Opinión

Por fin, las señales para dejar de caer / Enredos financieros

Estimado lector, después de dar largas y que columnistas de todos los medios, periódicos, televisión, radio, a nivel tanto local como nacional anunciábamos la desaceleración-recesión en el que se encontraba el país, por fin se están observando ciertas medidas de parte de los organismos gubernamentales para atacar esta situación y tratar de revertir hacia el crecimiento del país.

Después de que varios organismos y calificadoras empezaron a bajar otra vez su pronóstico anual del crecimiento del PIB del país, y aunque el SAT haya comentado que tuvo un incremento récord en la recaudación para el primer trimestre, la realidad es que el país se encuentra semiparalizado. Sectores completos de la economía se mueven de manera nula y algunos han retrocedido de forma importante como lo es el de la construcción de viviendas, en el que desafortunadamente se ha entrado en una problemática que ha hecho entrar en quiebra o concurso mercantil a la mayoría de los grandes desarrolladores de vivienda nacionales, otros se mueven aunque impulsados sobre todo por las exportaciones. La economía nacional no ha caído más gracias al sector exportador automotriz que ha alcanzado exportaciones récord en este trimestre y se consolida como uno de los países exportadores de automóviles líderes del mundo; de no ser así, la caída del PIB sobre el pronóstico hubiera sido mucho mayor.

El consumo interno es casi nulo, y las historias de lo terrible que está el mercado actualmente las podemos escuchar todos los días en pláticas formales e informales. De hecho es terrible escuchar como muchos están pensando en cerrar sus negocios, ya que la asfixia que está haciendo el SAT (según ellos para los informales) hacia todos los contribuyentes formales es tal que no se puede ya pensar en hacer negocio.

Entonces la noticia de que la tasa de referencia baja al 3%, anunciada por el Banco de México, no es más que una política para hacer que la economía interna se pueda ir hacia arriba. Aunque desafortunadamente no creo que sea posible lograrlo en el corto plazo, debido a que gracias a la reforma financiera se armó con más dientes a la banca y los ciudadanos somos más cuidadosos para gastar en el crédito.

Es tal la situación que el martes salió una oferta nunca antes vista. Credinissan, la financiera de Nissan, ofrece autos 2015 en modelos restringidos (es decir, no todos) a una tasa del ¡¡¡5% anual!!! Esto para aumentar su participación en el mercado por un lado, y por otro dinamizar el sector que el primer trimestre ha caído en ventas nacionales de forma importante.

Es también importante resaltar que no estamos tan mal como lo quiso hacer ver Lula Da Silva, que dice que México no puede compararse con Brasil. Concuerdo con él. No podemos comparar nuestras tasas de interés de referencia del 3% con la tasa de Brasil del 11%. No podemos tampoco referenciar el crecimiento del PIB de ambos países que está más arriba el de México, ni tampoco la falta de dinamismo exportador de Brasil.

Lo que es cierto es que Lula Da Silva logró abatir la pobreza, pasar de 20 a 17%, logro que creo que su sucesora, su delfín, no podrá mantener, y caerá en problemáticas mayores una vez acabado el mundial. Los países en desarrollo que hacen olimpiadas o mundiales de futbol a últimas fechas, han caído en situaciones económicas de apremio, por la infraestructura prometida y realizada y que se transforma en elefante blanco. Brasil, siendo un país eminentemente futbolero, ha construido un estadio en Brasilia cuando esta ciudad no tiene equipo de futbol profesional. Pasará lo que en México cuando se construyó el estadio Corregidora de Querétaro para el Mundial de 1986, sin equipo de futbol profesional y que ha buscado por un medio y por otro tener a un equipo en el máximo circuito sin tener éxito a largo plazo, y siendo ocupado por dueños de equipos que logran ascender a la primera división sin estadios preparados para ello y eso es lo que ha hecho que funcione medianamente el estadio.

Entonces, es cierto, no es México el nuevo Brasil, pero tampoco por otro lado, somos el nuevo país milagro emergente como nos hacen creer en otras latitudes. México se está convirtiendo en la nueva China, y me pregunto, ¿será interesante ser la nueva China? China es el maquilador por excelencia, con sueldos bajos y la más alta polaridad en la distribución del ingreso.

En fin, Carstens ya vio lo que se avecina, e hizo cambios. ¿Hasta cuándo lo harás tú, Videgaray, hasta cuándo?

Comentarios a [email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

José de Jesús González Serna

José de Jesús González Serna

No Comment

¡Participa!