Opinión

Terán y Contreras / Tlacuilo

 

Con la venia de nuestros amables lectores haremos un paréntesis en la serie Civismo electoral, para atender dos asuntos de actualidad. El primero se refiere a la nota titulada Solicitan al gobernador proclamar el 2016 como el año de Jesús F. Contreras, que apareció el día 21 del presente mes en la página 16 de nuestro diario La Jornada Aguascalientes. En ella se hace referencia a la solicitud respectiva enviada por el C. rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes al C. gobernador el domingo 12 del actual.

Lo que probablemente se hizo fue solicitar al C. gobernador ejercer su facultad constitucional para someter a consideración del Congreso del Estado la iniciativa correspondiente.

Celebramos que el C. rector de la UAA apoye la propuesta que con el propósito de conmemorar los 150 años del natalicio de Jesús F. Contreras presentó el año pasado al Congreso del Estado el maestro en arte Marco Antonio García Robles.

Ojalá el C. rector de la UAA manifestara, por lo menos, el mismo empeño en relación con la iniciativa que ya entregó formalmente la Comisión de Educación y Cultura al Pleno del Congreso del Estado en la sesión celebrada el viernes 19 de junio pasado, en la que se propuso declarar el 2016 año de Jesús Terán, para conmemorar también dignamente los 150 años de la muerte del inmarcesible aguascalentense a quien se ha calificado como el diplomático de la Reforma por el hecho de haber cumplido la misión confidencial que le encomendara el presidente Benito Juárez, en el sentido de desactivar la guerra de conquista emprendida por el emperador francés Napoleón III contra México, lo cual logró cabalmente develando a los gobiernos europeos y al propio pueblo y parlamento franceses las perversas maquinaciones de su monarca, al que le retiraron su apoyo. Y entre otras obras memorables, el 25 de enero de 1849 en su carácter de máxima autoridad fundó el Instituto Literario de Ciencias y Artes, fundamento original de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, razones por las cuales el C. rector está obligado a apoyarla también.

Los Amigos de Jesús Terán no vemos en ambas iniciativas incompatibilidad alguna. Por el contrario, las consideramos complementarias y armónicas, pues de hecho lo expresamos en la propuesta que le presentamos al C. diputado Salvador Dávila Montoya -presidente de la Comisión arriba mencionada- el día 13 de marzo del año en curso, en la que después de fundamentar los méritos de Terán, incluimos los dos párrafos que a continuación transcribo:

“Tenemos entendido que antes de esta propuesta, fue presentada otra similar para que se considerase la conveniencia de designar al 2016 como ‘Año de Jesús Contreras’, la cual nos merece todo el respeto y apoyo por tratarse de otro hombre insigne de nuestra tierra, en este caso en el terreno del arte.

“A ese respecto queremos expresar a usted que, en caso de no haber objeción, nos parecería adecuado conjugarlas si se resolviera dedicar el año a ambos personajes cuya muerte y nacimiento, respectivamente, se fundieron en el eslabón con que el año de 1866 se encargó de enlazar, simbólicamente, la grandeza de dos generaciones de aguascalentenses ilustres -ya sea por nacimiento o por adopción gracias a la amalgama humanística del Instituto de Ciencias- que elevaron a nuestra patria chica a niveles políticos, intelectuales y espirituales cuyo esplendor aún no hemos logrado asimilar: la de la Reforma y la del Nacionalismo Mexicano en el Arte.”

Como la iniciativa de referencia se encuentra en etapa de análisis en la Comisión de Gobernación del Congreso, aún se cuenta con la oportunidad de fundir ambas propuestas en una sola mediante la declaración 2016: año de Jesús Terán y Jesús Contreras.

En todo caso, cabe al C. gobernador actuar con la prudencia y sabiduría necesarias para evitar exclusiones tan innecesarias como inútiles.

 

– o 0 o –

 

Estado laico. En otro orden de cosas, es lamentable que sea el ciudadano y obispo de Aguascalientes quien, debiendo poner ejemplo de templanza, cordura y buen juicio a su grey, sea quien continuamente esté provocando escándalos mediáticos de índole política que en nada y a nadie favorecen y se coloque, incluso, en la insensata posición de ser procesado como delincuente.

Como ciudadano debería estudiar un poco nuestra historia y nuestra Constitución Política (artículos 3, 40, 55, 115 y 130 por lo menos) para enterarse de que a partir de 1857 existe en México la libertad de conciencia, razón por la que el dogma religioso causó baja como instrumento político del Estado; desde entonces la soberanía de la Nación recae en el pueblo.

Y como obispo le convendría leer -de vez en cuando- los evangelios, donde seguramente también le sorprenderá encontrarse con que Jesús de Nazareth predicaba amor, no odio; así como con su sabia expresión: “a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios.” (Mateo 22, 15-22) que concuerda con la política del Estado.

¿Y el Vaticano qué opina?

 

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!