Opinión

Nada mejor que la nada / De imágenes y textos

Finalmente se llegó el día querido lector, siempre me refiero a usted como si estuviéramos dialogando uno a uno, para estar más en confianza, pero esta vez seguramente es literal lector solitario, hoy termina la espera para miles y millones de aficionados en todo el mundo, inicia la copa, el evento que más espectadores atrae, el momento preciso para ajustar lo que tengan pendiente las naciones, no crea que sólo sucede en esta vapuleada pero hermosa tierra, aunque aquí se presenta con tintes escabrosos en exceso.

De manera objetiva y sin ponerme en contra de la mayoría de mis compatriotas, ¿qué beneficios obtengo yo como mexicano de que la selección nacional esté en Brasil, qué me deja si el equipo de futbol que “nos representa” pasa a octavos o cuartos de final? Seguramente satisfacción, orgullo, alegría, muchos días de celebración y distracción.

Qué bueno, porque existen tantos temas a los que no debemos prestar atención, no valen la pena, como por ejemplo el que está a punto de convertirse en escándalo nacional, en 2015 Don Quique verá realizado su sueño y estrenará vehículo, el cual le compraremos a manera de recompensa por estar trabajando todos los días con la camisa remangada y sudando la gota gorda para sacarnos del atolladero, claro que se merece su Boeing 787 Dreamliner de nada más y nada menos siete mil quinientos veinte millones de pesos, es oficial querido lector, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) lo confirmó por escrito a la revista Proceso en días pasados.

El jefe lo vale, para con él no se debe escatimar nada, es necesario, casi asunto de seguridad nacional por lo tanto, que cueste lo que cueste, no más austeridad, don Quique nada más no vaya a sacarse selfies con sus cuates, los amigos de su familia y demás privilegiados en pleno reventón arriba del Peña 1, o como le vayan a poner, porque eso sí calienta. Pero entonces todos parejos o nada y no me refiero a que el resto de los gobernados por don Quique tengamos un avión verdad, pero sí y por lo menos un salario digno, vivienda, servicios, educación, seguridad, empleo, estabilidad económica, no creo que nos quieran pasear a todos en el futuro palacio del aire, pero entonces que el secretario de Economía haga su chamba y nos mantenga a gusto.

Ni vaya a sacar su calculadora porque son muchos ceros los cuales se podrían destinar a los rubros que le mencioné en los párrafos de arriba, mejor vaya hablando con sus hijos o si tiene nietos mejor, avíseles que tienen una deuda que pagar.

Que nos distraigan porque no es claro de dónde va a salir esa lana, incierto el futuro es diría el maestro Yoda, pues el Banco Mundial augura una baja en el crecimiento económico para 2014. Del tres por ciento que visualizó en abril ahora nos dice que sólo llegaremos al 2.3 por ciento, después del mundial a ver cuál es su pronóstico. Es un hecho, no hay dinero, jefe, y si se espera tantito, le prometemos que sí le compramos su avioncito, sólo deje que la nueve vuelva a cargarse.

Mal de muchos, consuelo de tontos, Latinoamérica está en las mismas condiciones que nosotros, los anfitriones de la fiesta mundialista estiman crecer apenas un 1.9 por ciento, con todo y la derrama económica que este tipo de eventos provoca, el otro candidato para llevarse la copa del mundo, el equipo de Francisco y Diego Armando no crecerá. Es curioso no cree, mientras estamos en plena y solemne discusión futbolera entre México, Argentina y Brasil los dineros hacen de las suyas, el chiste es ser el mejor como lo hizo patente el expresidente de los cariocas Don Lula da Silva, qué es eso Don Luiz (así se escribe en brasileño) cómo que anda descalificando a los analistas que dicen que México es el nuevo gigante latinoamericano. Muy molesto dijo “me fui a enterar (de los fundamentos económicos mexicanos) y todo es peor que en Brasil. Lo que hacen mejor, nosotros ya lo hicimos con Petrobras hace 20 años. No hay ningún indicador comparable a los nuestros”.

Qué bueno que somos naciones hermanas, sino imagínese, lo bueno es que Don Quique no se dejó y se defendió, bueno, respondió de manera diplomática diciendo que “cada país, a su debido tiempo, ha impulsado cambios y reformas para promover su desarrollo” pero nos vemos en la cancha, les faltó decir a ambos, cuánto protagonismo ahora que está a unos días de celebrarse el juego de futbol entre estas dos naciones, reflectores, actores, analistas deportivos y de los otros, nunca entiendo por qué va López-Dóriga, Alatorre y demás conductores a los mundiales si no cubren la nota deportiva…

Y hablando de cobertura, el gobierno Federal a través de la Secretaría de Gobernación SEGOB y su Dirección General de Radio Televisión y Cinematografía RTC garantizan la NO transmisión de cápsulas informativas sobre la discusión y votación de las leyes secundarias en materia energética bajo el argumento de que “no existe viabilidad de transmitir dichas cápsulas por televisión nacional”, ¿acaso no hay garantías?

Su pretexto fue que las cápsulas no tendrían la misma duración y eso afectaría a los concesionarios y permisionarios al momento de estructurar su pauta comercial y programática supongo yo. El sin sentido viene cuando la SEGOB dice que esto “limitaría el derecho de información a la ciudadanía respecto al resto de los asuntos de interés general para la sociedad”. Qué nivel, no cree, abrir espacios para informar sobre las decisiones de los senadores limita el derecho de información.

Mi apunte final es, o no quieren transmitirlas porque nuestros empleados, los más caros que tenemos van a estar viendo el futbol en horas de trabajo, no supieron negociar con los concesionarios y permisionarios para la transmisión de las cápsulas, qué tal un patrocinio de una cervecería o de plano nada es mejor que la nada, no informe, no avise y nos evitamos problemas, bendito mundial que acapara la atención de todos, hasta los que no son aficionados.

[email protected]

Twitter: @ericazocar


Vídeo Recomendado


The Author

Eric Azócar

Eric Azócar

No Comment

¡Participa!