Cultura

Reciben jóvenes de la Casa del Adolescente taller de cómic con Josh Neufeld

By  | 
  • Para Neufeld, los cómics son una forma de comunicarse con la población de una manera más fácil de digerir
  • Necesario incentivar el intercambio cultural entre Estados Unidos y México para solventar retos de manera conjunta

 

En su visita a México, el escritor, artista y periodista crítico estadounidense, Josh Neufeld, ofreció la tarde de ayer un taller titulado Creando cómics con Josh a 30 jóvenes de la Casa del Adolescente inscritos en el curso de artes plásticas y box.

Durante poco más de una hora los jóvenes recibieron indicaciones del periodista acompañado de un traductor puesto que, disculpándose, confesó no saber en español, lo cual en un inicio causó pérdida de atención entre los adolescentes, pero conforme se fue dando el taller éstos tomaron con seriedad el curso guardando silencio y concentrándose en su ejercicio.

“El hacer un cómic no siempre tiene que tener tonos de comedia sino también seriedad, crítica social, tristeza, rabia o enojo, cualquier tema es bueno para plasmarlo en un cómic”, les manifestó a los jóvenes antes de iniciar su historieta que consistía en hacer parejas para que en lapsos de 10 minutos se intercambiaran la libretita (hojas en blanco dobladas) para que siguieran la línea de la historia desde su perspectiva.

Pudimos observar una gran variedad de temas desarrollados, sin embargo los jóvenes no pudieron dejar de lado sus problemas y gustos actuales pues en su mayoría siguieron la línea del box, conflictos familiares y adicciones, aunque también se tuvo ideas sobre la navidad y la música.

En entrevista, Josh Neufeld aseguró que al haber iniciado con historias comunes de su vida en los cómics, luego se percató del gran desarrollo que puede hacerse en él sin necesidad de ser un especialista en el tema, de ahí empezó a plasmar los sucesos sociales y políticos con un poco de sátira y crítica, como el caso del huracán Katrina desarrollado en su libro A.D. New Orleans después del diluvio.

Para Neufeld, los cómics son una forma de comunicarse con la población, es entonces su mejor manera de transportar esa comunicación, para que las personas sientan lo que se está narrando en las imágenes como si hubiese estado ahí, más que si lo leyera en un periódico o lo escuchara en la radio.

Hizo hincapié en que un cómic no sólo funciona para divertir y entretener sino para ser un medio de información de temas complicados para que al lector/espectador le sea más fácil de digerir.

Por su parte Madison Conoley, cónsul regional de prensa y cultura, aseguró que el objetivo de mantener una comunicación integral entre Estados Unidos y México recae en que existe mucha ignorancia en ambos lados de la frontera, por ello el trabajo de su oficina es fomentar contactos ante los estadounidenses y los mexicanos para facilitar el acceso a las diferentes culturas, ya sea entre adolescentes o adultos, artistas, obreros o profesionistas; tal fue el caso de Josh Neufeld, “para nosotros es una oportunidad de que jóvenes, que forman parte del proyecto de la Casa del Adolescente, cuenten su historia a través del cómic”.

Entre los beneficios que se tienen por incentivar el intercambio cultural entre ambas naciones, Conoley subrayó el compartir valores y proyectos que ante los ciudadanos pudieran parecer comunes pero que pueden ser replicados en ambos países, pues por ser vecinos tienen muchos retos en común  y con proyectos en conjunto podrían tenerse mayores beneficios a futuro.

“Los dos países son tierras ricas, historias complicadas y con retos en común”, por ejemplo el cómo desarrollar las economías en estos tiempos de conversión global, cómo ofrecer un buen servicio de educación los jóvenes y saber en qué consiste esta forma de educación.

Para el cónsul el dar a conocer otras culturas es otra forma de educación exitosa y de desarrollo humano, así que se debe aprovechar al máximo la cercanía geográfica que tienen ambas naciones.

Al cuestionarle sobre el proyecto de la Casa del Adolescente cercioró estar sorprendido por la gran aceptación que tuvo entre los jóvenes pues son proyectos que generalmente tardan en arrancar por la dificultad que representa esta etapa, “para nosotros representa el compromiso del estado y de la comunidad aguascalentense ante su desarrollo y éxito en general”.

Ya que finalmente el ofrecer ayuda al adolescente, ya sea sicológica, médica, recreativa, cultural, deportiva o educativa, repercute positivamente en el futuro de la sociedad, pues éstos adolescentes podrán ser ciudadanos exitosos alejados del ocio, delincuencia y adicciones.

 

Foto: Roberto Guerra

¡Participa!