Opinión

Salvando al soldado Peña Nieto / Enredos financieros

By  | 

Estimado lector, la noticia de la semana es la portada de la revista TIME, donde el presidente Peña Nieto aparece en ella con la leyenda “Saving Mexico”. Y como tal, hay que comentar la misma con toda la dimensión necesaria y poniendo énfasis en el mismo artículo y la portada.

Hace muchos años, aparecer en la portada de la revista TIME era sinónimo de prestigio y éxito, sólo aquellas personas que verdaderamente eran parte del cambio o que habían hecho algo trascendente aparecían en ella. Ahora, desafortunadamente, no es así; aparecen los que más pagan o aquellos que podrían ser más “vendibles”. Ahora, hay que tener en cuenta que la misma revista tiene diferentes ediciones, la americana, la de Latinoamérica, la de Europa, y otra para el resto del mundo. En la versión americana NO aparece el presidente Peña, sólo en las otras versiones. Es decir, si bien es cierto le dieron su espacio, no fue lo suficientemente importante como para dejarlo en la versión americana.

La revista TIME vende la portada, esa es una realidad, entonces no fue que la misma revista haya tomado la decisión de hacer un artículo sobre México y que piensen en realidad que la salvación del país es Peña Nieto. La tarifa normal por una portada a color es de $758,400 dólares, es decir, al tipo de cambio actual es de cerca de 10 millones de pesos. Parece ser que se hizo una negociación al respecto y el gobierno federal hizo dos pagos, uno de 480,000 y otro por 90,000 (datos de enlapolitika.com) es decir, poco más de 570,000 dólares, y si tomamos el tipo de cambio al día 18 de febrero de 13.22 pesos por dólar, tenemos que el pago final fue de un poco más de siete millones y medio de pesos (pagados obviamente con los recursos de los impuestos que el que lee y el que escribe pagan todos los meses, para eso querían la reforma fiscal).

Además, en la imagen podemos ver a un Peña Nieto engrandecido, con una mirada de “se los dije”, pero el rictus de la quijada denota miedo, temor. Sabe que él no puede salvar a México, o ellos.

Michael Crowley y Mark Stevenson, los autores del artículo sobre “Saving México”, ponen en relieve el primer año de gobierno de Peña Nieto sólo desde la óptica de las reformas, y cómo esas reformas salvarán al país de irse al precipicio.

Además de Peña Nieto, ellos comentan que el triunvirato que llevará a México a otros niveles (o a las grandes ligas pensando como lo hacen los americanos que adoran el béisbol) aparte del presidente, lo componen el secretario de hacienda Videgaray y el de gobernación Osorio Chong. Entre ellos, los articulistas mencionan, sometieron a las fuerzas opositoras, manejaron para que unos u otros aprobaran las reformas estructurales y permitieron que este gobierno lograra en un año lo que otros en seis ni siquiera pensaron hacer.

Yo invitaría a que los articulistas vinieran a México, a la provincia, pero manejando, que entraran por Laredo, trataran de pasar por Saltillo, Monterrey, Zacatecas, y vivieran en carne propia lo que ocurre todos los días en México. Que fueran a Oaxaca o a Michoacán. Que trataran de hacer un trámite cualesquiera para que se dieran cuenta del calvario que es vivir en México.

Que fueran contribuyentes cautivos en México y trataran de pagar impuestos y que fueran tratados como delincuentes por ser empresario y ver con rabia e impotencia que los delincuentes se pasean y codean con los políticos como si nada.

¿Ellos salvarán a México?

No lo creo, más bien ese artículo lo que busca es salvar al presidente Peña, el cual sabe que las reformas no alcanzan para su famoso crecimiento del 5%, lo salva de ver el ridículo que hizo en Davos, donde tuvo una ponencia ante los líderes del mundo que no asistieron por no considerar a México un país importante en el entorno global. Salvarlo como para que los mexicanos nos la creamos de que verdaderamente es el mesías que estábamos esperando.

Los “memes” en las redes sociales no se hicieron esperar. Desde Killing Mexico, hasta Selling Mexico. Hagan muchos más, nos costó mucho dinero esa portada inútil como para que no nos burlemos de menos de eso.

Ya basta de propaganda sacada de la segunda guerra mundial, y de promoción política de filiación fascista, en estos momentos Joseph Goebbels se ríe en su tumba de ver cómo sus técnicas se utilizan en México mediante un bombardeo mediático con verdades a medias para manipular conciencias.

Salvando al soldado Peña, al soldado de los americanos, qué pena que nos costó tanto dinero.

Comentarios a finanzasmodernas@gmail.com

 

¡Participa!