Opinión

Premio de Diseño Clara Porset / H+D 

By  | 

“En diseño industrial nos enseñan a buscar formas originales,

pero la riqueza más grande es hacer un mundo que le pertenezca a la gente

y lo sientan suyo porque eso es lo que da felicidad”

Óscar Hagerman

Con esta luminosidad de pensamiento termina uno de los relatos de Diseño que todo diseñador debería al menos de leer alguna vez, el texto -una serie de tres- apareció en La Jornada un domingo de Octubre de 2007, escrito por la inmensa Elena Poniatowska años después vuelto a publicar y compilado en La Jornada Semanal bajo el título “Óscar Hagerman, arquitecto”. Relato-entrevista cargado de horizonte y poética construcción que da pie a la arquitectura, al diseño, al campo, a los indígenas y al ser humano que es Hagerman.

Espacio especial espera en esta seudo-columna al arquitecto Hagerman, su filosofía, su pensamiento de diseño y su visión merecen una profundidad que hay que trabajar con calma por el deleite de conocerle.

El arquitecto menciona al mobiliario como la más pequeña de las arquitecturas, y cuenta que desde que egreso de la Facultad de Arquitectura le intereso el mobiliario, y en aquel entonces empezaba la carrera de diseño en México con la cubana Clara Porset como pilar emblemático de la Facultad de Diseño Industrial, que recordemos que junto con Horacio Durán fundan la carrera de diseño industrial en la UNAM en 1969, donde permaneció como profesora hasta su muerte en 1981. Uno de los principales objetivos de Clara era considerar y valorizar el carácter social del diseño industrial y el legado cultural del pueblo de México en sus diferentes expresiones, hoy en día se le homenajea con el premio homónimo y el cual tiene como particularidad ser una convocatoria exclusiva para diseñadoras industriales mexicanas.

El premio se crea a partir del pedido de la propia Clara Porset quien estableció que se apoyara con un incentivo económico a las estudiantes de diseño industrial. Desde 1988 cada dos años el Fondo Clara Porset, el CIDI (Centro de Investigaciones de Diseño Industrial), la Facultad de Arquitectura de la UNAM celebran el premio según lo establecido por la diseñadora, sumándose también para esta edición el Museo Franz Mayer.

El objetivo del premio es promover entre las estudiantes y profesionales de diseño industrial la excelencia en la realización de proyectos de diseño de objetos y productos útiles, originales y capaces de satisfacer necesidades del ser humano.

Dentro de su temática pueden participar los proyectos de productos cuya forma o apariencia externa, sea original e innovadora y refleje aspectos de nuestra identidad cultural, sin detrimento de sus cualidades y valores de uso. El premio se divide de manera interesante y dinámica en tres categorías que logran abarcar un universo de intenciones y temporalidades, es decir, en el diseño los años, la experiencia y la solidez en la profesión van generando visiones particulares de entender el mundo y sus objetos, de ahí que estas tres categorías traten de abarcar lo más posible un abanico de tiempos y momentos para una diseñadora.

La primera y segunda categoría están referidas a Proyectos Académicos y Tesis Profesional donde podrán participar mujeres estudiantes de la licenciatura en Diseño Industrial de cualquier universidad o instituto que se encuentren dentro o fuera del país con tesis o proyectos escolares. Y la tercera categoría para Profesionistas, diseñadoras industriales tituladas de nacionalidad mexicana con proyectos individuales o colectivos, en este caso exclusivamente integrado por mujeres.

El jurado del premio desde su creación lo conforman diseñadoras destacadas en los ámbitos empresariales, académicos y de investigación del diseño representando así a distintas visiones de la profesión y escuelas de diseño industrial del país.

Los proyectos seleccionados serán exhibidos en el prestigioso Museo Franz Mayer de la Ciudad de México, ahí enfrentito a la Alameda y a pasitos de Bellas Artes y el Museo Nacional de la Estampa, mismo lugar donde se llevará a cabo la ceremonia de premiación y en donde se darán a conocer los resultados, esto en Marzo de 2015. A su vez se hará una selección de proyectos que conformarán una exposición itinerante que tendrá lugar en diferentes instituciones culturales y académicas de México.

La fecha de cierre de la convocatoria es el próximo 17 de Noviembre y para obtener información a detalle se puede consultar la página de la misma ingresando a: www.clara-porset.org o la página del CIDI: http://www.cidi.unam.mx.

La información está ahí, a tiempo y con buenas expectativas, la historia del Premio es enorme, lo económico creo en lo personal es secundario, el prestigio y la idea de rendir un homenaje a Clara Porset por medio de lo que uno hace son el principal incentivo, la experiencia de compartir con diseñadoras industriales una visión particular del mundo del diseño con todas sus vertientes. Se aporta también una mirada de la mujer diseñadora mexicana en una actualidad cambiante y que cada vez deshumaniza más, por ello gente como Clara Porset, Oscar Hagerman, Horacio Durán, Franz Mayer o Elena Poniatowska nos hacen repensar nuestras realidades y nuestras construcciones internas y colectivas sea a través de un objeto, una casa o un texto, al final se trata de conectar con el otro, al final se convoca a realizar, a entrar en acción para mejorar algo que se da por sentado y eso es el mejor premio.

¡Participa!