Cultura

Almoraima, de músicos a gestores culturales

  • Durante diez años esta agrupación italiana fusiona la música gitana, del medio oriente, el flamenco y música latina
  • La música es una herramienta importante y fácil de usar para la difusión cultural

Hace diez años Massi Almoraima, un italiano amante de la guitarra flamenca, comenzó un proyecto llamado Almoraima, por el simple gusto por la música, sin pensar que se convertiría en una agrupación gestora cultural, buscada en todo el mundo por su mezcla entre el flamenco gitano y la música del medio oriente.

Es un grupo del sur de Italia que hace una investigación, una búsqueda del sonido de la música gitana de Andalucía, del medio oriente, el flamenco y un poco de la música latina, todo bajo la autoría del líder y sus músicos.

Desde el pasado viernes estos cinco músicos se encuentran en Aguascalientes por segunda ocasión (visitaron el Festival de Calaveras el año pasado) deleitando al público feriante; bajo la sombra de la recién inaugurada Plaza de las Jacarandas, la agrupación charló con La Jornada Aguascalientes, aclarando entre risas que su español no era muy bueno pero que intentarían expresarse lo más claro posible.

Massi señala que de joven estudió música clásica y aunque no le disgustaba, no encontraba ese sonido que tanto buscaba hasta que un día escuchó un concierto de Paco de Lucía y comenzó a imaginar, “volé en imaginación y empecé a estudiar la guitarra flamenca, descubrí que no es una música tradicional de Andalucía sino que toma mucho de otra cultura”, tales como la indiana, la gitana o hasta de los pueblos judíos, de mucha gente que se instaló en Andalucía con rasgos de México, Colombia, Cuba; por eso es tan diferente porque dentro de él hay muchos ritmos gracias a la fusión de culturas.

Hablando específicamente del nombre, Almoraima es un lugar en Andalucía entre Jerez de la Fronteira, Córdoba y Sevilla. Donde las culturas se fundieron, la migración y congregación de diferentes culturas, “por eso decidí llamar así el proyecto, porque cuando  empecé a trabajar era con músicos de diferentes culturas”.

Públicos diversos, culturas fusionadas

A lo largo de una década han viajado por todo el mundo llevando una fusión con toques particulares del grupo, cuando iniciaron llegaron primero a su lugar natal el sur de Italia y al ver la respuesta favorable del público decidieron movilizarse hacia el norte, España, Medio Oriente, India, Norteamérica y México, “todas las veces es una experiencia nueva, la gente le gusta lo que hacemos por eso seguimos haciéndolo”.

Siendo esta su segunda ocasión de tocar al público aguascalentense, Almoraima exclamó encontrar un público muy especial, muy “caliente” y atento, que los mira detenidamente durante la tocada y se inmiscuye en la música, prestan atención y entregan una buena energía a los integrantes.

A diferencia del público anglosajón, el latino (especialmente el mexicano) tiene un sentir diferente, “alguna vez tocamos en Montreal y Nueva York y sí nos gustó, claro, pero ahí es un poco más frío, hay una distancia muy marcada”, contrario al pueblo latino, al cual observan muy participativo, “ustedes intervienen, como que nos envuelven a todos y hacen un ambiente muy cálido y unido”, es por ello que en cada oportunidad buscan presentarse en tierras mexicanas.

De músicos a gestores culturales

A pesar de que su interés nunca fue considerarse como gestores culturales, Almoraima ha dedicado su vida musical a difundir las culturas a través de sus letras y canciones, en cada oportunidad estudian nuevas formas de mostrar al mundo otras culturas; para Massi su pasión es “exprimir la emoción que siente de corazón y de manera libre quien escucha su música”, y como no tienen un estilo único, sino una variación de estilos, se pueden explotar aún más los sentimientos.

“Cada vez que toca la cuerda de la guitarra, la percusión o el canto, tenemos esa posibilidad de hacerles sentir algo nuevo, una emoción que siempre la tienes pero que pocas veces la dejas salir”. La banda ofrece comúnmente recitales de proporciones pequeñas con la intención de absorber nuevas culturas, integrarlas a su repertorio y compartir todo un mundo de sonidos, colores, visiones, tradiciones y formas de vivir de una sociedad.

Para el líder de la agrupación esto era sólo un proyecto musical de gusto, un sueño que nunca creyó que tendría tanto eco, “en principio noté que la gente le gustaba lo que hacíamos, no lo creía pero cuando vimos su respuesta encontramos una posibilidad de seguir”, con su primer disco logró impactar en mucho público con la impresión de ser una propuesta diferente y cargada de culturas.

México y su riqueza cultural

“Desde que visitamos la primera vez este país nos percatamos que hay una gran atención hacia la cultura, el contacto con la autoridad gubernamental es muy constante, hay muchas casas de cultura y espacios culturales abiertos a nuevas propuestas, hay mucho arte para los jóvenes y gratis, es lo más padre, porque así sirve para intentar incentivar a ellos para que sigan el camino de las artes y la cultura”.

Estos italianos estiman que en México la cultura está muy considerada en las políticas públicas, en su experiencia en Italia ellos han sido afortunados pues por la diferenciación y mezcla musical que trabajan han sido muy apoyados, además de que en su país hay mucho arte y un estilo musical tradicional que hace a Almoraima diferente y buscado.

Consejo de Almoraima a los jóvenes músicos

Generalmente se dice que ningún músico puede vivir de ello a menos que sea un estilo muy comercial, para este grupo de italianos lo comercial no es malo pero no lo que mejor les llena, por eso aconsejaron a los jóvenes talentos a buscar más allá de lo común, “que no se desanimen tan rápido, esto no es fácil, se tiene que trabajar muy duro todos los días pero sobre todo creen en ti y en tu proyecto”.

Desde su perspectiva, las mezclas y fusiones no forzadas, es decir que realmente se hagan por buscar una mezcla rica y natural del sonidos, “creemos que si todo el mundo se va fusionando pues no es una locura las fusiones musicales, al contrario es una nueva forma de vivir diferente la cultura”, por ello confían en que más talentos de todo el mundo mejorarán las mezclas y servirán como gestores culturales de una manera interesante.

Como músicos destacaron el trabajo de la mexicana Lila Downs por ser especialmente una mujer arriesgada que fusiona la música regional mexicana con otras culturas, y que además de su música su forma de vestir y actuar trabajan una difusión cultural muy característica, “nosotros la escuchamos por el film de Frida Kahlo y nos gusta muchísimo, así como el mariachi, es genial la música tradicional mexicana”.

Hoy llegarán a Casa Terán para cerrar su participación en la verbena abrileña con la presentación de sus dos primeros discos y el estreno del tercero que llegará a México en agosto; con la característica peculiar de ser un material mayormente cargado de música latina, razón por la cual decidieron estrenarlo en México.

Todo un amplio repertorio cargado de rumbas, coplas colombianas, sevillanas, bulerías y tangos que deleitarán al público Roberto Chiga en las percusiones, Alessia Tondo en la voz, Federico Musaro en el violonchelo y Massi Almoraima en la guitarra. Lector, no puede perderse esta oportunidad hoy lunes a las 19:00 horas con la entrada totalmente gratuita.

 

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!