Opinión

Presupuesto Base Cero (parte dos) / Convergencias y diferencias

En la Secretaría de Hacienda ya se está diseñando el proyecto de Presupuesto Base Cero que será presentado, junto con el paquete presupuestal al Congreso de la Unión, en los próximos meses, y el cual, como su nombre lo indica, se pretende iniciar de cero, es decir, analizar cada uno de los rubros de gasto y justificar plenamente lo que se necesita.

Se trata, según la teoría nacida en los años 70 en las empresas estadounidenses, de evitar presupuestos inerciales.

Para decirlo de una manera más breve, es hacer un análisis epistemológico del presupuesto. Se refiere a una técnica que en algunos casos -porque hay que aceptarlo-, ha resultado beneficiosa. Sin embargo, también es una técnica de difícil aplicación y de resultados que pueden ser tema de discusión.

La inversión de trabajo que supone su aplicación es excesiva ya que, como lo menciono con anterioridad, es necesario que sean justificadas cada una de las acciones de egresos a realizar y eso, para ser efectivos, supone equipos de trabajo experimentados con muchas horas a su disposición para discutir, analizar y decidir; además de la suficiente información que les permita realizar satisfactoriamente su trabajo.

Pero sus debilidades no sólo están limitadas a la excesiva carga de trabajo burocrático, sino que además, requiere una planificación monumental para su consolidación. En su elaboración se requiere gran cantidad de tiempo y de papeleo, lo que supone un alto costo, derivado de los procesos de análisis, priorización, clasificación y aplicación.

Sin embargo, el verdadero problema de esta técnica radica en que se omite precisar qué tratamiento habrá que dárseles a algunos tópicos del gasto público, los cuales, en sentido estricto, no pueden replantearse bajo el criterio de la base cero pues en su conjunto tienen un impacto significativo en las finanzas públicas nacionales.

Por ejemplo, si el presupuesto actual depende mucho del presupuesto de años anteriores o es muy rígido -como sucede en el caso de las pensiones- el Presupuesto Base Cero es poco efectivo en la reducción del gasto.

En caso de que sea aprobado el recurso del Presupuesto Base Cero, la capacidad de los departamentos gestores de recursos se verá seriamente limitada, pues es muy probable que surjan incompatibilidades del sistema con los comportamientos de los administradores y de sus estilos de gasto, ya que como nos hemos podido dar cuenta a lo largo de este sexenio, la corrupción ha permeado en todos los ámbitos administrativos, además se ha detectado en la práctica de su aplicación la utilización de datos inútiles y ha generado en ocasiones la duplicidad de esfuerzos y acciones de gobierno.

Finalmente, la falta de credibilidad con que se encuentra este método presupuestario por parte de los encargados de su desarrollo, abona a la desconfianza que genera el proyecto presentado por el Ejecutivo federal.



En el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional estamos muy atentos ante este proyecto económico. Tengo la certeza de que mis compañeros legisladores en ambas cámaras, sabrán atender con objetividad el tema y, especialmente invito a mis compañeros representantes populares del estado a que revisen la iniciativa con frialdad y sepan blindar a la entidad ante los posibles errores y perjuicios para la sociedad.

 

*Coordinador del grupo parlamentario del PAN, senador de la República por Aguascalientes. Sus bases formativas son la Contaduría Pública y el Derecho, desde donde ha ejercido apasionadamente el servicio público, la política y la representación social como férreo militante de Acción Nacional.

The Author

Fernando Herrera

Fernando Herrera

No Comment

¡Participa!