Opinión

La realidad de México / Enredos financieros

Estimado lector, este 2015 será un año quizá sí complicado, pero más que eso, estoy seguro que será un año en el que tendremos que poner especial atención a lo que los medios y los partidos políticos van a querer decirnos para poder convencernos a que votemos por ellos.

El primero de ellos es el PRD, diciendo que ellos saben perfectamente cuál es el problema de México y que son la solución. La verdad es que sea dicho, saben perfectamente el problema debido a que ellos han ocasionado más de uno, siendo el más sonado el caso Iguala, o la desfachatez de que 16 delegados renuncian o piden licencia para irse a la Cámara Federal.

El segundo es el PAN, tomando de aquí y de allá ideas y tratando de hacerse pasar por un partido de vanguardia que ve por México y el que respeta la democracia. El peor momento del PAN actualmente lo vemos con la negación a la señora Margarita Zavala a una diputación, una persona que verdaderamente ha trabajado por el partido y que a pesar de lo que podamos pensar del marido, vale más la pena que Calderón.

Y que decir de PRI, que sus viejas mañas llegaron “reloaded” con el nuevo PRI.

Vamos ahora a desmitificar la realidad del petróleo. Mucho estaremos escuchando en todas estas voces que la baja de la mezcla mexicana a más de la mitad del precio de referencia nos llevará a más endeudamiento y a una crisis profunda y que esa mala planeación del PRI hará que se pierda el desarrollo económico del país. La realidad es otra. Primero, se contrataron coberturas a cerca de 70 dólares en promedio, por lo que la pérdida por barril es de nueve dólares. Supongamos que no se hubiera contratado la cobertura, ¿qué pasaría con el  país?

Tenemos que la producción de petróleo en el país es de cerca de 1.1 millón de barriles diarios. Con un precio menor en 40 dólares tenemos que diariamente a cerca de 44 millones de dólares diarios, o en un año en 15 mil 840 millones de dólares por no llegar a la meta o en pesos (a un tipo de cambio promedio de 14.50 pesos por dólar) un hueco presupuestal de 229 mil 680 millones de pesos. Si bien es cierto para todos los ciudadanos y las empresas de México ese monto es impensable y terrible, representa apenas el 1.48% del PIB, o bien el 40% de la deuda autorizada por el Congreso y representaría sólo el cinco por ciento de la deuda pública. La realidad es que se contrataron coberturas y el promedio esta en 70 dólares cubierto, por lo que sólo se pierden cerca de diez millones de dólares diarios, o bien tres mil 600 millones de dólares al año o bien 52 mil 200 millones de pesos, los cuales están respaldados con el superávit de la gasolina por el sobreprecio que pagamos todos los mexicanos actualmente contra el precio internacional de mercado. Es una ilusión entonces la pérdida de dinero, pero los partidos políticos tomarán esa bandera para tratar de pegarle al PRI.

La realidad es que México tiene más el enemigo en casa que afuera del país, tenemos una situación más tranquila en cuanto a las finanzas públicas debido a las coberturas, que lo que se podría considerar.

Un problema que sí tiene el país es la negativa de querer tener inversiones chinas en el país debido a que Obama no quiere que China ponga un pie en el país. La realidad es que los mejores en cuanto a construcción de trenes y aeropuertos en la actualidad son los chinos. El año pasado, para ver las dimensiones de las megaobras chinas, se hicieron cerca de 60 edificios de más de 200 metros de altura en el mundo, siendo el 85% de ellos chinos.

Obama quiere que sigamos siendo su traspatio, y China, para salir de su onanismo económico, necesita de otros países, ojalá México sea de los beneficiados.

Pues entonces la carrera electoral comienza desde ya, a empezar a aburrirnos con los espectaculares, anuncios y con la mala costumbre de en lugar de ser positivo, tratar de darle en la torre al contrario.

Comentarios a finanzasmodernas@gmail.com

The Author

José de Jesús González Serna

José de Jesús González Serna

No Comment

¡Participa!