Opinión

Reculamiento y perritos / La Purísima… Grilla

Poca cosa. En algún momento de desesperación, el jefe de la bancada mixta en el Congresito, Jorge Varona Rodríguez, con la mirada levantada al cielo, expresó que ya se estaba cansando de que los amigos de la prensa no le preguntaran nunca nada inteligente. Algunos de nuestros compañeros se achicopalaron y con la grabadora en los bolsillos asintieron sumisos y se fueron a preparar un cuestionario a la altura del gusto del diputado tricolor, otros se quedaron para formular las preguntas que tanto disfruta nuestra clase política, muy al estilo de Lilly Téllez: ¿de dónde sacó diputado/secretario/alcalde/gobernador el valor para hacer aquello para lo que fue contratado?… y otras linduras que diariamente disfrutamos en las versiones estenográficas. De lo que se trata, pues, es de las limitaciones de algunos reporteros que no podemos escapar del periodismo de peloteo, es decir, amarrar navajas tomando la declaración de uno y luego buscar la de otro para formar una notita informativa, y también, que a los medios nos encanta presentar líderes de opinión.

Follow the lider, lider… suponemos que por ostentar un cargo, el servidor público está obligado a saber ciertas cosas… pero sobre todo, a defender una posición, si los amigos de la prensa van con Jorge Varona Rodríguez a preguntarle sobre las declaraciones de José María de la Torre, pues no es de a gratis, desde las oficinas del obispado, lunes a lunes, el prelado se envuelve en la bandera de la inocencia para, desde su posición privilegiada de “líder de opinión”, negar derechos a unos y a otros e intentar imponer su criterio. El jefe de la bancada mixta, de manera serena, evadiendo la confrontación, ya estableció que el tema de las sociedades de convivencia se tiene en la congeladora y que si no se discute es porque no está en la agenda de esta legislatura, incluso, en un ánimo conciliatorio, aplaudió las reflexiones del obispo de Aguascalientes, subrayando lo que él considera un “llamado a la reconciliación nacional”… Ajá; pero si De la Torre (insistimos, haciéndose… el inocente) recula de lo que dijo pero en vez de rectificar insiste en violar la ley, como que sí es necesaria una postura del jefe de la mayoría en el Congresito, ¿o no?

Invertidos y perritos. Lo que sí dijo José María de la Torre fue la amenaza: “Mañana voy a leer los periódicos y voy a estar atento para ver qué escriben y para ver de qué parte están; si están de parte de la razón o están de parte precisamente de los invertidos. Ese es el problema: invertir valores. Hay una filosofía perversa abajo de destruir y volver a construir, pero al revés”; visto así, sí llamó “invertidos” a los homosexuales, pero ayer el obispo dijo que siempre no, que los amigos de la prensa lo habían malinterpretado y que sólo hacía ejercicio de su libertad de expresión: “No los ofendí, además en México hay libertad de expresión, el decir que la Iglesia no estará a favor de los matrimonios de homosexuales, no es faltarle al respeto, simplemente no hay derecho, no tienen derecho”; lo grave, porque en verdad es grave, más allá de lo anecdótico, de la simpleza con que De la Torre expresa sus prejuicios, es que no es capaz de reconocer los derechos del otro, ni de establecer un diálogo, simplemente discrimina, y aparentando que quiere “arreglar las cosas” insiste en descalificar, pues ayer cerró su speech ante los amigos de la prensa sosteniendo que “si se permiten las bodas entre homosexuales, mañana van a permitir que un señor se case con un perro y puedan heredar a los perritos”… En verdad que hay que hacerse… inocente, como para no considerar que expeler tamaña simpleza no se puede traducir como un discurso en el que se compara la homosexualidad con la zoofilia u otras linduras. Por eso, licenciado Varona Rodríguez, es importante una respuesta de quien se ostenta como líder de la mayoría… pero claro, ¿quiénes somos nosotros para pedir congruencia?

