CulturaNo te pierdas

Sin maíz no hay país, chingue a su madre Monsanto: Botellita de Jerez

  • Ante dos mil personas dedicaron su concierto a Julio Díaz y Carmen Aristegui

En memoria de Julio Díaz, enviándole “toda la buena vibra a su espíritu”, el grupo mexicano Botellita de Jerez ejecutó su música en el Corredor Cultural Carranza, como parte del programa municipal de la Feria Nacional San Marcos en el cierre de la edición 2015.

17286965149_0e2bde72cf_z

Desde las 19:00 horas, el escenario principal se recargó de energía con público de todas las edades: abuelos, adultos, jóvenes y hasta niños con su playera de Botellita de Jerez esperaban ansiosos que Armando Vega Gil arrancara con su voz peculiar, y el Mastuerzo diera su primer golpe a los platillos de la batería.

Al ritmo del guacarrock reloaded, Santiago Ojeda y Rafael González aclararon que sería un concierto especial “de no pinches mames”, haciendo alusión al que será su próximo material discográfico; luces, videos, gritos, mentadas de madre y mucha efusividad, dejó esta agrupación en el corredor tras dos años sin presentarse en la entidad como grupo, ya que cada uno la ha visitado con sus proyectos independientes.

Como todo lo naco es chido, El Mastuerzo pidió dejar sus “mamonerías” a un lado y disfrutar al máximo el concierto, ya que para eso se pagan impuestos, para que instituciones como el IMAC retribuya a la población con festivales de cultura realmente con cultura.

“Nuestra patria está herida, nos faltan 43”, agregó Vega Gil, recordando que la memoria de Ayotzinapa no ha muerto y las familias de esos estudiantes normalistas siguen en pie de lucha, y México no puede olvidar una clara violación a todo derecho humano; elevándose los ánimos, Rafael González y Vega Gil arrancaron con una de las canciones de su nueva producción “La verdad”, dedicada a Julio Díaz y Carmen Aristegui, “ésta es la verdad según Botellita, nuestra visión a propósito de lo que está sucediendo no sólo en México, sino en todo el mundo, a propósito de que se reprime la libre expresión y todas las porquerías de corrupción”.

“Sin maíz no hay país”, reclamaron que la empresa trasnacional Monsanto quiere volver el maíz mexicano en propiedad privada “para que cuando los campesinos lo cultiven les cobren lana estos hijos de la chingada”, siendo que el maíz es parte de la historia mexicana y solo con resistencia se logrará que siga siendo propio en un futuro. Invitaron al público a sumarse a la campaña de Greenpeace www.maizlibre.org

“Los botellita nunca acabará de sorprendernos”, se escuchaba entre el público bajo la euforia de las canciones ochenteras, noventeras y de la actualidad, esto es parte de lo que la agrupación ha buscado desde su creación, “entregar a la banda cosas chidas siempre, recargadas de buena vibra y diversión”, y por qué no, usar en ocasiones a la música como un instrumento para llevar un mensaje a la población, como el caso de la injusticia en Ayotzinapa o la violación a la libertad de expresión a Carmen Aristegui.

Ante más de dos mil personas, Botellita de Jerez agradeció una noche vibrante y emocionante, prometiendo regresar con un nuevo material “de no pinches mames” con lo tradicional de la agrupación pero con nuevas sorpresas, entre el son jarocho, el guacarrock, y todo lo que se pueda llamar música.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!