Opinión

Cocina Política Oscar, los varones y la dama

Desde esta cocina política, veo incrustados en la vida pública nacional de primer nivel, a pocos hidrocálidos: Lorena Martínez y Oscar López-Velarde Vega en la función pública. El polémico Jesús “Chucho” Ortega en la burocracia partidista y Fernando Herrera Ávila en cargo de representación política. Esto fue lo que comenté con usted, apreciable lector, estimada lectora, el martes 22 de septiembre pasado.

Con un cafecito espresso doble, cortado con crema batida (doppio con panna) en mano, tengo el gusto de comentarle que se incorpora -mejor dicho se reincorpora- al ámbito federal, el exgobernador de Aguascalientes 92-98, Otto Granados Roldán, como titular de la Subsecretaría de Planeación en la de Educación Pública.

Así las cosas, ya son cinco las estrellas hidrocálidas que brillan en el firmamento del poder central. Cuatro varones y una dama que, esperemos, dejen huella del talento heredado de nuestro amado terruño. Enterado y enterada que ha sido usted de las nuevas, sigamos cocinando.

De los cinco distinguidos; me he referido ya en más de una ocasión a Lorena Martínez –Mamá Lorena- y Fernando Herrera -Cuestión de Fhe- así que hoy, y puesto que estamos en la línea democrática de la “cancha pareja”, le propongo platiquemos un poco sobre otro orgullo hidrocálido: Oscar López Velarde Vega.

Oscar fue el primer secretario de Planeación y Desarrollo en el estado y el primer secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial del mismo.

Organizó en nuestro querido Agüitas el Día Mundial del Hábitat de la ONU en 2011 y un año más tarde el Encuentro Nacional sobre Ciudades del Futuro, con lo que nos puso en el escenario internacional donde él se desenvuelve, y en el que es un profesional sumamente respetado y hasta reconocido, llegando a recibir varios premios nacionales e internacionales en la materia de Desarrollo Urbano y Ordenamiento de los Asentamientos Humanos

Café de fiesta. La querida amiga Martha Juárez y esta cocino-política nos fuimos al café servido con variada conversación, en el comedor La Fonda del Hotel Fiesta Americana. Estábamos de suerte y en un “ajuste de tiempo” que hacía Oscar López Velarde, acompañado de Roberto Lamas en ese sitio, aprovechamos para que nos actualizara de su último encargo público.

Oscar nos informó que ya había dejado la Coordinación Regional Bajío Norte del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y que ahora ocupaba la Jefatura de la Unidad de Proyectos Especiales de la Dirección General de esa institución.

Martha y yo nos alegramos por el ascenso del coterráneo y amigo, por lo que nuestro café se puso de fiesta.

Fino trato, caballero. Cuando convivo con Oscar López Velarde me viene a la mente aquella canción del inolvidable Chabuca Granda “Fina Estampa”. Teniendo como base la calidez y el ánimo amigable, el trato de López Velarde es fino, educado, impecable.

Tiempo fue lo que faltó, en esa animada mañana en pleno corazón de las instalaciones de nuestra querida Feria de San Marcos, porque la conversación fue, como lo son con Oscar López Velarde, sobrada en información y brillante en la visión de futuro.

Caminamos por todos los senderos de la vida de un hombre que ha visto todo y ha vivido todo; inclusive la dolorosa y cercana muerte del amigo, jefe y líder Luis Donaldo Colosio.

Conversar con Oscar López Velarde es adentrarse en un mundo. Así en un mundo, por el ámbito en que él se maneja con tanta naturalidad que por momentos olvida que para sus escuchas: Martha, Tito Lamas y yo, los horizontes suelen ser más limitados. Lo mismo se refiere a Copenhague, que a Estambul, a Barcelona o Quito con una cotidianeidad que fascina. Luego… caballero como lo es, percibe que nos dejó un poco atrás y retorna, para incorporarnos a una tertulia relativa a la historia del crecimiento urbano en Aguascalientes con un nivel de descripción tan preciso que se vuelve inevitablemente didáctico: aún sin proponérselo Oscar es un Maestro (así, con mayúscula).

Sin fronteras. Se retiraron Oscar López Velarde y Roberto Lamas de Alba (de aquella entrañable Casa Lamas) a seguir en sus quehaceres. La amiga Martha Juárez y yo nos quedamos unos minutos más saboreando el grato momento. Recordamos también que a Oscar se le otorgó el máximo galardón en su materia: el Premio Mundial del Hábitat en 1997, que le otorgó la Organización de las Naciones Unidas, en la ciudad de Bonn, Alemania, lo que es algo así como el premio nobel del Desarrollo Urbano, y nos inundó un gran orgullo por tener un coterráneo tan destacado, y un amigo ciudadano del mundo tan dispuesto a compartirnos ese entorno, el suyo, en donde no hay fronteras.

Nos vemos en la próxima. Recuerde que en esta su cocina, no sólo se come. También se escribe, se lee y se conversa de todo, particularmente de política.

CODA ciudadano. Adopción (gratuita) de perros y gatos en Aguascalientes. Vet Inn. Enrique Olivares Santana #311; El Dorado, Aguascalientes, Ags. Tel. 175-88-82. Los animales se entregan esterilizados.

Fe de erratas. En este espacio, del pasado martes 29 de septiembre, me referí al ingeniero Gabriel Arellano Espinosa como Gabriel Arellano Rodríguez. Aclaración sea hecha.

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

No Comment

¡Participa!