Política

Ruptura de un acuerdo tiene dividida a la bancada de Acción Nacional

  • Dirigencia y diputados habrían pactado que la coordinación cambiara de grupo político
  • Documentos básicos dicen que la opinión de los legisladores debe tomarse en cuenta

Martha Márquez asumió la coordinación de la bancada de Acción Nacional apenas este sábado 6. Con los estatutos de su lado, el líder estatal del partido, Paulo Martínez López, determinó que la renuncia de Adolfo Suárez debía quedar cubierta por la diputada originaria del Distrito XV.

Sin embargo, cuatro de sus seis compañeros de grupo han emitido quejas: Sylvia Garfias, Mario Álvarez, Leonardo Montañez y Ulises Ruíz Esparza.

Fuentes cercanas al partido y al propio grupo parlamentario aseguraron que la dirigencia estatal había violado un acuerdo al optar por Márquez y no por Mario Álvarez, a quien mantuvo como vicecoordinador.

Las diferencias van más allá del acontecer legislativo, se hunden en lo político, pues mientras Martha Márquez es afín al senador Martín Orozco, Álvarez Michaus lo es del también senador Fernando Herrera. Los legisladores se encuentran a disgusto porque no hubo sitio para la esperada rotación de grupos. Tanto la vigente Márquez como el saliente Adolfo Suárez son de militancia orozquista.

Sylvia Garfias y Ulises Ruíz Esparza han mencionado que nadie consultó su parecer respecto a la coordinación. Si bien ésta es una facultad del presidente del Comité Directivo Estatal, hay que señalar que el artículo 2 del reglamento de las relaciones entre el Partido Acción Nacional y los funcionarios públicos de elección postulados por el PAN obliga a la colecta de opiniones.

“Los senadores, los diputados federales, los diputados locales de cada entidad y los integrantes de un mismo Ayuntamiento postulados por el Partido Acción Nacional, constituirán un “grupo”. El presidente del comité correspondiente designará un coordinador de entre ellos, previa consulta a sus miembros. Las decisiones del grupo se tomarán por mayoría de votos de los asistentes. El coordinador tendrá voto de calidad en caso de empate. Las decisiones obligan a todos los integrantes del grupo, aun a los ausentes”.

No es la primera vez que el puesto de coordinador causa fricciones. El pasado 7 de abril, Jorge López Martín, antiguo dirigente estatal, debió ratificar a Adolfo Suárez por escrito. El saldo de las críticas que florecían en la fracción fue la salida de Ulises Ruíz Esparza de la vicecoordinación.

Hoy Paulo Martínez confía en que Martha Márquez conducirá “los trabajos legislativos con responsabilidad política para lograr los consensos y acuerdos necesarios que exige su nombramiento”, según se dijo en un comunicado del comité, en que se refirió la intención de mantenerla como coordinadora hasta el final de la LXII Legislatura, a la cual restan dos años.

El reglamento de las relaciones entre el Partido Acción Nacional y los funcionarios públicos de elección postulados por el PAN además dice que los diputados locales tienen la obligación de “asistir puntualmente” y “participar con diligencia” en todas las actividades convocadas por su coordinación.

Más allá de pagar las cuotas de partido y solicitar permiso antes de viajar al interior del país o al extranjero, también se les obliga a “conducirse con respeto hacia las personas, las instituciones y, en particular, hacia los colaboradores del grupo y funcionarios del Congreso”.

El artículo 25 del mismo ordenamiento cita las 16 atribuciones y obligaciones de los coordinadores parlamentarios. Entre ellas están las asignar tareas de manera equitativa, supervisar la redacción de la agenda legislativa, “administrar bajo su estricta responsabilidad” todos los recursos del grupo, propiciar consensos, rendir un informe semestral y actuar como vocero ante los medios de información.

A esto se añade la tarea de “establecer comunicación con los coordinadores o representantes de otros partidos, así como con funcionarios públicos municipales o de los otros poderes, de acuerdo con los criterios generales que dicte el Comité Directivo Estatal”.

Algunas de las críticas hacia Martha Márquez proceden de su relación con diputados ajenos como Eduardo Rocha, Gilberto Gutiérrez, Juana Alicia Espinosa de los Monteros y María de los Ángeles Aguilera, con quienes ha sostenido múltiples discusiones en tribuna.

En una de las últimas sesiones la panista dijo que presentaría un estudio que ayudará a “juzgar” la labor de cada uno de los 27 partícipes del Pleno, pues algunos solían caer en el “oportunismo político”.

El priista Luis Fernando Muñoz rechazó esta postura de inmediato. Consideró que “no se vale arrogarse la bandera política de mi color para decir que de un lado están los que sí trabajan”.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Carlos Alonso López

Carlos Alonso López

No Comment

¡Participa!