EconomíaSociedad y Justicia

Comienza el debate de la mejora salarial con la homologación del salario mínimo

  • Aunque la homologación del salario mínimo no fue importante en pesos, es el parteaguas para debatir el tema
  • Sólo el 27% del PIB está destinado a los trabajadores, el 73% se queda en las empresas  

El representante del Partido del Trabajo en el Congreso local, Jesús Rangel de Lira, reconoció que la homologación del salario mínimo no representa un incremento importante, pues sólo fue 1.83 centavos, sin embargo es muestra clara de que por fin la autoridad aceptó debatir el tema salarial y en efecto se comenzará a trabajar en una mejora de la línea de bienestar social.

Al ser emanado del partido que por años ha tenido como bandera política el tema del salario, señaló que apenas el 27 por ciento del Producto Interno Bruto del país representa la suma de todos los salarios de los trabajadores mexicanos, mientras que el 73 por ciento  se lo quedan los empresarios y dueños del capital: “Lo más grave es que eso ha ido descendiendo cada año, crece el número de trabajadores y horas trabajadas pero disminuye el ingreso”, y por tanto el problema de la desigualdad de la distribución de los ingresos ha llevado al país a un empobrecimiento generalizado de la clase trabajadora.

Desde su perspectiva, esta homologación más que la diferencia en pesos será en el debate, debido a que constituye un salto en la discusión de los salarios ya que anteriormente las autoridades ni siquiera habían querido discutir los temas salariales con el argumento de que iban a descapitalizar a las empresas y generar inflación además de que no había recursos suficientes para pagar un mayor salario; destacó que las teorías económicas han evolucionado mucho en los últimos años, incluso la mayoría de las economías mundiales reconocen que ninguna economía puede crecer a nivel aceptable, como para generar empleo y bienestar social, si no se estimulan los mercados internos y el consumo dentro de los países con un mejor salario.

“Insisto, este incremento de las zonas salariales no es muy relevante en pesos pero sí es un paso gigantesco en la discusión, es más, aquí ya empezó la verdadera dinámica de análisis para mejorar los salarios”, que éstos sean dignos y que puedan proporcionar satisfacción a las familias. Según estudios de la UNAM y de organismos internacionales, se tendría que homologar el salario mínimo entre 80 y cien pesos para lograr este desarrollo y solucionar los conflictos socioeconómicos.

El planteamiento internacional es que el aumento sea gradual y no de un solo golpe, que se le fije un plazo de entre seis y ocho años para que se den esos incrementos anuales hasta llegar a la homologación general: “Es la mejor manera para no descapitalizar a las empleadores y crear un círculo virtuoso”.

El diputado explicó que si las empresas pagan bajos salarios, el gobierno tiene que asumir más gasto social; si el gobierno recorta el gasto social y las empresas siguen pagando bajos salarios la sociedad cae en una pobreza generalizada; a los trabajadores no les alcanza ni para sobrevivir: “Si seguimos con esos recortes federales y ningún incremento en los ingresos pues vamos a continuar con el problema sin fin”.

 

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!