Política

Discrecional, la asignación de recursos a organizaciones civiles

  • La Ley de Fomento de las Organizaciones Civiles no ha podido garantizar la transparencia y rendición de cuentas en dicho proceso
  • A pesar de que legislación local contempla los mecanismos, no se han adoptado
  • Existen 33 organizaciones en el estado que se reparten 23 millones 351 mil pesos anualmente
  • El CRIT Aguascalientes concentra el 64.23 por ciento de los recursos de las organizaciones

 

No obstante que durante los últimos meses algunos legisladores locales se han preocupado por modificar la Ley de Fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil del Estado de Aguascalientes con la finalidad de establecer esquemas de mayor transparencia en la asignación y utilización de los recursos que destina ante éstas el gobierno estatal, hasta la fecha no se ha podido garantizar la plena transparencia y rendición de cuentas, lo que permite que los montos sean asignados de manera discrecional, aun cuando la legislación local obliga a presentar la resolución que determinó la comisión encargada de la repartición de los recursos.

La distribución en el estado debería estar basada en la legislación federal y local, sin embargo, la forma mediante la que se entregan los recursos dista mucho de lo que establece la normativa nacional y su correspondiente reglamento, ya que éstos cuentan con elementos que obligarían a transparentar los montos y la forma en la que se aprovechan los recursos públicos, con la evaluación del impacto y resultados planteados desde que se presentara la convocatoria. Ambos planteamientos contemplan elementos que la legislación local ya refiere pero que no ha implementado, como es el hecho de crear un padrón de organizaciones civiles que son partícipes de la entrega de los presupuestos anuales, así como lo contemplado en su reglamento federal, en torno al papel que juegan esquemas de evaluación como la Contraloría Social, y la obligación de que el dinero no se utilice con fines de gasto corriente para las organizaciones; mismos que ya han sido planteados nuevamente por legisladores locales, con fines de armonización.

Otro de los elementos que ha abonado en la discrecionalidad mediante la que se asignan dichos recursos, tiene que ver con la falta de transparencia y acceso a la resolución que año tras año se aprueba por parte de la comisión encargada, a pesar de que en el artículo de la ley local se establezca que: “El Gobierno del Estado, las dependencias y entidades a través de la Comisión emitirán a más tardar el 1 de diciembre de cada año, las convocatorias pertinentes como el mecanismo de fomento de las actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil, para la promoción de recursos o fondos públicos relacionados con el Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal siguiente en este tema.

“La Comisión emitirá a más tardar el 1 de febrero de cada año la resolución por la cual se determinará la asignación de recursos públicos a las Organizaciones de la Sociedad Civil para el logro y cumplimiento de los proyectos aceptados”.

En 2012 la normativa local ya era modificada pero, como se ha visto, no ha surtido los efectos esperados, ya que en su artículo 52 confirma que: “Anualmente la Comisión hará una evaluación de las organizaciones de la sociedad civil, brindando un reconocimiento público a las que estén cumpliendo cabalmente con su función y buscando la gestión de espacios en los medios de comunicación, para que se aprecie el esfuerzo de las Organizaciones de la Sociedad Civil y sus directores. Esta evaluación se basará en el informe anual que deberán rendir las Organizaciones de la Sociedad Civil sobre los logros alcanzados y las perspectivas que se tengan”.

Dichas consideraciones no se han percibido, y la falta de transparencia y rendición de cuentas sigue siendo un elemento pendiente. Además, también contempla sanciones en caso de que no se cumpla la legislación local.

Según el presupuesto de egresos para 2015, un total de 33 asociaciones civiles recibieron en conjunto una suma que ascendió a los 23 millones 135 mil pesos. Aunque la cifra representa apenas el 0.13 por ciento del presupuesto total para el estado, calculado en 17 mil 15 millones 488 mil pesos, el monto no es menor. Cada asociación promediaría un monto de 680 mil 441.17 pesos, pero dado que no existen especificaciones sobre la forma en la que se presentan las asignaciones, ni se encuentran publicadas la convocatorias correspondientes, tan sólo cinco de las 33 recibieron más del promedio.

Entre las citadas cinco organizaciones que concentran la mayor parte del presupuesto, se encuentran el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón, con 15 millones de pesos, que representan el 64.83 por ciento del total de los recursos destinados a organizaciones civiles, excluyendo fideicomisos y fondos; muy por debajo se encuentran otras organizaciones como la Cruz Roja Mexicana y la Ciudad de los Niños, que anualmente cuentan con dos millones de pesos provenientes de las finanzas estatales; así como el Hogar de la Niña, con 770 mil pesos; y la Asociación Salva a una Mujer, que cuenta con 650 mil pesos. En conjunto esas cinco concentran el 88.24 por ciento del presupuesto total.

El resto de 28 asociaciones civiles apenas reúne el 11.76 por ciento del total: la Casa Hogar Asociación, Creación y Vida, con 360 mil pesos; la Asociación Nacional de Pro-superación personal, con 240 mil pesos; Mujer Contemporánea, la Casa de Descanso para Ancianos Matilde Rubroy de Villanueva, el Asilo de Ancianos San José, el Asilo de Ancianos de Pabellón de Arteaga, Consejo Coordinador de Organismos de la Sociedad Civil, el Hogar del Niño María Auxiliadora, la Fundación Amigo para Siempre, y la Asociación de Migrantes Organizados, reciben 120 mil pesos anuales cada una; el Centro de Estudios de Estudios Diferenciados, Bifam Aguascalientes, la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística en Aguascalientes, Vifac Aguascalientes, y la Cambiando una Vida, reciben 116 mil pesos anuales; la Asociación Civil Juntos en el Camino de la Esperanza, cien mil pesos; mientras que De mi mano a tu mano, Voluntarias Vicentinas de Aguascalientes, y AACAFIQ, 60 mil pesos al año; la Casa Hogar Dulce Refugio, las Casas y Albergues de Rehabilitación Agua Viva, la Asociación CIDA, el Mesón del Buen Samaritano y AHBA, reciben 32 mil pesos; y quienes reciben la menor cantidad de recursos en el presupuesto son la Fundación Caballo Amigo, con 24 mil pesos al año, al igual que la Fundación Intervive; y la Asociación Farerso, con 15 mil pesos anuales.


Vídeo Recomendado


The Author

José Fermín Ruiz Esparza Muñoz

José Fermín Ruiz Esparza Muñoz

No Comment

¡Participa!