Sociedad y Justicia

Asuntos Internos ha recibido 183 expedientes, 14 han sido turnados a la Comisión de Honor y Justicia

 

  • Se han registrado 3 casos de elementos policiacos denunciados por acoso sexual, 1 por violación y 4 por conductas peligrosas
  • El 25% de las denuncias resultan procedentes, el resto son quejas de ciudadanos inconformes que pretenden vengarse del elemento

La Dirección de Asuntos Internos ha recibido 183 casos, que a decir de su titular Ismael Cornejo han disminuido en un 20% respecto a los registrados en el año anterior, de los cuales 14 expedientes ya fueron turnados a la Comisión de Honor y Justicia durante el 2014.

“A la Comisión de Honor y Justicia ahorita llevamos 14 expedientes en 2014 que han sido consignados, todos los demás estamos todavía en periodo o en lapso para que se resuelvan”.

Apuntó que la mayoría de las denuncias a la policía preventiva se deriva de un abuso de autoridad y de los elementos de tránsito por “mordidas”, sin embargo se han suscitado algunos casos de conductas peligrosas y acoso sexual.

Respecto a los casos de acoso sexual, apuntó que existen tres, en donde el elemento de seguridad aprovechando la frecuencia con que debe vigilar una zona y al estar en contacto con las personas que habitan, laboran o se encuentran regularmente en su cuadrante, propasó los límites.

“Tiene contacto con la ciudadanía, ahora sí, que le digamos que el roce que tiene con el público o con la gente pues de alguna manera nace la situación de empezar a cortejar a alguna persona”, estos casos siguen en investigación y están en el término de los 90 días.

Ismael Cornejo adelantó que estos expedientes se turnarán a la Comisión de Honor y Justicia donde los ocho integrantes determinarán la sanción, asimismo del caso de violación que se presentó durante el mes de enero, el elemento que se encuentra privado de su libertad por haber cometido el delito procederá de manera diferente pues no puede presentarse a comparecer.

De los expedientes por conductas peligrosas, los elementos son separados de sus funciones para evitar un daño a ellos mismos o a las personas en su entorno, “alguna amenaza que se hace con armas de fuego, que se les hace a los mismos familiares en determinado momento, esos los desarmamos”.

De estos se han presentado cuatro casos, los que refirió a que en ocasiones se desencadenan de presión laboral que se proyecta en diferentes entornos, por lo pronto los policías se han turnado a trabajos administrativos.

Por último, el director de Asuntos Jurídicos mencionó que algunas de las quejas no son procedentes, pues el ciudadano al ser sorprendido en alguna conducta termina denunciándolo como venganza.

“Más o menos el 20 o 25% son procedentes o son las que hay elementos suficientes para consignar, en un porcentaje menor hay elementos para que se haga un apercibimiento, un llamado de atención o una suspensión laboral por cinco días”.


Vídeo Recomendado


The Author

Tania García

Tania García

No Comment

¡Participa!