Opinión

Quién está bien y quién está mal / Desde Aguascalientes

El día de hoy, con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebró el pasado día 8, le pido me permita enviar un mensaje de afecto y gratitud a todas las mujeres por su diligencia, por su ejemplo, por su dedicación y por su empeño en construir un nuevo paradigma de país impregnado de esos valores que promueven sin descanso la igualdad, los derechos humanos y la libertad en su sentido más amplio.

Sabemos que el reconocimiento de los derechos de la mujer ha sido un camino muy largo en el que, no obstante los logros alcanzados, aún se puede observar su posición de desventaja en términos de salarios, acceso al empleo, seguridad social, mecanismos de protección laboral, y posiciones de liderazgo. Es por eso que la búsqueda de la equidad y justicia para las mujeres es una labor que debe continuar y reforzarse a fin de encontrar los medios que permitan la erradicación de todas las formas de discriminación y violencia que sufren.

Entrando en el tema de hoy, le comento que ahora que en nuestro país hemos sentido diariamente cómo no alcanza el gasto, la caída de ventas, el aumento en los costos de operación y la reducción de márgenes de ventas tanto en la fabricación como en la comercialización, nos preguntamos: ¿solamente nosotros estamos padeciendo este fenómeno? Veamos, la Secretaría de Hacienda ha informado que enero de este año ha sido un mes excelente en materia de recaudación, pues los impuestos no petroleros se han incrementado en un 22.9%. Nos dicen que gracias al nuevo impuesto a los productos con altas calorías, para desalentar a los consumidores de los mismos, pues el IEPS gravado a estos productos y el impuesto a combustibles fósiles aumentó los ingresos del gobierno en un 79%, con una recaudación de 13,990.6 millones de pesos. Algo histórico. El IVA en la frontera, que pasó de 11% a 16%, hizo que el IVA aumentara en un 12.4%, o sea recaudaron 69,304.6 millones de pesos. En cuanto al Impuesto Sobre la Renta, a causa del aumento que sufrió ahora con el 36% a los que ganan al año más de 750,000.00 pesos, la recaudación subió un 26.2% contra el mismo mes de 2013, recaudando 116,647.8 millones de pesos, o sea en total los ingresos no petroleros fueron 269,100.4 millones de pesos.

En contrario los ingresos petroleros bajaron en 0.5% recaudando 93,729.5 millones de pesos, lo cual permitió que el gasto programable se haya aumentado en 19.9%. A pesar de esto estamos en marzo y no se ha sentido en la economía que la inversión pública se haya incrementado y por el contrario escuchamos que tanto los estados como los municipios se encuentran en una situación económica muy difícil y el apoyo en los rubros de educación y salud se encuentran pendientes, causando presión social.

En otro orden de cosas, el Banco de México ha declarado que el financiamiento de la banca comercial ha subido en un 4%, contabilizando al último reporte 3,548.7 millones de pesos. Esto se prestó al sector privado 4.9%, estados y municipios 3.6%, esto a pesar que varios de ellos han caído en cartera vencida o han estado refinanciando sus pasivos. Al sector público federal el financiamiento fue 0.4% y a otros sectores 45.5 %, no especifica cuáles.

El saldo de la cartera de crédito es de 2,492.4 millones de pesos, lo cual es 4.3, superior al del año pasado. El que más aumento fue el de consumo con un 5.1%, en contrario el de vivienda sólo aumentó un 2.8%. En este rubro las grandes constructoras e inmobiliarias se encuentran en graves problemas y algunas han suspendido sus cotizaciones en la bolsa y otras buscan llegar a acuerdos con sus acreedores; recordemos que esta industria es de las que más generan empleos directos e indirectos. Mientras este rubro no se recupere, difícilmente veremos una recuperación de la economía.

También se informó que las remesas que nuestros braceros envían a sus familias en enero subieron en un 8%, comparado con el mismo mes en el año 2013, pero aquí viene lo preocupante, la banca de desarrollo ha informado que su saldo de créditos es a la fecha por 628,800 millones de pesos, o sea un +16.2%. También se dijo que el M1 (billetes y monedas en poder del público, cuentas de cheques de residentes del país y depósitos en cuenta corriente) creció en un 8.1% y Bancomext reporta que su cartera vencida creció 16 veces en 2013 contra 2012, de 63 millones de pesos a 992 millones de pesos. NAFIN dice que de 149 millones de pesos su cartera vencida subió a 1,582 millones de pesos y esto, señores, es un aviso de que nuestra economía está enferma. La banca comercial también ha tenido un aumento fuerte en su cartera vencida, esto antes del escándalo de Oceanografía en su problema o presunto fraude a Banamex, que más ha sido un escándalo dirigido de intención política que como un problema económico.

Lo anterior, estimado lector, nos dice que ha habido una trasmisión de recursos importantísima de la sociedad hacia las arcas del gobierno y no se ve que estén regresando en inversiones que promuevan el crecimiento del empleo y del movimiento, tanto industrial como comercial. Creo que es tiempo que los expertos del gobierno revisen la estrategia y tomen las medidas conducentes. Esto, si se deja pasar, puede provocar un problema mayúsculo. El aviso de la caída de la bolsa de valores debajo de los 39,000 puntos y la salida de capitales, aunque no es muy importante, indica que la confianza en el país y sus estrategias no son bien vistas, si bien son muy satisfactorio los reconocimientos nacionales e internacionales a las reformas y al manejo de las finanzas por el gobierno federal, esto no se ve alineado con los resultados. Hay que actuar a tiempo o será tarde. El gasto hogareño está en apuros y entre gasolinazos y aumentos en gas y luz, que supuestamente iban a bajar, la situación empeora cada día.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Felipe González González

Felipe González González

No Comment

¡Participa!