No me defiendas compadre… La respuesta que se da a los amigos de la prensa es que hay “cosas más importantes que debatir”… sin embargo, al momento de que se les abren los micrófonos a la clase política, digamos, los diputados sólo son capaces de declarar en defensa de su corta visión de tres años o sexenal, con un ánimo partidista lanzan las pelotas que consideran los dejarán mejor parados con su partido (no con sus electores); así las cosas, entre las cosas de mayor relevancia sobre las que quieren declarar algunos diputados uno pensaría que lo harían sobre la vulneración de la soberanía del Poder Legislativo con la modificación de lo que ellos dictaminan y votan y lo que aparece en el Periódico Oficial del Estado de Aguascalientes… pero no, los de la bancada panista se reúnen y consideran (eso sí, seriamente) que a la mejor tendrían que demandar al secretario general del Congresito, Miguel Ángel Nájera Herrera, por la alteración de documentos, pero a la mejor… porque eso significa que lo están considerando. Y cuando se les cuestiona a los del blanquiazul qué van a hacer, se enmuinan y dicen que sí, que van a revisar, y prefieren pasar a los temas “importantes”, un ejemplo lo dio ayer Sylvia Garfias, quien sin venir al caso, salió a defender a Antonio Martín del Campo, pues la diputada aseguró que el viaje del alcalde al otro lado del charco no le costará ni un peso al erario… ¿en serio? Sí, eso dijo y con el corazón cerca del fogón puntualizó que en comparación con los viajes que hizo Lorena Martínez o los que realiza el gobernador Carlos Lozano de la Torre, al alcalde capitalino se lo están financiando empresas españolas interesadas en invertir en la ciudad, Garfias Cedillo repitió una y otra vez que el viaje fue “costeado por empresas interesadas en la ciudad pero sin el compromiso de concretar la inversión”. De veras que… no lo defienda comadre, hoy mismo se realizará una videoconferencia con Antonio Martín del Campo, ¿cuál será la respuesta cuando se le pregunte si es cierto que le pagaron el viaje?, peor aún, la diputada, en el afán de dar la nota, indicó que había la posibilidad de concesionar el alumbrado público a una empresa canadiense, aunque según ella no se trataría de una concesión como tal sino de un esquema de participación social, “de ser así el municipio se ahorraría de 50 a 60 millones de pesos que se gasta año con año en alumbrado público”, confundiendo la gimnasia y la magnesia, dejando entrever que los viajes los paga el sector privado, ¿dónde deja al presidente municipal?, con esos amigos, Martín del Campo no necesita que Eduardo Rocha Álvarez descalifique sus salidas caracterizándolas como “turismo institucional”.

A otra cosa pues… El Poder Judicial del Estado, a cargo de Juan Manuel Ponce Sánchez, invistió ayer con la toga de 10 años a la juez del Primero de lo Penal, Margarita Zapata Vallejo y al juez de lo Familiar, René Martínez de Luna. A través del integrante del Consejo de la Judicatura, Enrique Rangel Jiménez, se reconoció el trabajo desempeñado por Zapata Vallejo y Martínez de Luna. El funcionario les hizo un llamado “a ser incólumes y férreos estamentos protectores de los derechos humanos y sociales, en la búsqueda de uno de los más altos valores: la justicia”; el magistrado Juan Rojas García, postuló: “que con la protesta que acaban de realizar se han impuesto la esclavitud denominada Judicatura… Esto no podría ser diferente, si consideramos que el elevado número de causas que hoy se someten a un juez, sobrepasan lo humanamente atendible…”, su homóloga, Edna Edith Lladó Lárraga, les dijo: “Son un reflejo de lo que es el Poder Judicial, una institución sólida y fuerte, que está en constante proceso de renovación, para ayudar a mantener la armonía social, a través de una justicia accesible y transparente”… Todo esto para indicar una lectura posible del evento: Margarita Zapata Vallejo (y su proyectista Karina Franco) fue exonerada hace poco por el propio Poder Judicial, de la acusación del abogado de Luis Armando Reynoso FematJulio Serna Ventura– por la forma en que manejaron la histórica declaración preparatoria del exgobernador, en la rejilla de prácticas del Juzgado Primero de lo Penal, el 3 de mayo pasado. La otra cara de esta moneda es que Reynoso Femat no volverá a ser tema mediático para el Supremo Tribunal de Justicia, como lo fue con Fernando González de Luna… Pues sí, hay formas de conceder la razón.

La del estribo. Mientras unos en el afán de empujar con su apoyo a sus correligionarios terminan derramando el tepache, otros siguen hilando fino, tejiendo en paralelo a una de las estrategias de Antonio Martín del Campo, en un rato más Jorge López Martín estará en diálogo con Rafael Herrerías y con Arturo Elias Ayub, entre los asuntos de la agenda, más allá de la invitación a que asistan al Festival de la Ciudad, está la de involucrarlos en el plan de Aguascalientes como ciudad digital. Si le sale, bien para la ciudad y, por supuesto, para amarrar sus aspiraciones.

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

1 Comment

  1. 30/09/2014 at 12:12 — Responder

    ESE TAL JORGE VARONA
    ES UN ANCIANO DECREPITO QUE HABLA PURAS TARUGADAS
    QUE LO BOTEN….ES INSOPORTABLEMENTE ODIOSO

¡Participa!