Opinión

Lo que dejó la Jornada Electoral / Debate electoral

Arribamos al clímax del proceso electoral, la celebración de la jornada electoral en la que a lo largo y ancho del territorio nacional la ciudadanía tuvo la oportunidad de ejercer su derecho al voto para renovar a los más de 2000 cargos de representación popular que se disputaban en el domingo electoral.

En términos generales, la elección, desde el punto de vista estrictamente organizacional fue un éxito, la experiencia acumulada por el Instituto Federal Electoral, heredada al INE y el compromiso de la ciudadanía al ejercer su función como funcionarios de casilla permitieron que el 99.84% de las casillas fueran instaladas en todo el país.

No pasan inadvertidos los eventos violentos que se suscitaron en algunos puntos del país, la protesta es necesaria en una democracia, pero jamás se puede justificar el uso de la violencia, ni tampoco que ella impida a la ciudadanía el ejercicio de un derecho por el cual los mexicanos hemos luchado incansablemente, el voto.

Es justamente en torno a la valoración del voto que podemos detenernos en Aguascalientes, el porcentaje de participación ciudadana en nuestro Estado es el tercero más bajo del país, sólo por encima de Baja California Sur (29.54%) y de Chihuahua (32.25%) e históricamente el más bajo en la entidad para elecciones intermedias locales y federales de los últimos veinticinco años, con una participación que a la espera de las cifras oficiales rondará apenas el 37% de participación ciudadana, aunado a ello, Aguascalientes se ha constituido además como una de las cuatro entidades con mayor emisión de voto nulo, que si bien no tiene implicaciones jurídicas, sí es una clara muestra del sentir de nuestra ciudadanía.

Lo anterior, indudablemente debe ser alarmante para los partidos políticos, quienes de cara a la elección local de 2016 (a iniciarse el próximo mes de octubre) deberán valorar sus estrategias para lograr elevar la participación ciudadana en las urnas, no obstante, autoridades electorales igualmente tendrán que redoblar esfuerzos en la difusión y desarrollo de la cultura democrática y sin duda alguna, la propia ciudadanía tendrá que valorar el camino que su participación está tomando en la Entidad, pues a nadie conviene que nuestros electores se alejen cada vez más de una de las máximas formas de expresión de una sociedad en democracia, constituida en el sufragio.

Ahora bien, una vez que finalizó la etapa de la jornada electoral y dio inicio la de resultados y declaraciones de validez, teniendo como primeros e indispensables actores a los propios ciudadanos que integraron las mesas directivas de casilla (quienes separaron, contaron, llenaron las actas y trasladaron sus paquetes electorales a cada una de las juntas distritales), el pasado miércoles se llevaron a cabo las sesiones de cómputo, que tienen como objeto realizar el conteo de los resultados establecidos en las actas de cada una de las casillas. Para el caso de Aguascalientes, en virtud de que el resultado para los Distritos Federales I y II fue mínima, es que de acuerdo a la ley se procedió realizar un recuento de la totalidad de los votos para dichas elecciones.

El recuento de votos despeja dudas y elimina el error humano que pueda ser cometido el día de la jornada, pues, con la presencia de los Consejeros Electorales de los Consejos Distritales y la de los Partidos Políticos se vuelve a realizar el conteo de cada voto, con estricto apego a los principios rectores de la función y los criterios emitidos por las autoridades jurisdiccionales para la determinación de qué es considerado un voto válido o en su lugar, un voto nulo.

Una vez finalizado lo anterior se procederá a integrar los expedientes del cómputo distrital, es importante destacar que para los Distritos en donde no haya controversia al resultado, se procederá a declarar la validez de la elección y con ello, para esa demarcación electoral se habrá adquirido definitividad en los resultados, caso contrario ello no ocurrirá sino hasta que el último recurso interpuesto no sea resuelto por la autoridad jurisdiccional federal.

La elección federal intermedia, para el caso de Aguascalientes se convierte en la antesala para la elección local completa que viviremos en 2016, la cual será inédita en sus componentes, pues el Consejo General del Instituto Estatal Electoral tendrá una nueva conformación, en número de integrantes y facultades, ello interactuará igualmente con nuevas figuras, como la posibilidad de contar con candidaturas independientes. Para cualquiera que sea el caso, resulta esencial que el Proceso Electoral Local, a iniciarse en octubre cuente con la participación de la ciudadanía, escenario complejo derivado de la observación del presente proceso electoral, aunque en virtud de abatir la apatía, la autoridad electoral local tendrá la obligación de promover intensamente el voto, de fomentar el registro de observadores electorales y de conducir la elección en un ambiente propicio para mejorar el ánimo ciudadano, objetivo realizable, siempre y cuando los partidos políticos adquieran el compromiso de realizar campañas de calidad, luego de procedimientos donde designen candidatos a la altura de las exigencias de quienes habitamos el estado de Aguascalientes.

 

Fuentes de información:

Atlas de Resultados Electorales Federales 1991-2012, Instituto Nacional Electoral, Consultable en http://goo.gl/EGtaa

Resultados Electorales, Instituto Estatal Electoral, Consultable en http://goo.gl/6BxNVV

Programa de Resultados Electorales Preliminares, Elección de Diputados Federales 2015, Consultado el 11 de Junio de 2015 http://goo.gl/fH5unb

Facebook: /Landerosiee

Twitter: @LanderosIEE


Vídeo Recomendado


The Author

Luis Fernando Landeros

Luis Fernando Landeros

1 Comment

  1. 13/06/2015 at 01:06 — Responder

    Todo fue culpa del Gobernador porque por su histerismo le renunciaron las principales cabezas de su gabinete que eran quienes lo hacían fuerte
    Su concuño incomodo y su verde sobrino no podrán con todo el trabajo que logro hacer el Jefe de Gabinete, ya ni la amuela Don Lozano; jamás debió permitir que Don Aguilera se fuera; era quien Gobernaba, muy mal, pésimo

¡Participa!