Opinión

Acusada de histérica y víctima de acoso cimbra México / Piel curtida

Las mujeres son histéricas por reprimir el deseo sexual, decía Freud, pero si exponen su cuerpo o disfrutan del sexo son putas.

En los programas de televisión mexicana, como en otros países, son numerosas las ocasiones en que las mujeres consideradas atractivas son utilizadas como carne para atraer al público masculino, en especial en los de corte deportivo y de música grupera por su público meta; otras ocasiones se usan a mujeres consideradas como feas para burlarse de la poca exuberancia corporal y de ornamentos; y en muchas ocasiones son empleadas en juegos con tintes sexuales para entretener a la audiencia masculina. No bastarían años para enunciar cada uno de estos ejemplos de misoginia, pero el caso de Tania Reza, que fue acosada, tocada e insultada por “histérica” en un programa en vivo de Televisa Ciudad Juárez logró ser difundido por miles de personas y portales de Internet en México, Estados Unidos y España; lo cual impulsó el inicio de una investigación por parte de Conapred, Segob y la CNDH contra el conductor Enrique Tovar. El que este suceso se haya convertido en viral en medios sociales no es cosa de suerte, es una realidad y una muestra del cambio de consciencia que se está generando en el ámbito nacional e internacional, lo cual deberá ser de atención para las instituciones, las instancias legales y los propios medios de comunicación.

 

El caso

Durante la transmisión del programa ATM, Enrique Tovar conducía con su compañera, Tania Reza, echándole piropos, acosándola, teniendo acercamiento de cortejo, algo lamentablemente común durante las conducciones de programas de música grupera. En un momento, Tovar menciona que el collar de Reza es muy bello, pide que la cámara haga un close up y le toca un seno. Ante esto, la mujer se defiende, pidiendo pasar a un corto comercial u otra sección, “lo que sigue”… pero la transmisión continua. De nuevo, Enrique Tovar se le acerca de forma libidinosa para “tranquilizarla”. Tania Reza se quita el micrófono y se va molesta. Tovar dice: “anda un poquito hormonal”, “se le subieron las ubres”; lo cual fue una forma de patologizarla por histeria al no permitirse disfrutar del juego.

Después de que el suceso llegó hasta instancias como Conapred y a medios como El País de España, la cuenta de Televisa Ciudad Juárez en YouTube publicó un video donde aparecían los conductores diciendo que sólo se trataba de una broma que se salió de las manos, pues no esperaban la reacción que se presentó. A la par, la empresa emitía un comunicado en el que eran despedidos por actividades indebidas. Después de unas horas, Tania Reza publicó en su cuenta de Facebook que fue obligada a mentir para decir que fue una broma. Más tarde, Televisa emitió un nuevo comunicado en el que solicita a Tania Reza presentar su declaración, en Recursos Humanos -a lo interno-, para el castigo correspondiente si se trató de acoso sexual.

 

El porqué de su difusión como dinamita

Si bien, son muchos los casos en que las mujeres son utilizadas como la carnada para la audiencia masculina, al presentarlas en poca ropa, en ambientes eróticos y hasta jugando con su ropa interior, la problemática de Tania Reza se viralizó, se hizo noticia, por su reacción durante el programa en vivo, por indignarse, por poner un alto. Además, las reflexiones sobre la violencia de género son vigentes gracias al trabajo de feministas, la movilización de la sociedad civil organizada, las agendas posicionadas a través de organismos internacionales como la ONU, por lo que se ha logrado priorizar la consigna por el respeto y el reconocimiento de los derechos de las mujeres ante las circunstancias de desigualdad y violencia a las que se enfrentan. Aunado a ello, la mayoría de los usuarios de Internet, en especial de medios sociales como Twitter y Facebook, son jóvenes con acceso a estas tecnologías, con un cierto nivel educativo, muchos universitarios y universitarias. En síntesis, se presentaba el escenario ideal para que el acoso en el programa ATM y la actitud de indignación de Tania Reza fueran el detonante para un tema que presenta múltiples aristas que merecen ser atendidas para marcar pauta rumbo a nuevas prácticas de comunicación, legislaciones y acciones ciudadanas para abonar a una sociedad de respeto.

 

La discusión sobre responsabilidades

Cuando se conoció la versión de Televisa Ciudad Juárez y el video de “disculpas” de los conductores, se consideró que además de las responsabilidades de Enrique Tovar, Tania también se había prestado a juego con un tema delicado, el acoso sexual, al que según diversas estadísticas se enfrentan más del 45% de las trabajadoras. Sin embargo, la publicación posterior, desde la cuenta en Facebook de la conductora, ratificó el escenario al que se enfrentan las mujeres en México: las amenazas, el temor a las represalias y que sólo pocos casos son los denunciados.

Sin embargo, sea uno u otro el escenario, sin duda la responsabilidad recae en Enrique Tovar, a pesar de que haya sido una broma, el conductor debería haber evitado sus actitudes durante el programa. Si bien, reconocido acuerdos, el hombre y la mujer en cuestión pudieron forjar una relación en la que el coqueteo y tocamientos sean parte de códigos de amistad, el espacio laboral rompe con dichas excusas, en especial al considerarse que se trata de un medio de comunicación que debe evitar a toda costa apologías de la violencia.

Por otra parte, a Tania Reza se le ha acosado por ser una mujer exuberante, casi por tener la maldición de ser guapa, al punto de generarse el hashtag #TaniaRezaCalientaHombres; a lo cual se han enfrentado diferentes mujeres por “prestarse” a la cosificación, bailar y actuar de manera erótica. Pero en este dilema radica el respeto a las mujeres, una mujer puede exhibir su cuerpo y disfrutar de ello, reconociendo su autonomía, y en este mismo sentido se encuentra la resolución de responsabilidad en el caso de Tania Reza y Enrique Tovar: le dijo que no, pidió la interrupción de la transmisión de forma profesional, “a lo que sigue”, “vamos a lo que sigue”. Aunque una mujer guste de ser deseada y busque las miradas de pasión, nunca, por ningún motivo, se permite un acto que no permita, que atente contra su libertad sobre su cuerpo. Sin embargo, el problema es que de acuerdo a leyes sobre hostigamiento sexual, debe ser la víctima -hombre o mujer- quien levante la denuncia, “a petición de parte ofendida”, de acuerdo al artículo 259Bis del Código Penal Federal y el artículo 120 para Aguascalientes. Es por estos y otros elementos que el suceso de Tania Reza se convirtió en noticia, en una lucha por muchas mujeres y hombres que pugnan por un mundo de respeto e igualitario, con verdadera justicia. Sin embargo, también se debe considerar las circunstancias y experiencias de cada una de las personas, por lo que, se espera que Tania Reza denuncie el acto para hacer valer sus derechos, impulsar a más mujeres a denunciar; y, en caso de que todo haya sido una broma, asumir las responsabilidad por participar en un acto de apología de la violencia contra las mujeres.

 

[email protected]

Twitter: @m_acevez

 


Vídeo Recomendado


The Author

Juan Luis Montoya Acevez

Juan Luis Montoya Acevez

No Comment

¡Participa!