Quintana Roo, Veracruz, Yucatán, Tamaulipas y San Luís Potosí).

Faltará hacer un análisis similar cuando se tenga la votación completa, pero por lo pronto podemos comenzar a reflexionar algunas de las cuerdas que pueden estar provocando tanta atención al presidente de parte de algunos congresos locales.

De los treinta y un gobernadores en el país, ocho dejan su cargo en 2015. Es interesante que seis de éstos formen parte de los “cumplidos”. Los únicos de este grupo que no atendieron al llamado fueron Rodrigo Medina de Nuevo León y Mario Anguiano de Colima.

Los gobernadores que dejan el poder entre 2016 y 2017 son quince, y también se encuentran dentro de los que podrían buscar quedar bien con el presidente.  Eliminando a los que no pertenecen al PRI (Ángel Aguirre en Guerrero, Gabino Cué en Oaxaca, Rafael Moreno en Puebla y Mario López en Sinaloa), encontramos una tendencia similar: siete de once gobernadores pertenecen a los “cumplidos”.

El último año del presidente normalmente ya no es uno donde tenga influencia, pero sólo por hacer el ejercicio, hay cinco gobernadores que salen en 2018, dos de los cuales pertenecen a los cumplidos: Manuel Velasco que del Partido Verde y Rolando Zapata de Yucatán del PRI. El único de este grupo que ratificó apresuradamente la reforma petrolera y que rebasa el sexenio de Peña Nieto es Aristóteles Sandoval de Jalisco.

El regreso del PRI a Los Pinos ha puesto en evidencia que la resistencia de los gobernadores se disuelve ante los posibles incentivos electorales. Antes férreos defensores del status quo, hoy movilizan con entusiasmo las maquinarias políticas a favor de su presidente. Podría tratarse de una simple coincidencia, pero hay alta correlación entre el año de salida (2015-2017), y formar parte de los gobernadores “cumplidos” ¿Qué reflexiones nos puede dejar esto? Al parecer los contrapesos que tuvimos en la primera década del presente siglo sólo estaban atados a la afiliación partidista del ocupante de Los Pinos y no a un esquema institucional que nos garantice que los congresos locales tengan independencia política del gobierno central.

Es deseable que las reformas constitucionales pasen algunos filtros, por ello la propia constitución establece dos terceras partes de votación y mayoría simple en los congresos locales. En la práctica y ante lo que pudimos ver con la votación de la reforma petrolera, nos encontramos de vuelta a un régimen cuyas fuerzas políticas responden con mucha facilidad al presidente. Esto no es necesariamente una mala noticia pues permite el avance de una agenda política, pero resulta peligrosa si ésta no es producto de un consenso mínimo.

La información se obtuvo de cotejar los años de salida de los treinta y un gobernadores en México y los resultados de la votación en congresos locales publicados por la prensa nacional el lunes 16 de diciembre de 2013.

 

*Coordinador de la Licenciatura en Gobierno y Finanzas Públicas en CIDE Región Centro

 

¡Participa!