Opinión

Tecnología en la función comicial / Debate electoral

Toda actividad humana se encuentra permanentemente en un estado de evolución y perfeccionamiento y la actividad electoral no escapa de ello, por lo que a la par del desarrollo en la forma en la que se han realizado las elecciones en nuestro país, desde la creación del Instituto Federal Electoral, se han diseñado e implementado mecanismos que auxilien a la función electoral en la simplificación de diversas actividades que permitan por un lado la optimización de los recursos, reducción de costos y sobre todo el brindar mayor certeza y transparencia a la organización comicial.

De esta forma, el uso de tecnologías se ha posicionado como un aliado importante de la actividad electoral, así sucedió luego de la cuestionada elección presidencial de 1988, que derivó en importantes reformas a nuestro marco jurídico electoral, teniendo como uno de los primeros avances la implementación en el año 1991, de un programa en ese entonces novedoso, al cual se le denominó Sistema de Información de los Resultados Electorales Preliminares (por sus siglas, SIRE), el cual recibía y compilaba la información enviada vía fax por las autoridades electorales en cada distrito, dicho sistema en su momento arrojó resultados positivos, logrando capturar el 71.82% de las casillas, pero la realidad histórica que imperaba en ese momento exigía conocer los resultados de las elecciones de la totalidad de casillas con mayor exactitud y sobre todo rapidez, por lo cual para el año de 1994, se implementó en el IFE el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), con la finalidad específica de captar el mayor número posible de resultados de la totalidad de las casillas en sus distintos ámbitos, nacional, estatal, distrital y por circunscripción, conforme al ritmo en que éstos llegaban a las sedes de los Consejos Distritales correspondientes; de esta manera se tendrían los resultados de las elecciones de la mayor parte de las casillas; en aquella ocasión, el programa arrojó resultados superiores a los del SIRE, ya que logró contabilizar los resultados del 92.27% de las casillas. Dicho programa fue replicado  a través de los años en las elecciones locales, brindando a la ciudadanía un panorama general de los resultados de los comicios apenas horas después del cierre de las casillas, los cuales, si bien no constituyen información oficial o definitiva, pues no es hasta los cómputos distritales que los resultados se consideran oficiales, si abona a reducir la incertidumbre y especulación en el tiempo que transcurre entre la jornada electoral y los cómputos.

La implementación del PREP es sólo un ejemplo de la forma en la que en México y el mundo son utilizadas las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) por los organismos electorales, pues igualmente son fundamentales para muchas otras actividades comiciales, dada la gran cantidad de información a contener, clasificar y proteger, tal es el caso de las bases de datos del Registro Federal de Electores, que produce el Padrón Electoral y la Lista Nominal,  igualmente los mecanismos de seguridad aplicados a la producción de las credenciales para votar, así como los sistemas de información geográficos, con los que los organismos electorales se dotan de la cartografía necesaria para emprender la organización comicial.

Recientemente, con las reformas electorales de 2014, se establecieron actividades a la función electoral, que serían irrealizables sin el apoyo de sistemas informáticos; el sistema en línea de contabilidad de los partidos políticos, aspirantes, precandidatos y candidatos constituye para el Instituto Nacional  Electoral, el principal reto de cara a las elecciones por venir, pues es justamente la fiscalización, uno de los mayores incentivos que derivaron en dichas reformas, así pues, de la correcta realización de dicho sistema depende que de manera efectiva, el árbitro audite en tiempo real la contabilidad de los sujetos mencionados y con ello, el éxito de dicha reforma en lo que respecta a fiscalización.

Es importante también destacar que en las modificaciones a nuestro marco jurídico, con la mecanización del voto de los mexicanos en el extranjero, se establece la posibilidad de que por primera vez en nuestro país, nuestros connacionales puedan ejercer su derecho al voto a través de Internet, ello representa un gran reto, pues indudablemente genera múltiples dudas con respecto a la autenticidad del sufragio y del respeto a las características que debe poseer el voto, sin embargo, considero que debemos abatir la desconfianza en aras de maximizar y potencializar el derecho al voto que todos los mexicanos poseemos, más aún cuando nuestro país tiene un importante fenómeno migratorio, que obliga al estado a definir mecanismos para garantizar los derechos de quienes han emigrado. Así pues, igualmente, apoyados en sistemas informáticos se podrá realizar la credencialización de los miles de mexicanos en el extranjero.

Como se puede apreciar, el uso de las TIC reviste cada vez más un papel protagónico dentro del sistema electoral mexicano, todo indica que paulatinamente esquemas como la implementación del voto electrónico podrían ser una realidad, contribuyendo entre otras cosas a disminuir el alto costo de las elecciones en México; en este punto cabe mencionar que en algunas entidades del país, se han implementado a manera de prueba piloto, elecciones en las que se utilizan urnas electrónicas, arrojando resultados por demás esperanzadores y que sin duda constituirán los antecedentes de lo que podría ser una realidad en un futuro.

Otra experiencia exitosa en cuanto hace al uso de la tecnología en la organización de procesos electorales, ocurrió en Aguascalientes , ya que de manera inédita, durante el proceso electoral local del año 2013, a través de la Coordinación de Informática del IEE, se implementó un sistema de registro de candidatos en línea, el cual permitió que la presentación de solicitudes de registro se efectuara con mayor rapidez, reduciendo errores que comúnmente generaba para los partidos políticos y candidatos, pero sobre todo ayudó a la autoridad electoral, en llevar a cabo una revisión a las solicitudes en menos tiempo y aumentando la exhaustividad que la ley exige.

Por último, cabe destacar que con la publicación de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública en adición a lo ya establecido por la Ley General de Partidos Políticos y de la inclusión del principio de máxima publicidad a la función electoral, todos los sujetos e instituciones involucrados en las elecciones deberán garantizar el pleno acceso, con normas definidas a la información que de ellos emanen, en su mayor parte a través de sistemas informáticos, pues la actividad comicial no es ajena de la cada vez mayor dependencia tecnológica, lo cual sin duda alguna, representa múltiples ventajas que igualmente constituyen retos de enormes dimensiones, en particular para salvaguardar la protección a la información contenida.

Fuentes de información

Antecedentes PREP, Instituto Nacional Electoral, documento electrónico, disponible en http://www.ine.mx/documentos/PREP/prep/memorias/antecedentes.pdf

Facebook: /landerosiee

Twitter: @Landerosiee

 


Vídeo Recomendado


The Author

Luis Fernando Landeros

Luis Fernando Landeros

No Comment

¡Participa!