Cultura

Libros Vagabundos se ha extendido a 22 ciudades de América Latina

 

  • De esas urbes, 19 se ubican en México, 2 en Perú y 1 en Colombia
  • Denuncian que las bibliotecas escolares están limitadas en títulos y tienen procedimientos complicados para solicitar los préstamos

 

Libros Vagabundos, la red de bibliotecas callejeras que inició con un grupo de jóvenes en Aguascalientes, México, se ha extendido a 22 ciudades en el continente americano, de las cuales 19 se ubican en México, dos en Perú y una en Colombia, con más de 100 mediadores y promotores de lectura.

La biblioteca callejera aguascalentense ha alcanzado tres mil títulos por medio de donaciones, mismos que están a disposición de toda la población los días jueves y domingos en un horario de 17:00 a 19:30 horas, en la plaza principal de la capital.

En interés por acercar los libros a los potenciales lectores, Libros Vagabundos Aguascalientes ha comenzado una gira por las comunidades y municipios en el estado, prestando los textos hasta por un mes, “en las comunidades no se acercan al centro, ni siquiera nos conocen pero con las visitas tienen la opción de escoger un libro y les interesa, y nos vuelven a invitar”, declaró Sarai Montañés, integrante del proyecto.

Asimismo, informó que cada vez son más los estudiantes de secundaria y bachillerato que se han acercado con el interés de convertirse en mediadores para promover el hábito de lectura, actualmente de los 30 integrantes, doce son menores de edad.

Al respecto Mariana Santacruz, quien lleva poco más de dos meses dentro de Libros Vagabundos y es estudiante del tercer año de la Secundaria 2, comentó que los jóvenes están interesados en la lectura sin embargo no tienen un fácil alcance a los libros, ya que en ocasiones las mismas bibliotecas escolares están limitadas en títulos y tienen procedimientos complicados para solicitar los préstamos.

Manuel Roque, estudiante del último año en la Secundaria 12 y que conoció a Libros Vagabundos a través de las redes sociales, aseguró que para hacer a un lector hay que ayudarle proporcionándole los libros, por lo que es necesario que las instituciones educativas generen programas para dar a conocer propuestas bibliográficas o dinámicas para disminuir la brecha entre los jóvenes y la literatura.

“No están muy activas las bibliotecas, de hecho es un problema que los maestros a veces te castigan mandándote a la biblioteca, porque te portaste mal, porque no te callas un reporte de tal libro, te imponen que las bibliotecas son para los castigos”, agregó Sarai Martínez que no se ha descartado la posibilidad de que Libros Vagabundos se acerque a las escuelas, sin embargo el propósito es hacer que los libros lleguen al mayor número de personas posible, esto en plazas o áreas comunes en colonias.

Finalmente adelantó que Libros Vagabundos está organizando eventos y rifas para comprar una camioneta que les ayude a trasladar los libros a diferentes puntos en la ciudad.


Vídeo Recomendado


The Author

Tania García

Tania García

No Comment

¡Participa!