CulturaOpinión

¿Tradición vs actualidad? / Miryam Almanza en LJA

Por Miryam Almanza

Qué polémica se ha desatado con el Ferial de este año en la Feria Nacional de San Marcos. Que si le quitaron lo tradicional, que no tiene estructura, que si el parkour o la acrobacia, o por el contrario, que ya hacía falta algo diferente a lo acostumbrado. Hay opiniones al por mayor, buenas y malas de El canto de los pájaros. La polémica creo que se ha centrado en cuatro puntos: el tema del espectáculo (la obra del pintor hidrocálido Saturnino Herrán y del compositor zacatecano Manuel M. Ponce); la estructura del espectáculo (o “desestructura” dirían otros); la ausencia del ferrocarril, las bordadoras, las danzas folclóricas y el tradicional Pregonero; y agregaría también a los artistas que participan en éste, empezando por el creador y director Saeed Pezeshki.

El ferial de Aguascalientes está por cumplir 50 años de historia uniendo la música, la danza y el canto principalmente. Para quienes no lo saben, toma su nombre precisamente de una composición del maestro Manuel M. Ponce hecha en 1940, llamada Ferial, divertimento sinfónico, y por supuesto no es la primera vez que sufre cambios sin provocar recelo entre sus creadores y la gente. Desde su duración y hasta el lugar y número de las presentaciones ha variado a lo largo de los años pero al parecer es la edición 2015 la más polémica de las versiones.

Yo entiendo que la identidad tradicional que se le ha dado a Aguascalientes por el Ferial es la de sus ferrocarriles, su gente y su folclor, pero me pregunto ¿entonces Saturnino Herrán no representa también al estado? Su magnífica obra pictórica, plasmada esta vez ingeniosamente, sobre todo al final del espectáculo con la escenificación de algunas de sus pinturas más representativas, es una de las mejoras formas de representar a Aguascalientes. ¿Y qué me dicen de la bella música de Manuel M. Ponce? Si bien él es zacatecano vivió mucho tiempo en nuestra ciudad y muchas de sus composiciones surgieron aquí para ser éxito en muchas partes del mundo, ¿entonces por qué no merece ser homenajeado en un Ferial? De hecho, ambos artistas han sido tomados en cuenta para otros feriales, aunque no como protagonistas como en esta ocasión. Por eso es que no entendemos que “a toda la gente no le haya gustado el Ferial de este año”, ¿debo entender entonces que el público no conoce la obra de estos dos maestros?

La “desestructura” del espectáculo y la ausencia de lo tradicional del Ferial. Desde las primeras presentaciones de este espectáculo, allá por los sesentas, tanto la danza clásica como la folclórica, la española y la contemporánea han sido parte del espectáculo. Este año el parkour y la acrobacia son la novedad y no como transgresión a la esencia del Ferial, sino simple y sencillamente como una interpretación acorde a la actualización de técnicas artísticas sin pretender nada más. Así lo creo yo. Así como el circo se ha modernizado para no incluir animales en sus números, así el Ferial. Los tiempos y las expresiones artísticas cambian, se renuevan, se actualizan. Si nos regimos porque el Ferial no debería tener cambios, entonces éste nunca hubiera salido del Palacio de Gobierno, ¿o es que no son válidas las técnicas artísticas contemporáneas para espectáculos como el que nos ocupa?

Los artistas que participan en el Ferial. Hay toda una serie de versiones respecto a la selección del equipo artístico y de producción del Ferial de este año, que les ha acarreado a ellos un sinfín de comentarios y reacciones negativas sobre todo de parte de la comunidad artística. Lo grave de esto es que quien debería aclarar este tema no lo ha hecho. Esto ha provocado que se llegue incluso a denigrar el trabajo de quienes participan en este proyecto a través de “memes” que circulan en redes sociales. De eso sólo puedo decir: Saeed Pezeshki, creador y director de El canto de los pájaros, es un hombre que inició su carrera artística aquí en Aguascalientes, su talento lo ha llevado a trabajar en varios partes del país y de otras naciones, Argentina y España las últimas, en donde lo más actual del arte escénico se manifiesta. Esas han sido sus influencias para crear este Ferial, de ahí lo diferente en la presentación de este año. Y ahí van de nuevo las preguntas: ¿es malo proponer cosas nuevas en lo artístico? Entiendo que el arte y la cultura pueden llegar a ser tan subjetivos que lo que a mí me gusta a otro puede no gustarle, pero lo que no sabía era que estos conceptos fueran tomados como pretexto para agredir a alguien o algo sólo porque no está de acuerdo. Lo que me consuela es que ninguno de los integrantes de la comunidad artística de Aguascalientes se debe sentir aludido con este comentario, porque sé que esta manera de manifestarse sólo la utilizan las personas que son envidiosas y que no aprovechan las oportunidades para aprender o actualizar sus conocimientos.

