Opinión

1849: Jesús Terán funda el Instituto 2/2 / Tlacuilo

El folleto cuyo contenido completo dimos a conocer por vez primera el domingo pasado en la también primera conmemoración pública de la fundación del Instituto Literario de Ciencias y Artes de Aguascalientes, fue editado en la imprenta de José María Chávez con fecha 20 de Noviembre de 1848; quien localizó el original fue mi querido amigo y compañero preparatoriano José María Mora Ruiz, investigador acucioso del liberalismo mexicano.

Él me proporcionó una copia en 1996, cuando llamó su atención mi interés por la personalidad de Jesús Terán, en la que me introdujo mi queridísimo maestro y amigo el historiador Gabriel Saldívar y Silva, al obsequiarme en 1957 un ejemplar de su libro La Misión Confidencial de Jesús Terán en Europa, editado por la Secretaría de Relaciones Exteriores en 1943.

En el texto del folleto antes mencionado se hace referencia al trámite que culmina con la fundación del Instituto, cuyo resumen presento a continuación:

9 de Octubre 1848. Aguascalientes formaba parte del estado de Zacatecas cuyo gobernador, Casiano González Veina, hizo suya y presentó al Congreso la solicitud de los liberales encabezados por Jesús Terán, que insistían una vez más en modernizar el sistema de enseñanza medieval e introducir materias científicas en los programas escolares.

3 de Noviembre 1848. El Congreso autoriza la inclusión de algunas de aquellas materias en el programa del Colegio de Aguascalientes que, como vimos en el Tlacuilo anterior, fue creado en 1845.

7 de Noviembre 1848. El gobernador sanciona el decreto y ordena su publicación, otorgando el presupuesto necesario para su operación.

20 de Noviembre 1848. El jefe político del Partido de Aguascalientes, general Tomás Requena, promulga el decreto y designa como director de la institución a José Gerardo García Rojas para que elabore el reglamento que regiría sus funciones.

18 de Diciembre 1848. José García Rojas hizo entrega del reglamento correspondiente y se abocó a realizar los preparativos necesarios para organizar la institución.

25 de Enero 1849. En los primeros días de ese año, Jesús Terán fue designado jefe político del Partido de Aguascalientes y después de establecer un plan de desarrollo en el que la educación y las artes tuvieron capítulo especial, el 25 de ese mismo mes preside, en su calidad de autoridad máxima, la ceremonia fundacional del Instituto Literario de Ciencias y Artes.

De cómo y porqué la carátula del documento está datada el 20 de Noviembre de 1848 (fecha de la promulgación del decreto) y no el 25 de Enero de 1849 (fecha de su fundación operativa como puede observarse en la página diez) es cuestión que los investigadores históricos deberán aclarar, así como también del porqué; de una simple modificación en el programa docente del Colegio Aguascalientes terminó inaugurándose un nuevo organismo con estructura, organización y denominación radicalmente diferentes, para sumarse a los institutos científicos y literarios que empezaron a surgir en 1826.

Funciones del Instituto. En la presentación de la organización de la primera institución formal de enseñanza superior, su director José García Rojas argumenta que uno de los más altos e importantes deberes del gobierno “…es el de proporcionar a la juventud aquella sólida y verdadera ilustración, que hace al hombre religioso sin fanatismo, virtuoso sin hipocresía, sabio sin presunción, humano, afable, cortés, buen padre y buen ciudadano.” Del texto destaco dos aspectos:

Academia. En este aspecto describe las novedosas materias que incluyen su programa de estudios, entre las que se encuentran las ciencias naturales; los idiomas latino y francés; ideología, lógica, sicología, política y moral; matemáticas y física; finalmente, la indispensable educación física y el apoyo de un capellán para los requerimientos religiosos de los estudiantes. Todo ello, distribuido en forma equilibrada entre el trabajo, el descanso y la recreación. El castellano y las materias que se impartirán en la Academia de Dibujo serán “públicas”.

Categorías de los estudiantes. 1. “Alumnos pensionistas”. Vivirán en las instalaciones del Instituto y sólo saldrán a vacaciones una vez al año. Son los únicos que pagarán una cuota, que será de 120 pesos anuales. Es probable que se refiera a estudiantes provenientes de otras ciudades. 2. “Alumnos de merced”. De momento habrá dos, que irán aumentando en la medida que se incremente el fondo destinado a ese propósito. 3. “Alumnos pobres”. 4. “Alumnos externos”.

Como se ve, esta es una institución de avanzada no sólo en cuanto al plan de estudios, sino también precursora de la enseñanza gratuita.

Es el Instituto Literario de Ciencias y Artes fundado por Jesús Terán en 1849; el mismo que nosotros conocimos como Instituto de Ciencias, nuestra querida alma máter que funcionó -con algunas forzadas intermitencias provocadas por la violencia- hasta 1974, año en que se convirtió en Universidad.

“Por la unidad en la diversidad”

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!