Opinión

5 de junio no se olvida

 

Ana Paula Acosta Jiménez, Andrés Alonso García Duarte, Andrea Nicole Figueroa, Aquiles Dreneth Hernández Márquez, Ariadna Aragón Valenzuela, Axel Abraham Angulo Cazares, Bryan Alexander Méndez García, Camila Fuentes Cervera, Carlos Alán Santos Martínez, Dafne Yesenia Blanco Losoya, Daher Omar Valenzuela Contreras, Daniel Alberto Goyzueta Cabanillas, Daniel Rafael Navarro Valenzuela, Daniela Guadalupe Reyes Carretas, Denisse Alejandra Figueroa Ortíz, Emilia Fraijo Navarro, Emily Guadalupe Cevallos Badilla, Fátima Sofía Moreno Escalante, Germán Paúl León Vázquez, Ian Issac Martínez Valle, Javier Ángel Merancio Valdez, Jesús Antonio Chambert López, Jesús Julián Valdez Rivera, Jonatan de Jesús de los Reyes Luna, Jorge Sebastián Carrillo González, Juan Israel Fernández Lara, Juan Carlos Rascon Holguin, Juan Carlos Rodríguez Othón, Julio César Márquez Báez, Lucía Guadalupe Carrillo Campos, Luis Denzel Durazo López, María Magdalena Millan García, María Fernanda Miranda Huges, Marian Ximena Hugues Mendoza, Martín Raymundo de la Cruz Armenta, Monzerrat Granados Pérez, Nayeli Estefanía González Daniel, Pauleth Daniela Coronado Padilla, Ruth Nahomi Madrid Pacheco, Santiago Corona Carranza, Santiago de Jesús Zavala Lemas, Sofía Martínez Robles, Valeria Muñoz Ramos, Ximena Álvarez Cota, Ximena Yánez Madrid, Xiunelth Emmanuel Rodríguez García, Jazmín Pamela Tapia Ruíz, Yeceli Nahomi Baceli Meza, Yoselín Valentina Tamayo Trujillo.

No debieron morir, pero el día 5 de junio de 2009, hace 5 años, los 49 inocentes arriba nombrados perdieron la vida víctimas de la negligencia y la corrupción de autoridades y particulares en la guardería ABC de Hermosillo, capital de Sonora. Pudo haber sido en cualquier otro lugar del país, y es sin duda es una de las mayores tragedias ocurridas en México en los pasados años.

Tampoco hay manera de matizarlo ni de atenuarlo. 49 padres y madres de familia pusieron a sus pequeños hijos en manos de una guardería subrogada por el Seguro Social a influyentes particulares -hoy, 5 años después, sabemos que también intocables-, que no fueron capaces de velar por su integridad física.

Es cierto que la tragedia trajo una ley nueva, y que mejoró las normas de supervisión y subrogación después del “desorden generalizado” que hasta la conservadora Corte encontró en el IMSS. También es verdad que los padres y madres de las víctimas fueron indemnizados y que se les dieron algunos beneficios, y que los otros 78 niños heridos tienen atención médica y otras prestaciones. Pero la vida de sus pequeños hijos se perdió para siempre de manera absurda e inexplicable.

¿Y los responsables? a engrosar la estadística del 98% de impunidad que ronda los delitos cometidos en México. Porque nadie está preso por este grave hecho. Nadie de un nivel de responsabilidad importante fue cesado como funcionario público federal o local. Ningún particular procesado penalmente. Ninguna causa abierta. Sólo silencio. Y eso que investigar y castigar a los responsables fue una promesa de campaña del hoy presidente de la república. De las firmadas ante notario.

No es casual pues que cada año desde entonces los padres y madres y muchos otros ciudadanos piden justicia. Se habla de incendios provocados y de testigos y responsables muertos posteriormente en extrañas circunstancias. ¿Cómo tragar que no hay responsables de lo sucedido hace 5 años?

@efpasillas


Vídeo Recomendado


The Author

Enrique F. Pasillas

Enrique F. Pasillas

No Comment

¡Participa!