Opinión

Una flor y un pensamiento / Tlacuilo

ATENTA INVITACIÓN que le reiteramos para acompañarnos a presentar nuestros respetos a Jesús Terán en el 148 aniversario de su muerte, hoy a las 10 horas en el Panteón de La Salud (Ave. Héroe de Nacozari casi frente al hotel La Noria). Continuamos:

TIEMPOS DE CRISIS fueron los que tuvo que sortear la generación de Jesús Terán con las intervenciones militares más perversas del siglo XIX: la de Estados Unidos que, empezando a clavar sus garras en Texas en 1836, terminó por arrebatarnos la mitad del territorio en 1848; y la sanguinaria intervención francesa (1862-1867) que pretendió imponernos un emperador austriaco.

MISIÓN CONFIDENCIAL. Fue en esta última en la que Benito Juárez aprovechó el genio diplomático de Jesús Terán para confiarle la delicada tarea de abrir los ojos de los europeos sin agudizar la confrontación con el gobierno francés.

Terán llegó a Europa en 1864, donde entregó su vida sin contemplaciones tras dos años de un trabajo descomunal y efectivo, después de volcar la opinión de los pueblos y los gobiernos de aquel continente -incluidos los franceses- en contra de la atrabiliaria invasión del heredero de Napoleón.

Y aún después de muerto en 1866,

TERÁN TRIUNFA. Prueba de ello es que “El 5 de febrero de 1867, en París, Napoleón III envió un parte a Bazaine ordenando la retirada de las tropas francesas en México, en vista de la presión ejercida por la prensa, la opinión pública y el Parlamento francés…”1

FIN DE LA DINASTÍA NAPOLEÓNICA. El pueblo y el Parlamento francés que le dieron la espalda a su propio soberano por aquella guerra desleal, reconocieron implícitamente el valor del pueblo mexicano que, defendiendo su libertad con las uñas bajo la conducción liberal, recuperó la dignidad y soberanía de nuestra Nación al lograr el retiro del hasta entonces supremo ejército francés, que tres años después perdió su guerra contra Prusia en 1871 -debido en parte al desgaste provocado por el irresponsable enfrentamiento con México- lo cual desembocó en el fin de la dinastía, ya que al ser derrotado, Napoleón III se convirtió en el último de los napoleones al morir desterrado y en el olvido dos años después.

DE PARÍS A MÉXICO. Terán fue sepultado en el cementerio Père Lachaise de París, donde permaneció de 1866 a 1952, año en que el presidente Miguel Alemán -por iniciativa del gobernador Edmundo Games Orozco- tramitó el traslado de sus restos al panteón de San Fernando de la ciudad de México, donde fue colocado en la tumba donde reposan los grandes de la Reforma.

DE MÉXICO A AGUASCALIENTES. Cincuenta años después, en 1992, el gobernador Miguel Ángel Barberena -por iniciativa de Lupita Appendini y su esposo Gabriel Vargas, según me comentó Felipe Reyes Romo- fueron nuevamente trasladados sus restos del panteón de San Fernando al de La Salud, en Aguascalientes.

Con ese motivo se restauró la histórica casa de la familia Terán, incorporándola al patrimonio del Instituto Cultural de Aguascalientes para beneficio del pueblo y se le impuso su nombre al aeropuerto, entre otras cosas.

INCONFORMES. Hubo quienes criticaron severamente el traslado de los restos de Terán no tanto por el traslado en sí, sino por el desdén con que se trató la ubicación en comparación con el lugar decoroso y visitado que ocupaban en el Panteón de San Fernando.

TERCERA PROPUESTA. La sugerencia lógica consiste en ubicar los restos de Jesús Terán en un mausoleo digno de su estatura histórica, que se construya en un lugar estratégico que destaque y donde el pueblo capte su presencia.

Someteremos estas propuestas a consideración de los amigos de Terán que asistan el día de hoy a su tumba para que, en caso de que se juzguen pertinentes se tomen los acuerdos que convengan, o se consideren otras diferentes, adicionales o complementarias, pues hay mucha tela de donde cortar en los dos años que faltan para su sesquicentenario.

BIBLIOGRAFÍA MÍNIMA. A continuación citamos algunas de las obras publicadas sobre la vida y obra de Jesús Terán, por orden de aparición:

La Misión Confidencial de Jesús Terán en Europa. Compilación de Gabriel Saldívar y Silva. Secretaría de Relaciones Exteriores. México, 1943 / Jesús Terán. Ensayo biográfico. Arturo Pani. Edición privada. México, 1949 / Viaje al pasado. Pedro de Alba. Biblioteca de autores jaliscienses modernos. Guadalajara, 1958 / Jesús Terán. México frente a Europa. Alfredo de Lara Isaacs. Asociación de universitarios nocturnos, UNAM. México, 1957 / Jesús Terán. La diplomacia de la Reforma. Guadalupe Appendini. Gobierno de Aguascalientes, 1991 / Jesús Terán, benemérito aguascalentense. José Antonio Gutiérrez Gutiérrez. Archivalia 10. Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes, 1998 / Cartas a Jesús Terán. Elizabeth Buchanan y Pilar González. Instituto Cultural de Aguascalientes, 1998.

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]

Porfirio Díaz (Carrera militar. 5 de Febrero de 1867). Wikipedia.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!