Creo que afirmar que “a toda la gente no le gustó el Ferial” es hablar por aquellos a los que ni lo han visto ni su opinión se les pidió. Por eso dejo ese tema abierto. Aún falta un buen número de funciones y miles de personas para verlo. Lo que sí es que probablemente el próximo año, cuando se cumpla medio siglo de presentaciones, el formato del espectáculo vuelva a ser “el tradicional” Ferial de Aguascalientes, pero por lo pronto, para quienes hoy participan, este espectáculo representará un logro en sus trayectorias artísticas. Muchas felicidades a todos ustedes por ello.

[email protected]

 


Vídeo Recomendado


The Author

La Jornada Aguascalientes

La Jornada Aguascalientes

3 Comments

  1. Ruben
    25/04/2015 at 21:34 — Responder

    Efectivamente “las expresiones artísticas cambian, se renuevan, se actualizan”, pero creo que no deberían ser un retroceso. Y tal parece que los encargados del Ferial de este año no vieron los Feriales de los últimos años, eso si fue evolución.

    Además quien confiaría la responsabilidad de un espectáculo tan importante a alguien que dijo: “traté de quitarme de la cabeza la palabra Ferial “. No puede ser posible, perdón ya fue posible. Pero al modificar la esencia de algo tan querido, pues era de esperarse toda clase de comentarios.

    El tema no es de quien trata este año el Ferial, o si dicho artista es más importante que tal o cual; lo importante es como lo cuentas y que la gente lo entienda.

    Tenían una meta y una responsabilidad; “Pezeshki tiene la meta de que a través del lenguaje renovado se logre atraer a un público más joven”. Al parecer no lo lograron, una niña comentó que eso no era el Ferial, que parecía una presentación de la escuela de su hernama, aburrida.

    Cierto, faltan varias funciones de presentarse, pero el espectáculo es el mismo, entonces el resultado será el mismo: mucha gente insatisfecha a la que no se le van a llenar las expectativas que generaron cuando publicaron el letrero de Localidades Agotadas.

    Opiniones hay muchas y se respetan las de todos, pero estaría bueno que elaboraran encuestas de salida (en las funciones que faltan) para así hablar de algo más imparcial: estadísticas con la opinión del público.

  2. Georgina
    27/04/2015 at 14:23 — Responder

    Que chistoso que en todos lados que escriben sobre el ferial aparecen estos “críticos de arte” dando los mismos argumentos y solo cambiando de nombre. si el ferial gusta o no gusta es cuestión de cada quien y entiendo que hay opiniones de todo tipo. pero decir que un espectáculo es malo porque una niña se aburrió es una tontería a la que ni siquiera hay que poner atención. si alguien conoce de arte pone argumentos de arte y no sus impresiones personales.

    Yo también ya lo dije y lo repito, parece que el principal problema es que el ferial no es la colección de numeritos de folclor de año tras año y de eso se quieren agarrar para hacer críticas artísticas que ni son. a mí la verdad me gusta el folclor pero en dosis menos intensas, porque luego se convierte a la tradición en un cliché y hacen de la mexicanidad un estereotipo que a estas alturas ya no debe ser tomado con esos formatos tan gastados del rebozo por el rebozo como si literalmente vivieramos hace 50 años. el Ferial se había convertido en una exageración folclorica con los mismos bailes y los mismos vestidos que ya resultaba aburrido precisamente por ser la misma fiesta colorida con papelitos de colores de siempre. veías uno y ya habías visto todos, con diferente telita pintada atrás, como de escuelita. yo entiendo que haya a quien no le guste lo que hicieron este año, pero también entiendan que a muchos ya no nos gustaba un ferial que no salía de lo mismo y si van a volver a lo de siempre ahí sí que flojera volver. por lo menos ahora tendremos la curiosidad de ver qué hacen cada año con tal de que le cambien a la copia malhechita de Amalia Hernández.

    El ferial era un resumen de las clases de baile folclórico de todo el año de la casa de la cultura y eso sí parecía un festival de escuela pero con mejor vestuario. por eso yo agradezco que los que se encargan de la cultura del estado busquen la creación, la evolución y otro tipo de recursos y rompan moldes en lugar de repetirse hasta el cansancio una y otra vez. y yo se que dicen que hay intereses personales de los que decimos que está bien que se haya hecho otra cosa, pero si a esas nos vamos, se los dejo de tarea para quienes saben a que me refiero empezando por el de arriba que pone por todos lados su comentario de atque: ¿la tradición es ser cien por ciento folclórico o la tradición es que se encargue el que tradicionalemtne hace el ferial? porque se ve a leguas cual es la tradición que quieren recuperar ¿a verdad? al pan pan y al vino vino… jajajajaja

  3. Ruben
    27/04/2015 at 20:05 — Responder

    Ja Ja Ja, la que se queja de “los críticos de arte” se pone a criticar no solo este ferial, si no todos los feriales. Qué tal.
    Y no, no soy crítico de arte, soy artista y también realista. Lo siento por ti pero no solo una niña, todos mis conocidos que fueron se aburrieron, si tu no, felicidades. Ja Ja Ja.
    Tal vez esto pudo haber funcionado como un espectáculo nuevo, con su propio concepto e innovaciones. Y así de verdad hacer un espectáculo moderno y con identidad propia, eso hubiera estado bien. Mas no querer cambiar la esencia de un espectáculo ya aceptado y respetado por el público.

¡Participa!