Sociedad y Justicia

Anuncian la primera solicitud de matrimonio igualitario en Aguascalientes

  • Manuel Gutiérrez y Javier Rodríguez emitieron un amparo indirecto contra la inconstitucionalidad de los artículos 143 y 144 del Código Civil
  • Para la aprobación de un matrimonio igualitario en el estado se requiere cambiar los enunciados “entre mujer y hombre” por “entre dos personas”

Integrantes del Colectivo SerGay A.C. y la coordinadora de Familiares Contigo (FaCon) A.C. dieron a conocer que en próximas fechas se llevará a cabo el primer matrimonio civil entre personas del mismo sexo en Aguascalientes independientemente de la legislación actual u opinión del Ejecutivo y Congreso, pues se ejecutará a través de una resolución de la Suprema Corte de Justicia.

Manuel Gutiérrez y Javier Rodríguez son una pareja que solicitó al registro civil local su matrimonio civil pero al recibir la negativa por no ser legal en el estado, integrantes del Colectivo SerGay interpusieron un amparo indirecto contra la inconstitucionalidad de los artículos 143 y 144 del Código Civil del estado de Aguascalientes con el objetivo de que puedan contraer matrimonio civil en atención al principio de igualdad y no discriminación, así como el único medio con que actualmente pueden tener la protección jurídica por parte del estado para la familia homoparental que conforman, buscando de esta manera actualizar los derechos fundamentales a igualdad no discriminatoria, protección de la organización y desarrollo de la familia que les concede en la Constitución federal y diversos tratados internacionales firmados y ratificados por México.

A su vez Julián Elizalde, vocero de dicha asociación civil, aclaró tener un caso más en trámite ante el registro civil emitido por una pareja de mujeres la semana pasada, el lunes sale la contestación del registro y este mes saldrán cinco solicitudes a la federación; la cuestión central es la voluntad política del Congreso, pues son quienes tendrían que modificar las leyes, ya que el amparo dice que da la orden de casarlos pero tiene que declarar que es inconstitucional los artículos antes mencionados para hacer las modificaciones a las leyes,  “este movimiento jurídico no implica la modificación de las leyes estatales sino que éste será un segundo paso de este proceso”, destacando su confianza porque la actual legislatura local tome el tema con seriedad y apertura ya que en pláticas con los diputados, se ha mostrado especial interés en el tema, aunque aún no se les ha emitido tal postura pública.

Por su parte, Manuel Gutiérrez aclaró ser importante acceder a los derechos civiles y la forma jurídica que se puede es por medio del matrimonio civil, por ello se interpuso el amparo a los juzgados de distrito que se van a la corte federal y la resolución se espera para el mes de agosto, a menos que el proceso se entorpezca por parte de las autoridades pues ellos tienen la facultad de pedir plazos para revisiones.

Al llegar al registro civil a hacer la solicitud de matrimonio debe ir acompañada de argumentos sustentados, en el caso de esta primera pareja en Aguascalientes se les negó porque el artículo 143 y 144 del Código Civil dice que el matrimonio es un contrato que se celebra entre un hombre y una mujer además dice que es para la procreación, “esto atenta contra cualquier persona sea o no homosexual porque, ¿qué pasa con las parejas heterosexuales que no desean tener hijos o que son estériles?”. En sí, los requisitos son los mismo que en una pareja heterosexual simplemente en este caso no cumplen con la instrucción de ser un hombre y una mujer, lo cual desde el punto de vista de los derechos humanos es discriminatorio.

El único cambio que se tendría que hacer en la legislación según Elizalde es la eliminación de la palabra procreación y cambiar el enunciado de “entre hombre y mujer” por “entre dos personas”. Desde noviembre los integrantes de varias asociaciones dedicadas a los derechos sexuales y humanos, han mantenido acercamientos con los legisladores de los diferentes grupos parlamentarios en busca de mejorar las leyes, pero específicamente en este tema siguen sin respuesta.

Los gastos de estos procedimientos legales son muy altos, mismos que por el momento los está asumiendo tanto el colectivo como los solicitantes, un amparo llega a costar alrededor de ocho mil pesos más el transporte a los tribunales y congresos, “es mucho tiempo, dinero y esfuerzo lo que tenemos que invertir pero vale la pena”.

Desde el 2009 en el Distrito Federal las parejas del mismo sexo pueden unirse en matrimonio debido a las reformas realizadas al Código Civil de esa ciudad capital; el 25 de diciembre del 2012 la Suprema Corte de Justicia otorgó el amparo a tres parejas en Oaxaca que se les había negado su matrimonio por su legislación; éstas fueron las primeras sentencias a nivel nacional en que sin necesidad de una reforma legislativa local, dos personas del mismo sexo pueden acceder al matrimonio en su estado de residencia.

A partir de dichas sentencias la estrategia de amparo ha sido replicada exitosamente en Colima, Sinaloa, Yucatán, Chihuahua, Nuevo León, Jalisco, Michoacán, Estado de México, Chiapas, Baja California, Tabasco, Morelos y ahora Aguascalientes.

Al cuestionar a Manuel Gutiérrez el porqué decidieron buscar la figura del matrimonio civil destacó que ésta fue una decisión de muchos años pues el matrimonio es la única manera en la que pueden acceder a los derechos civiles, “las parejas heterosexuales tienen acceso a muchas figuras como el concubinato o paternidad y las personas homosexuales no tenemos derecho a ninguna excepto al matrimonio, en donde se nos da derecho a la seguridad social, seguros de gastos médicos, posibilidad de la sucesión testamentaria, el decidir la posibilidad de eutanasia en caso de que alguno esté ya viviendo con máquinas, entre otros”.

Gutiérrez ha llevado una vida de activista social por más de seis años en las cuales ha observado casos lamentables en donde las parejas llevaban decenas de años juntos pero que al momento de fallecer alguno de ellos, el otro se queda en la calle total pues sólo los miembros de la familia tienen derecho sobre las propiedades y recursos, “además estoy convencido que dejaré un legado para las futuras parejas”.

La decisión fue tomada tiempo atrás pero no se habían atrevido a ejecutarla pues al estar inmersos en el tema conocen los difíciles obstáculos que conlleva tal decisión, “tuvimos la enorme ventaja de contactarnos con el abogado que hizo los amparos en Oaxaca y con él estamos trabajando por eso estamos seguros que se efectuará”, desde hace poco más de un año y medio han estado en este proceso desgastante pero muy gratificante a la vez.

Explicó que en la unión libre no se les da ningún derecho sobre la pareja por lo que la figura del matrimonio permitirá romper con la barrera tan marcada en la sociedad junto con los estragos de la discriminación y mente retrógrada que en muchos aguascalentenses persiste en la actualidad.

La madre de Javier Rodríguez, Estela Rivero añadió a La Jornada Aguascalientes que el proceso de aceptar la orientación sexual de su hijo fue un poco complicado, sin embargo la información que se le dio al momento sobre el tema le permitió comprender que la homosexualidad no es una enfermedad, ni una situación vergonzosa, “lo apoyamos por el amor que le tenemos a mi hijo y a Manuel, existen tantas cosas que te pintan acerca de la homosexualidad, que son pervertidos, que son de lo peor y no sé qué más, pero la realidad es que son personas comunes y corrientes como cualquier otra”, la lucha contra la ignorancia es el principal reto al que se presentan los familiares de personas homosexuales, por ello aceptó ser parte de FaCon para promover la aceptación y desintegración de los prejuicios a través de información del tema.


Vídeo Recomendado


The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!